Bolsa, mercados y cotizaciones

Los gestores se toman en serio la guerra comercial y se lanzan a proteger sus carteras

  • Bank of America: el 34% protege su cartera, un porcentaje histórico
  • El número de gestores que han realizado coberturas alcanza su mayor nivel
  • El 9% de los profesionales sobrepondera la bolsa europea frente al 2% que lo hace en EEUU
La liquidez gana peso en las carteras de fondos
Madrid.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China va camino de convertirse en el cuento de Pedro y el lobo. A pesar de ser uno de los miedos recurrentes de los inversores desde hace más de un año, cuando se produce una nueva vuelta de tuerca en las negociaciones que perturba la supuesta calma, el mercado entra en modo pánico, como si no contemplara totalmente que los enfrentamientos entre las dos potencias pudieran ir a más y emperorar la situación.

El 34% de los gestores ha cubierto sus carteras para prevenir las caídas de los mercados y ante el riesgo de no tener las carteras posicionadas para una eventual falta de acuerdo entre Estados Unidos y China.

Es la conclusión que se puede extraer de la última encuesta de Bank Of America Merrill Lynch, en la que el número de gestores que han realizado coberturas ha alcanzado su mayor nivel de toda la serie histórica.En concreto, el 34% de los gestores han protegido sus inversiones para los próximos tres meses ante una fuerte caída de los mercados.

Un porcentaje que probablemente haya aumentado en la última semana, ya que la encuesta se realizó entre el 3 y el 9 de mayo, justo los días en que Donald Trump advirtió de que subiría los aranceles al gigante asiático hasta el 25% si no se llegaba a un acuerdo y luego les acusara de querer romper el pacto, antes de que las delegaciones de los dos países se reunieran en Washington el vienes pasado. Pero todavía no se conocían las represalias del gigante chino.

Estas coberturas se producen, como subrayan en la firma, porque los gestores no tienen las carteras preparadas ante la eventualidad de que no se produzca un acuerdo  entre las dos potencias, con compañías tecnológicas y mercados emergentes ocupando las principales posiciones en la asignación de activos. Y eso a pesar de que la guerra comercial figura como una de las mayores preocupaciones de los gestores desde hace más de un año.

La liquidez gana peso en las carteras

Este incremento del nerviosismo de los gestores de BofA Merrill Lynch se ha traducido también en una mayor apuesta por la liquidez para sortear la tormenta de los mercados, de forma que el porcentaje de gestores que ahora la sobreponderan en sus carteras ha pasado del 26% de la encuesta de abril al 33% de este mes.

La inquietud, además, ha provocado una pequeña rebaja en el porcentaje de gestores que sobreponderan la renta variable, que ha bajado hasta el 11%, seis puntos porcentuales menos que en la anterior encuesta, mientras que el porcentaje de gestores que infraponderan la renta fija ha alcanzado su punto más alto de los últimos siete años, al situarse en el 34% en la encuesta de mayo.

Mercados emergentes

Dentro de la renta variable, los mercados emergentes siguen constituyendo la opción preferida mayoritariamente, en concreto para el 34% de los gestores de BofA Merrill Lynch, un porcentaje que se mantiene inalterable. De ahí la preocupación ante la escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que tendría una amplia repercusión en estos países. 

Respecto a las otras zonas geográficas, Estados Unidos sigue teniendo poco peso en las carteras, ya que solo el 2% de los gestores la sobreponderan –dos puntos porcentuales menos que en la encuesta de abril–, mientras que Europa ha ganado atractivo, al pasar a estar un 9% sobreponderada, después de un tiempo en que se encontraba en zona neutral.

Por sectores, la tecnología sigue siendo el caladero favorito de los gestores del banco norteamericano, cuyo porcentaje de los que responden en la encuesta que la sobreponderan en sus carteras ha pasado del 28% al 34% en la encuesta de mayo.

¿Sabes en qué invierte tu fondo?:

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
miguelrm.tabladilla
A Favor
En Contra

La guerra comercial entre EEUU y China inicia una espiral de imprevisibles consecuencias. Ambos países tienen economías muy dependientes entre ellas, y, a la vista de ello, iniciado el juego, la suma cero es imposible. Van a perder los dos, y la onda expansiva va a llegar hasta Guinea Conakry, lo menos.

Puntuación 3
#1