Bolsa, mercados y cotizaciones

La tecnología europea sube un 20% en el año y ya dobla a la bolsa del Viejo Continente

  • Los expertos extienden su recorrido otro 9,5% hasta marcar nuevos máximos históricos
  • Los beneficios por acción del sector pasarán de los 39 en 2024 a los 48 euros en dos años
Un semiconductor fabricado en Europa. Dreamstime

No solo la tecnología estadounidense lidera las alzas en el año en Wall Street, sino que la europea también se coloca como el sector más alcista de la bolsa en lo que va de 2024. El sector del Viejo Continente que se dedica a la fabricación de semiconductores y desarrolla sistemas informáticos avanza en el año un 20%. Es decir, no solo es el sector que mejor evoluciona desde el primero de enero sino que también dobla al conjunto de la bolsa europea.

El índice Stoxx 600, compuesto por 600 compañías de renombre y envergadura del continente europeo, avanza en 2024 un 8,5%. Y durante buena parte del primer semestre del año este impulso estuvo liderado por el sector financiero, uno de los grandes músculos del parqué del Viejo Continente. Sin embargo, en las últimas semanas los bancos quedaron por detrás de grandes valores ligados a la tecnología y a la inteligencia artificial (IA) made in Europe.

Así, frente al 20% que sube el grupo de las tech del Stoxx 600 en 2024, el sector bancario avanza alrededor de un 19%, el grupo de medios de comunicación y teleoperadoras un 15% y el conjunto de las compañías ligadas a la salud casi un 13%. Y están lejos de los cinco grupos del índice paneuropeo que se sitúan en negativo en el año.

Los inversores se han guiado hasta la fecha por el boom de los buenos resultados de las compañías tecnológicas y la expectativa de que la IA será indispensable en la economía del presente y futuro. Y todo ello en un entorno en el que se han rebajado las expectativas de un drástico recorte de tipos de interés en la eurozona. De hecho, que la banca europea o las aseguradoras hayan estado al frente de las subidas en el Stoxx 600 responde al atractivo que vieron los inversores en estas compañías en un entorno de tipos de interés altos.

Esto comenzó a cambiar con el primer ajuste a la baja del Banco Central Europeo del pasado 6 de junio. "El retraso en la bajada de tipos ha impulsado a sectores como el bancario o asegurador. Ahora ganan los buenos resultados en tecnología, retail y media mientras la industria pesada, las químicas y el sector automovilístico se han visto lastrados", según el director de análisis de GVC Gaesco, Víctor Peiro.

Además, las previsiones macroeconómicas apuntan a una evolución de la economía europea y de los resultados empresariales para la segunda mitad del año mejores de lo que se esperaba a comienzos del 2024, según la evolución del beneficio por acción del Stoxx 600 que recoge Bloomberg del consenso del mercado. Y lo esperado para años siguientes crece aún más, ya que se espera un beneficio por acción de 48 euros por acción frente a los 39 que se esperan al cierre del 2024.

Ahora, el Stoxx 600 tecnológico se sitúa por encima de los 910 puntos, lo que implica rozar el máximo histórico marcado a mediados de julio del año pasado en los 914 puntos. Además, las firmas de análisis extienden el actual rally tecnológico europeo otro 9,5% hasta los casi 1.000 puntos que proyecta el consenso de mercado de precio objetivo. En comparación, el índice al completo tiene un margen de mejora del 12%, hasta los 480 puntos.

Precisamente es la tecnología uno de los grandes alicientes que ven los analistas para mantener el ritmo actual del parqué del Viejo Continente, marcado por la incertidumbre de la geopolítica y los recientes procesos electorales en Francia y en el Reino Unido. Según una encuesta realizada por Bank of America entre sus clientes, el atractivo para invertir en bolsa europea se ha limitado en las últimas semanas ahora que los valores tecnológicos han ajustado sus valoraciones y sus cotizaciones. "Quizá un recorte de la Fed más pronunciado disminuya las primas por comprar tecnología ligada a la IA", rezan en el informe del banco de inversión.

Por valores, son ASM y ASML las claras ganadoras sobre el parqué del grupo tech en lo que va de 2024, con alzas del 54% y del 46%, respectivamente. Aunque la desarrolladora de software suiza Comet y la alemana SAP también tiran del conjunto con subidas alrededor del 40%. Las cuatro cuentan con una recomendación de compra, según las firmas de análisis que recoge FactSet y en base al criterio de recomendación de clasificación de elEconomista.es (comprar, mantener o vender). Si bien, solo ASML ofrece potencial a precios actuales.

De los 20 sectores en los que se dividen los 600 valores dentro del índice paneuropeo, 15 se sitúan en positivo. Estos son el sector ligado a los viajes, el de las químicas, las inmobiliarias, el sector consumo y las 'utilities' europeas, por orden de menor a mayor caída. Así, los tres últimos retroceden más de un 2,5% en lo que va de año. No obstante, estas caídas se concentran en un puñado de valores que lastran al conjunto.

Por el lado de la energéticas del Viejo Continente destacan las caídas de Uniper, EDP y Pennon, que caen más de un 20%. El sector del 'real estate' europeo aún se ve afectado por un entorno de altos costes de financiación y su elevada deuda, que rebajó sus 'ratings de calificación' y dificultó tanto su capacidad de refinanciación como su evolución en los mercados. De hecho, pocas compañías suben en 2024 entre las que se incluye Merlin Properties (5,3% desde el primero de enero). Por la parte del consumo discrecional influye la ponderación de cada valor dentro del grupo más que la propia evolución del sector en base a la situación del ciclo económico. Si bien la mitad del Stoxx 600 de consumo discrecional sube en el año, la caída de grandes capitalizadas como Diageo arrastran al conjunto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud