Bolsa, mercados y cotizaciones

Puig buscará más de 2.500 millones con la salida a bolsa

  • Colocará acciones de 'clase B' con menos derechos y la familia fundadora mantendrá la mayoría
  • Hará una ampliación de capital y la saga venderá parte de sus títulos
  • Trabaja con la previsión de debutar en mayo
Puig saldrá a bolsa. EE
Barcelonaicon-related

Tras meses sobre la mesa, Puig hace oficial su intención de salir a bolsa. El grupo de perfumería catalán ha hecho pública este lunes su voluntad de saltar al mercado con el objetivo de captar más de 2.500 millones de euros, que le permitan refinanciar parte de la deuda contraída en los últimos años y financiar nuevas adquisiciones. La familia fundadora asegura que mantendrá la mayoría en el capital y, al estructurar la operación con acciones de clase B -con menos derechos-, se garantiza también el control de los derechos de voto.

Según explica la compañía en un comunicado, las acciones cotizarán en las bolsas de Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia, como avanzó elEconomista.es. Se espera que el debut se produzca el próximo 3 de mayo, según confirman a este diario fuentes cercanas a la operación.

La organización se estructurará en dos tramos. La sociedad realizará una ampliación de capital de 1.250 millones de euros y la familia Puig, a través de Exea -el holding a través del que controla la empresa- colocará más de 1.250 millones -no concreta la cifra- de sus participaciones. En total, más de 2.500 millones de euros. Esta sería la mayor captación de dinero en una salida a bolsa desde que Aena saltó al parqué en 2015, superando otros debuts como el de Acciona Energía (que captó más de 1.500 millones) y el de Cellnex (que atrajo más de 2.000 millones, sin llegar a los 2.500 millones).

Sí se espera que sea pronto y sirva para desencallar la sequía de operaciones tras la renuncia de Astara a salir al mercado. "Creemos que el equilibrio de ser una compañía familiar que al mismo tiempo está sujeta a la responsabilidad del mercado nos permitirá competir mejor en el mercado internacional de la belleza durante la próxima fase de desarrollo de Puig", sostiene Marc Puig, presidente ejecutivo de la futura cotizada.

La fórmula escogida es la de sacar al mercado acciones de clase B, que conferirán un voto, mientras que la saga catalana se quedará con los títulos de clase A, que otorgan cinco votos. Creemos firmemente que crear marcas 'premium' exige pensar a largo plazo, y tener una familia en el núcleo de una compañía fomenta este enfoque, porque las familias tienden a preocuparse en igual medida por el horizonte temporal de la próxima generación como por el próximo trimestre", justifica el dirigente.

Además de las acciones a disposición de los inversores, Puig también emitirá participaciones de clase B reservadas para los fundadores de Byredo y Charlotte Tilbury, dos empresas adquiridas en los últimos años, como compromiso por los paquetes minoritarios que todavía poseían en las filiales. No formarán parte de la oferta y se suscribirán al final de la colocación al mismo precio.

La compañía destinará los 1.250 millones de euros a refinanciar precisamente la deuda adquirida con ambas operaciones. También le dotará de músculo para financiar nuevas compras y, evidentemente, dará liquidez a la familia fundadora.

Cuánto valdría en bolsa

Como norma general, la ley precisa sacar al menos el 25% del capital a bolsa. Aunque en el Real Decreto ley 814/2023 8 de noviembre se explica que se podrá sacar un porcentaje menor "si el mercado puede operar adecuadamente con un él debido al gran número de acciones de la misma clase y a su grado de distribución entre el público".

Teniendo en cuenta que la familia Puig quiere seguir manteniendo el control de la compañía y suponiendo que la empresa se atendrá a la norma general, la horquilla del capital que se pondría a disposición de los inversores estaría entre el 25-49%. Cogiendo la parte baja de este rango y suponiendo que esos 2.500 millones son ese 25%, la valoración de Puig en bolsa podría alcanzar los 10.000 millones de euros. Este valor de mercado sería superior o inferior dependiendo de dónde se establezca finalmente el porcentaje. Por poner un ejemplo, si estos 2.500 millones representasen un 30% del capital, el valor de mercado de rondaría los 8.300 millones de euros. Si fuesen el 20%, en cambio, ascendería a 12.500 millones de euros.

Aunque con grandes marcas de lujo entre su portfolio, como Carolina Herrera, la compañía catalana busca clasificarse dentro del sector premium beauty, un sectorial que se inaugurará en el mercado español con su salto a bolsa, donde no contará con competidoras.

En Europa, sin embargo, sus principales comparables serán gigantes del lujo como LVMH (es una de las empresas más grandes del continente por capitalización), Hermès, Kering, Swatch, Burberry o L'Oréal. Por el momento, el sector vive una de cal y otra de arena y mientras Hermès y LVMH registran ganancias en bolsa, el resto sufren retrocesos en el ejercicio, especialmente afectadas por la debilidad que muestra aún la economía china (su principal consumidor). A todo ello se añade, además, el difícil estreno bursátil que vivió Douglas y que enfrío las potenciales salidas al parqué.

Con este escenario, sus principales comparables están cotizando de media a un ev/ebitda (valor de la empresa entre el beneficio bruto) de 14,7 veces en 2024 (10,9 veces si se excluye a Hermès de esta cuenta, dado su elevado múltiplo). Teniendo en cuenta las buenas cifras que Puig presentó en sus resultados correspondientes al ejercicio de 2023 (ebitda de 849 millones de euros, un 33% más que en 2022) y una capitalización de 10.000 millones, la compañía cotizaría más o menos en línea con el sector, a un ev/ebitda de 13,2 veces.

Dado que la compañía no solo realizará una OPV (Oferta Pública de Venta), sino además una OPS (Oferta Pública de Suscripción) por valor de 1.250 millones de euros (con la que conseguirá borrar toda su deuda actual, de 1.196 millones de euros en 2023), la capitalización de la compañía se quedaría en el entorno de los 8.750 millones de euros. Este valor de mercado estaría más en línea con el estimado por este periódico a raíz de los multiplicadores del sector que, realizando el cálculo sin Hermès (ev/ebitda de 10,9 veces), rondaría los 8.060 millones de euros.

Además, con esta capitalización, Puig podría colocarse entre las mayores capitalizadas de la bolsa española. En concreto, se situaría la 16 del Ibex 35 por valor de mercado, superando el de compañías como IAG o Redeia y muy cerca del de otras como ACS.

Puig salta al mercado tras resultados récord

La colocación llega tras unos nuevos resultados récord para la organización con un alza del 19% de la facturación hasta 4.304 millones de euros de ventas netas, y un beneficio de 465 millones, un 16% más que en 2022.

Con crecimiento a doble dígito en todas sus áreas de actividad (fragancias y moda, maquillaje y dermocosmética), el ebitda avanzó un 33% hasta los 849 millones en 2023, lo que representa un margen de ebitda del 20%, y la deuda financiera neta se situó en 1.196 millones, magnitud similar a la del ejercicio precedente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud