Bolsa, mercados y cotizaciones

Los planes de pensiones conservadores ganan un 5% en un año gracias a la renta fija

  • Los 20 productos con más patrimonio logran la mejor cifra desde 2014 
  • Esta rentabilidad no frena la salida de dinero de los planes individuales
  • Las prestaciones podrían agravarse en 2025 al facilitarse los rescates
Foto: Dreamstime.

El futuro de los planes de pensiones individuales se ha vuelto muy incierto desde que el Gobierno optó por priorizar las ventajas fiscales de los planes de empleo como producto de ahorro para la jubilación y reducir la que los primeros tenían. La industria de la gestión reclama que regresen mientras continúa el goteo de salidas de dinero. Y todo a pesar de que los productos más conservadores, donde se concentra la mayoría de partícipes, se han beneficiado en los últimos meses del buen hacer de la renta fija. Los 20 mayores planes de pensiones que invierten en deuda han ganado de media cerca de un 5% en el último año. El dato es reseñable ya que venían de ejercicios malos y ha sido el mejor desde 2014.

Entre los 20 grandes, que suman más de 5.500 millones de euros bajo gestión, hay nueve que incluso baten esa cifra. Los que superan ese 5% de rentabilidad son: Ibercaja I Renta Fija, Uniplan Renta Fija Largo Plazo, Duero Estabilidad -este no admite nuevos partícipes-, Kutxabank Renta Fija, Naranja Renta Fija Europea, CABK RF largo plazo -el producto con más patrimonio en España-, CABK RF largo plazo Premium, BK Renta Fija Largo Plazo y Cajamar Renta Fija.

Las buenas rentabilidades no han impedido que los partícipes sigan retirando más dinero del que aportan. Según los últimos datos de Inverco, entre enero y septiembre de 2023 hubo muchas más prestaciones que aportaciones en los planes individuales, ocasionando salidas netas de dinero por valor de 750 millones solo en los vehículos de renta fija.

Esta situación podría agravarse sobre todo de cara a 2025. Es el próximo año cuando entra en vigor un cambio aprobado durante el Gobierno de Mariano Rajoy por el que se permite retirar dinero de un plan de pensiones sin acogerse a ninguno de los supuestos actuales siempre que esas aportaciones se hayan realizado hace al menos diez años. Este cambio supone dar liquidez, pero también puede precipitar grandes salidas de dinero ante los menores incentivos. Hay que recordar que ahora solo se puede rescatar dinero en casos de jubilación, incapacidad laboral, dependencia y fallecimiento. Además, es posible hacerlo en supuestos de enfermedad grave y desempleo de larga duración.

Las entidades que gestionan estos planes no dejan de mostrar su preocupación. Se refleja en datos como que el 84% de las gestoras de planes de pensiones en España considere "prioritario recuperar los límites de aportación a planes individuales, situados en los 8.000 euros al año", según la XIV Encuesta sobre Planes de Pensiones del Observatorio Inverco.

Mientras esto no ocurra, lo cierto es que muchas firmas están apostando claramente por lanzar planes de empleo y potenciar más ese negocio. Desde la banca tradicional hasta las gestoras más pequeñas, incluyendo algunas de las conocidas como value como Cobas o Azvalor.

Los mejores productos

Las escasas rentabilidades que venían acumulando los planes de pensiones, sobre todo los más conservadores, tampoco ha ayudado a atraer a más ahorradores, a pesar de que, por otro lado, sí se toparon las comisiones. En cambio, ahora el entorno es mucho más favorable para la renta fija, por lo que deberían dar mejores retornos.

Solo dos planes individuales de los 20 mayores ofrecen una rentabilidad positiva anualizada en los últimos tres años: BBVA RF Internacional Flexible 0-3 y Uniplan Renta Fija Corto Plazo.

En el último ejercicio, en cambio, fue mucho más sencillo obtener rendimientos de los activos con menos riesgo. Algunos gestores de estos planes han brillado sobre todo con deuda corporativa. Es el caso del más rentable en los últimos 12 meses, Ibercaja I Renta Fija. Este vehículo de ahorro para la jubilación tiene invertido casi un 90% de la cartera en renta fija privada, y un 9,36% en pública. Además, da un peso del 37% al sector financiero.

Es la misma táctica que ha seguido el segundo mejor de 2023, el Uniplan Renta Fija Largo Plazo, que en su última carta trimestral aseguraba que mantiene "la sobreponderación en crédito frente a bonos soberanos, en especial en el sector financiero". A diez años, este plan individual ofrece la rentabilidad anualizada más alta, de un 0,84%.

Y es que en la última década, con muchos años con tipos a cero, no ha sido fácil rascar ganancias. De hecho, un 30% de los grandes planes de renta fija arrastra un rendimiento negativo anualizado a diez años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud