Bolsa, mercados y cotizaciones

Las 'blue chips' del Ibex ofrecen una rentabilidad por sus dividendos del 5%

  • Miuras de 2019: Iberdrola, Inditex y Repsol con la mejor recomendación

No hay mayor arquetipo que vincular la silueta negra de un toro bravo con la imagen de España. Pero después de un 2018 con las mayores pérdidas para el Ibex desde 2011 –cede, a cierre del viernes, un 14,8%–, el inversor nacional necesita encontrar los miuras que sean capaces de cornear un 2019 que se intuye también complicado, como el año que queda atrás, y muy volátil.

A falta de cuatro sesiones para cerrar 2018, el selectivo ha aumentado las pérdidas considerablemente en la última semana, marcando nuevos mínimos anuales –en niveles de 2011–, sobre los 8.550 puntos.

En un contexto difícil para los inversores, los expertos coinciden en que el verdadero potencial estará entre EEUU y Europa y España deberá conformarse con un recorrido alcista bastante más reducido. Más aún si se tienen en cuenta "las tres citas electorales" previstas en nuestro país el próximo año, apunta AndBank. El consenso de mercado recogido por Bloomberg sitúa el precio objetivo para el Ibex a doce meses vista sobre los 10.400 enteros, lo que, a niveles actuales, arroja un potencial del 22,5%.

Hay quien va en esta misma línea, como los expertos de Renta 4, que sitúan incluso 200 puntos más allá el potencial para el índice, aunque son, sin duda, mayoría quienes estiman subidas de entre el 8 y 9% para el mercado en 2019, lo que le haría incapaz siquiera de recuperar lo perdido este año. Éste es el caso de Bankinter, que habla de los 9.200 enteros del Ibex; BBVA estima un potencial máximo del 9%; mientras que AndBank eleva hasta el 13% este recorrido, con objetivo en 9.600.

En todo caso, las abruptas caídas que ha protagonizado el Ibex este año han hecho aflorar una rentabilidad por dividendo del 4,4% y le ha devuelto el atractivo por cotizar al multiplicador de beneficios más bajo desde 2012, con un PER inferior a las 11 veces de cara a 2019. Las blue chips del índice ofrecen, todavía, una rentabilidad superior. En su caso, el mercado estima un retorno por sus pagos del 5% el próximo ejercicio, y de ellas, tan sólo Inditex es quien baja la media, al estar por debajo del 5%, como sí se sitúan las demás.

El pago de la textil gallega rentará un 3,6% el próximo año; frente al 6,5% que ofrece Repsol, el más alto de ellos. Y el inversor que decida entrar en los valores más capitalizados del Ibex lo hará, además, pagando un PER inferior. Si se excluye del cálculo a Amadeus e Inditex, históricamente con multiplicadores de beneficio más elevados, el PER medio de las grandes cotizadas de la bolsa española previsto para 2019 es de 10,4 veces.

"En bolsa todo tiene su precio y es más importante ver si las cosas están caras o baratas más que buenas o malas", aseguran desde Banco Sabadell que creen que los multiplicadores actuales son más atractivos "tras las fuertes caídas" vistas este año.

Los 'miuras' del Ibex en 2019

De las ocho blue chips de la bolsa española tres de ellas cuentan con recomendación de compra, Iberdrola, Inditex y Repsol. Los dos bancos, Santander y BBVA, junto a Telefónica, presentan un consejo de mantener, mientas que Amadeus y Naturgy son una venta para el consenso de analistas. La utility presidida por Ignacio Sánchez Galán se encuentra en un momento dulce de mercado. Ha vuelto al índice Eco10, por lo que gusta a los analistas, y es el cuarto título más alcista del Ibex en el año, con ganancias del 8,6% y su acción cotiza por encima de los 7 euros, algo que no se veía desde junio del año pasado.

Los inversores han encontrado en Iberdrola un refugio por su perfil conservador y una rentabilidad por dividendo –del 5,1% en 2019– muy atractiva. Eso sí, su potencial alcista es el más moderado de todas ellas –junto con Naturgy cuyo precio objetivo está por debajo del nivel al que cotiza hoy–, con un 5,2%.

"Cuenta con un sólido modelo de negocio pues genera la mayor parte del beneficio en negocios regulados y en países con alto rating y tiene una importante solidez financiera –con un endeudamiento sobre ebitda estimado por debajo de las 4 veces para los próximos años–", argumentan desde Bankinter.

Según el mercado, Iberdrola está siendo conservadora en sus previsiones contempladas en el plan estratégico que tiene en vigor hasta 2022, entre otros, por la buena marcha de su negocio allende nuestras fronteras.

Con un 26% del ebitda en renovables –el objetivo es alcanzar el 27 en tres años–; Avangrid, su filial en EEUU, ya aporta el 21%; el Reino Unido, el 17, y Brasil, un 13%. El mercado estima un beneficio de 3.370 millones en 2020, un 12% más que este año y un 3% más que sus propias estimaciones. Inditex cuenta, por su parte, con la segunda mejor recomendación de compra de entre los ocho grandes, aunque su situación es distinta. La corrección del 21% que protagoniza en el año le ha llevado a cotizar al PER más bajo desde 2012.

A la crisis que sufre el sector textil, con márgenes de beneficio cada vez más apretados, se ha unido el hecho de que Inditex finalmente reconoció, tras meses de rumores, que el crecimiento de sus ventas se moderará al entorno del 5% por la sencilla razón de que ha entrado en una etapa más madura como compañía.

"2018 será el sexto año consecutivo en la caída de sus márgenes ebit", estiman los expertos de Credit Suisse, cuando caerán por primera vez en su historia del 17%. Aun así, la mayor firma textil del mundo obtendrá un beneficio de 4.190 millones en 2020, con un aumento del 19% en dos años, pese a que superará la barrera de los 4.000 se esperaba para 2019.

Aun así, la acción cotiza con una prima del 11% respecto a las mayores firmas de lujo a nivel mundial, que cuentan con márgenes muy superiores. Repsol, el tercer miura de la manada, tiene por delante el mayor crecimiento de beneficios de las grandes. Se estima que sus ganancias aumentarán un 32% hasta 2020, cuando alcanzarán los 3.220 millones de euros, volviendo a niveles no vistos desde 2010.

De hecho esta cifra está unos 100 millones por encima de lo que prevé la propia compañía, considerando un petróleo a 50 dólares de cara a su plan estratégico a 2020. La petrolera ha pasado página desde la corrección que vivió en plena debacle de las materias primas en 2016, y pierde un 2,8% en el año frente a la caída del 20% del crudo Brent, ayer sobre los 53 dólares por barril, aunque los expertos creen que su precio objetivo está un 24% por encima de los 14 euros actuales.

Y, además, sigue cotizando muy barata respecto al Ibex, en línea con su sector. Con un PER de 8 veces, Repsol presenta un descuento del 27% sobre la media del selectivo prevista para 2019. Entre sus compromisos a 2020, la firma cumplirá, según Renta 4, holgadamente con no superar una inversión (capex) de 4.000 millones al año, "totalmente comprometida con la disciplina del capital".

Su ratio de endeudamiento se mantendrá en las 0,8 veces los próximos años y, además, elevará hasta el euro por acción su pago.

Los toros 'mansos'

Banco Santander y BBVA son las dos blue chips con mayor potencial alcista para 2019, por encima del 30%. Lógicamente, vienen de un año complicado ante el retraso de las expectativas de subida de tipos en la eurozona que les daría el oxígeno que necesitan.

Ambos cotizan con un descuento medio del 34% sobre el PER del Ibex, y un valor en libros en 0,6 veces, después de perder en bolsa un 35% BBVA y otro 28% Santander en 2018. ¿Será 2019 el año en el que el mercado refleje todo su valor? "Despertarán algo más tarde, pero no hay que olvidar que el tiempo corre a su favor", afirma Rafael Alonso, de Bankinter. Estima que 2020 cerrará con el precio del dinero en 0,4 puntos. Junto con las dos financieras figura Telefónica, que también ostenta un consejo de mantener.

La compañía capitaneada por José María Álvarez-Pallete se ha desmarcado de su sector en Europa en el último trimestre gracias a que el mercado ha puesto en valor los últimos resultados por la teleco. A pesar de que cae en el año un 7,6%, la acción sube un 8% en el último trimestre frente al 1% del sectorial europeo. El mercado está a la espera de que Telefónica anuncie también desinversiones en Centroamérica para reducir su elevada deuda –se prevé en 2,9 veces el ebitda en 2019–, además de la interminable venta de su filial británica O2 en el Reino Unido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

quimete74
A Favor
En Contra

Sí mucha rentabilidad ya...

El que la bolsa vaya para abajo, que el dividendo se reste del valor de la acción y encima te descuenten el irpf, la verdad a día de hoy es perder dinero mientras las acciones no se recuperen

Puntuación 3
#1
nicaso
A Favor
En Contra

Nada todas alegrías Las rentabilidades muy atractivas pero con pérdidada de valor de la acción que sabe Dios a donde llegarán. El próximo año los gurúa y adivinos nos contarán la película otra vez.

Como ahorrador la verdad es que el año fue malo y el próximo tampoco se vislumbra muy positivo porque la economía está en la UVI. El endeudamiento de personas, entidades y estado está por la nubes y nadie se atreve a subir los tipos porque mandarían a la quiebra a muchos. El precio del dinero no se puede mantener a precios históricamente bajos porque se incentiva el gasto sobre el ahorro y se tiende a endeudarse más. En fin, la crisis va para rato y aú no hemos llegado al punto de inflexión.

Feliz año a todos.

Puntuación 0
#2