Bolsa, mercados y cotizaciones

Los mercados deben prepararse para un largo periodo de guerra de trincheras

  • Deutsche Bank: "La disputa comercial podría ser el comienzo de algo peor"
  • Pictet WM: "Las tensiones comerciales ya desencadenaron la volatilidad en 2018"
Foto de un carguero chino. Alamy

El año para los mercados estaba siendo muy positivo. Los bancos centrales habían calmado a los inversores deteniendo en seco las subidas de tipos (la Fed en EEUU) y anunciando una dosis extra de paciencia e incluso nuevos estímulos (las TLTRO en la Eurozona). Todo parece haber cambiado de un día para otro tras el fin de la tregua comercial entre EEUU y China. Los nuevos aranceles anunciados por Donald Trump, presidente de EEUU, y la respuesta de China han vuelto a causar un terremoto en la renta variable derribando soportes y dejando en el aire el devenir de las cotizaciones.

Las negociaciones entre EEUU y China podrían fructificar y acabar con el miedo de los inversores, "pero la probabilidad de que se materialice ese optimista escenario está perdiendo enteros con el paso de los días", aseguran los economista de Deutsche Bank.

"Hay signos crecientes de que la disputa comercial podría ser el comienzo de algo peor", alertan los expertos de inversión del banco alemán. Si no se alcanza un acuerdo rápido en las próximas semanas, "los mercados tendrán que prepararse para un periodo prologando de guerra de trincheras. Una lista larga de empresas de EEUU podrían encontrarse en primera línea de fuego".

Europa y Japón sufrirán

Thomas Costerg y Dong Chen, economistas de Pictet WM, creen también que riesgo de que ocurra un "incidente ha aumentado... en cualquier caso las tensiones comerciales ya desencadenaron aumento de volatilidad en marzo 2018. Pueden deteriorar el sentimiento, pero parece improbable que el índice VIX vuelva a máximos de entonces. El mercado de valores de EEUU puede hacer frente a aranceles adicionales. Sin embargo, los mercados europeos y japoneses, más expuestos a activos de emergentes, pueden sufrir más".

Se ha podido ver que cuando China pierde ritmo, Europa y Japón sufren. Si la guerra comercial se intensifica y el crecimiento de China se resiente más de lo esperado, los países de Europa cuyas economías están más orientadas al exterior podrían sufrir un mayor deterioro.

Estos expertos explican que El caso es que "Trump, dependiendo del estado del mercado de valores, al que ha ligado su credibilidad, puede activar y suavizar la retórica comercial".

Trump es probablemente el presidente de un país más 'obsesionado' con la bolsa, son varias las ocasiones en las que el mandatario ha presumido de los nuevos récords de los grandes índices de Wall Street: "De hecho pensamos que puede encontrar un acuerdo comercial en algún momento las próximas semanas, aunque esperamos baches. Además el acuerdo está destinado a ser frágil, con gran cantidad de temas profundamente arraigados sin resolver".

Como señalan los economistas de Deutsche Bank, "los primeros disparos se realizan con la esperanza de lograr victorias rápidas. Pero antes de que se dé uno cuenta, ambos lados estarán atrapados en las trincheras, sin una salida obvia y políticamente viable".

"Ese punto, nos tememos, que podría estar acercándose rápidamente. En los próximos días y semanas estaremos atentos a las señales... mientras preparamos los planes de contingencia por si acaso. Mientras tanto, simplemente señalaríamos que los riesgos a la baja para las acciones de EEUU superan, por ahora, el potencial al alza", sentencian los expertos de Deutsche Bank.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.