Bolsa, mercados y cotizaciones

El bono estadounidense no decae ante una Fed sin prisa por bajar los tipos

La Fed no tiene prisa por subir tipos. Foto: Archivo.
Madridicon-related

El temor a precipitarse está muy presente entre algunos miembros de la Reserva Federal estadounidense (Fed). Intentan reiteradamente contener las expectativas del mercado. Aunque el banco central de Estados Unidos mantuvo en la reunión de la semana anterior sus proyecciones de realizar tres recortes de los tipos de interés este año, algunos funcionarios se han mostrado reticentes a ello en los últimos días. Sus mensajes siguen alimentando que las rentabilidades de los bonos americanos no decaigan y se mantengan por encima de la media de 2024.

Christopher Waller, gobernador de la Fed, dijo el miércoles que los recientes y decepcionantes datos de inflación confirman el argumento para que el banco central estadounidense no recorte los tipos en el corto plazo. "No hay prisa por bajar los tipos", trasladó en un discurso en una reunión del Club Económico de Nueva York. Los datos recientes revelan que es "prudente" mantenerlos en su nivel "restrictivo actual tal vez por más tiempo de lo que se pensaba anteriormente para ayudar a mantener la inflación en una trayectoria sostenible hacia el 2%", explicó.

Ya el viernes anterior, el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, reiteró su proyección de un solo recorte de tipos este año, y añadió que el banco central puede permitirse ser paciente mientras la economía se mantenga firme. "El objetivo y la realidad es que debemos dejar que los datos nos guíen", dijo.

Los bancos centrales analizan cada pequeño dato para tratar de no equivocarse en el tiempo y ritmo de las bajadas de tipos. Este mismo viernes hay especial atención en "el deflactor del consumo privado subyacente, una de las medidas de inflación más seguidas por la Fed, y donde el riesgo está en que no continúe con su moderación", señalan en Renta 4. Además, el presidente de la Fed, Jerome Powell comparecerá, aunque todo ello con los mercados cerrados por festivo. Antes de ello, el jueves el bono estadounidense se movía en el entorno del 4,19% a media sesión, prácticamente igual que la semana previa y 32 puntos básicos por encima del nivel al que arrancó el año. Sigue ligeramente arriba de la media anual.

En Europa, la rentabilidad de la deuda pública aguanta en niveles más altos de lo que podría esperarse este año ya que los mercados descontaron hace meses unos mayores recortes que se han ido diluyendo. El bono español a una década se situaba el jueves en torno al 3,15%, igual que la semana anterior y frente al 2,99% de cierre de 2023. Por su parte, el alemán, de referencia en Europa, aguanta en el entorno del 2,3%, en línea con la media del año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud