Motor

Anfac pide una mejor fiscalidad y eficacia para evitar los riesgos en la automoción española

  • Griffiths reconoce que España no tiene un plan B
  • López-Tafall asegura que subir impuestos no puede ser la única solución
Wayne Griffiths, presidente de Anfac. Foto: Pablo Sanz

La patronal de los fabricantes de vehículos (Anfac) ha pedido una mejor fiscalidad para el automóvil, así como una eficacia en los planes de incentivo y rapidez con el objetivo de evitar los riesgos en el sector español.

Así lo ha reconocido hoy el director general de Anfac, José López-Tafall, en el segundo foro de la patronal, denominado 'Tú nos mueves'. En su opinión, "hay muchos países que desean ocupar nuestra posición. No tenemos que copiar a nadie, tenemos nuestras propias características".

El directivo ha reconocido que 2021 fue un año "muy malo" para el sector, ya que la demanda se contrajo un 32% en comparación con 2019, último ejercicio antes de la pandemia, al tiempo que la producción en las plantas españolas cayó un 7,5% en tasa interanual, lo que supuso equiparar los niveles de producción a los registrados en 2013, debido a la escasez de semiconductores, que afecta a toda la industria desde finales de 2020.

Para López-Tafall, "no somos capaces de identificar como país el modelo de movilidad que de movilidad que defendemos". No obstante, el directivo ha asegurado que no se trata ni por la falta de modelos ni por el nivel de renta per cápita.

Ahora bien, el director general de la patronal ha reconocido que la ausencia de infraestructura de recarga eléctrica, la falta de una mejor fiscalidad y la rapidez en la implantación de los planes de incentivo son capitales.

En lo relativo a la fiscalidad, López-Tafall ha reconocido que "no tenemos una fiscalidad que promueva la adopción del cambio de modelo". Asimismo, ha recordado las propuestas realizadas por el comité de expertos para la reforma laboral, los cuales defienden el incremento del impuesto de matriculación, son una "mala noticia", ya que "esa no es la solución fiscal para España". Por ello, el directivo ha explicado que es "necesario presentar medidas que favorezcan el cambio de modelo, ya que la vía de subir impuestos no puede ser la única solución".

Por otra parte, el directivo ha insistido en la necesidad de mejorar la eficacia de los programas de ayuda a la demanda, pues "la maraña de los distintos planes (en referencia a las distintas convocatorias de las comunidades autónomas) no ayuda al sector", ya que se necesita que "el cliente sepa cuándo va a cobrar el dinero".

Además, el director general de la patronal de fabricantes ha apuntado que "tenemos un riesgo si decidimos fijar objetivos para los cuales no tenemos recursos". Por ello, ha hecho hincapié en lo fundamental que es "dotar de recursos, rapidez y agilidad, porque si no los riesgos los podemos tener nosotros". Así, ha reconocido que el Gobierno comparte esta visión. No obstante, ha asegurado que "ni el Perte ni el Moves son un fin, sino una parada más en el camino".

Otro de los puntos tratados por López-Tafall ha sido el envejecimiento del parque, ya que "los números no sales para descarbonizar si nos olvidamos sobre lo que está sucediendo en el mercado". Así, "mientras empujamos para electrificar, el parque se está envejeciendo y el año pasado la edad media del parque se elevó cuatro meses, hasta los 13,5 años de media". Una situación que impedirá cumplir con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), ya que la reducción anual de las emisiones tendría que ser del 3,6%, pese a que el año pasado solo fue del 1%.

En cuanto a la incertidumbre sobre el modelo de movilidad de España, López-Tafall ha recordado que desde Anfac reivindican "un modelo de movilidad con coches, limpia, eficiente, con nuevos servicios de movilidad, pero con coches, con producción y con empleo y donde se respete el derecho individual siempre que se cumpla con unos parámetros de sostenibilidad".

Griffiths dice que la situación de la industria es "complicada"

El presidente de la patronal, Wayne Griffiths, por su parte ha apuntado que "la situación de la industria es complicada", al tiempo que ha asegurado que "nos enfrentamos al mayor reto en las últimas décadas", en referencia a la movilidad sostenible.

Asimismo, el directivo británico ha recordado que "España no puede perder su posición de liderazgo en el mundo del automóvil", ya que "la competitividad de España está en juego y no tenemos un plan B".

Griffiths también ha recordado que la transformación de la movilidad eléctrica es una "oportunidad para nuestros jóvenes", al tiempo que ha mostrado su compromiso al señalar que como presidente de Anfac siente una "gran responsabilidad" para las próximas generaciones.

Por todo ello, el presidente de Anfac ha apuntado que la industria "necesita una transformación, no solo una recuperación".

El presidente también ha demandado "acelerar el ritmo porque nos estamos quedando atrás con respecto a Europa. No es una cuestión de falta de oferta de vehículos. Los fabricantes están haciendo un esfuerzo para descarbonizar su oferta".

En relación a la publicación de la convocatoria del Perte VEC, Griffiths, quien ha participado antes que la ministra de Industria, ha pedido "asegurar que las ayudas llegan rápidamente a las empresas", ya que "nos jugamos mucho porque tenemos fuertes competidores en Europa para conseguir modelos del futuro para la fabricación en España".

Por último, Griffiths ha reconocido que "estamos en una situación de urgencia y hay que poner objetivos a corto y a medio plazo, tanto desde el sector privado como el público".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin