Bolsa, mercados y cotizaciones

Europa busca alejarse de soportes en una semana de resultados corporativos

Bolsa de Madrid
Madridicon-related

El inicio de la semana en las bolsas europeas apunta al verde después de la tercera semana consecutiva de caídas en el Viejo Continente que ha traído de nuevo las dudas a los inversores. En los próximos días, además de la presentación de resultados del primer trimestre, la bolsa estará marcada por los datos macro que vayan publicándose para calibrar si la próxima reunión del BCE será, o no, el inicio de las bajadas de tipos en Europa.

Desde el punto de vista técnico, "los máximos que marcó la principal referencia europea en los 5.121 puntos han sido un techo temporal en los ascensos de corto/medio plazo y el punto de origen de una consolidación que podría servir para desandar parte de las últimas subidas", explica Joan Cabrero, asesor de Ecotrader. "Después de una subida de diez semanas me parece insuficiente una consolidación de apenas tres y es por ello que no tengo ninguna prisa por volver a recomendarles comprar bolsa, para lo cual espero que bien haya una consolidación más amplia en tiempo o profunda", agrega el experto.

"A corto plazo el EuroStoxx 50 ha alcanzado la directriz alcista que discurre por la zona de los 4.857 puntos y desde ahí podría tratar de formar un rebote, pero si pierde ese soporte aumentaría el riesgo de que la corrección sea más profunda y en tal caso no descarten ver caídas hacia los 4.700 puntos", concluye.

Tensión en Oriente Medio

En los últimos días se ha reavivado la tensión en Oriente Medio con la entrada en el conflicto de Irán y las respuestas de Israel, algo que en los mercado se ha dejado notar no solo en las caídas de las bolsas si no también en otros activos como es el caso del petróleo, que tras una fuerte subida, los precios han vuelto a caer hasta mínimos de hace un mes, en la zona de los 86 dólares por barril de Brent.

Pero no solo el petróleo ha cotizado esta situación de tensión ya que en los últimos días los inversores han tomado posiciones en activos denominados refugio como la deuda soberana estadounidense, el dólar y, sobre todo, el oro, que llegó, cuya onza llegó a intercambiarse la semana pasada por 2.400 dólares, el nivel más alto de su historia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud