Bolsa, mercados y cotizaciones

Algo está cambiando en el petróleo: estos serán los mayores productores de crudo del mundo en 2024

Una bomba de extracción de petróleo en un campo de cereales. iStock

El mercado de petróleo ha dado comienzo a este año en una posición que pocos analistas habían previsto. Pese a los intensos recortes de producción de la OPEP y Rusia, que además han contado con el 'apoyo' del aumento de la prima de riesgo geopolítica, el barril de Brent cotiza por debajo de los 80 dólares. Durante buena parte de 2023 se hicieron previsiones que incluso colocaban al Brent holgadamente por encima de los 100 dólares. ¿Qué ha pasado en el mercado para que el precio del barril esté tan lejos de esos vaticinios? Los productores ajenos a la OPEP+ (OPEP más Rusia y sus aliados) han logrado compensar, en buena parte, los recortes del cártel. Además, estos productores seguirán, probablemente, incrementando su bombeo de crudo y derivados (NGLs) este 2024.

Así lo destacaba la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su último informe del año: "El suministro récord de Estados Unidos, Brasil y Guyana, y el fuerte aumento de la producción de petróleo iraní, junto con la disminución de la demanda, ha llevado a algunos miembros de la OPEP+ a anunciar recortes más amplios para la primera parte de 2024, para evitar un posible aumento de inventarios".

Los precios del crudo, aunque no se encuentran donde desearía la OPEP, han sido lo suficientemente altos como para generar los incentivos suficientes para incrementar el bombeo en países que suelen incurrir en unos mayores costes de producción. Esto seguirá sucediendo en 2024, salvo que el precio del crudo se hunda. Así, la AIE cree que EEUU volverá a ser el mayor productor del mundo de petróleo, con unos 19,63 millones de barriles diarios (mbd) de crudo y NGLs (de los poco más de 100 millones de barriles que consume el mundo cada día) en el primer trimestre del año. La AIE realiza sus cálculos incluyendo los NGLs, que son hidrocarburos pesados, producto de la extracción de crudo y gas, que se utilizan en las refinerías con input de producción o también para la fabricación de plásticos.

EEUU domina el petróleo

De este modo, EEUU vuelve ser una vez más el mayor productor de crudo del mundo, una posición que ha logrado alcanzar gracias a la revolución del fracking (fracturación hidráulica) y del shale oil (petróleo de esquisto). Sumando su producción de petróleo crudo y de derivados, EEUU ya casi controla el 20% de la oferta global, una cifra que hace solo diez años parece inalcanzable.

En segunda posición aparece Rusia, que produce cada día 13,65 millones de barriles de crudo y derivados. Pese a las sanciones, Moscú está sabiendo encontrar vías para colocar en el mercado su petróleo, diésel y otros derivados que son vitales para los ingresos públicos del país.

La primera posición del ranking había sido ocupada históricamente por Arabia Saudí, que en la actualidad ocupa el tercer puesto con 9,02 mbd. Los drásticos recortes de la producción de la OPEP, liderados por Riad, han llevado a que Arabia Saudí sea el país más perjudicado de todo el cártel, asumiendo la mayor carga de los recortes (tanto en términos absolutos como relativos) y perdiendo cuota de mercado.

Canadá y China en el top cinco

En cuarto lugar, aparece Canadá, cuya producción en la primera parte de 2024 será de unos 5,84 millones de barriles diarios. En la quinta posición está China con 4,34 millones de barriles diarios. Pese a este buen ranking, Pekín es un importador neto de petróleo. Los más de 4 millones de barriles diarios son insuficientes para calmar el 'hambre' de petróleo de China, que consume cada día más de 15 millones de barriles de crudo y derivados. Irak está en el sexto lugar, también 'victima' de los recortes de producción de la OPEP, pero que este 2024 bombeará alrededor de 4,29 millones de barriles diarios.

En la séptima posición está otro país de América que está aprovechando los recortes de la OPEP para incrementar su producción de petróleo y ganar cuota de mercado: Brasil. Aunque Brasil ha anunciado su unión este 2024 a la OPEP+, el país sudamericano ha asegurado que no se implicará en los límites o cuotas de producción que se imponen desde el cártel. Así, la AIE cree que Brasil producirá unos 3,77 millones de barriles diarios en la primera parte de 2024.

El ranking mundial del crudo es un buen resumen de lo que está sucediendo en el mundo del petróleo en general. Entre los siete primeros países hay tres que pertenecen a América. Además, entre esos tres países suman una producción de crudo y derivados que supera a la de los cuatro productores situados en Asia (Arabia Saudí, Rusia, China e Irak). En otros tiempos, esta comparación habría dado un resultado totalmente opuesto, con el crudo de Riad, Bagdad y Moscú dominando claramente la oferta global.

La parte final del ranking

En la octava posición aparece Emiratos Árabes Unidos (EAU) con una producción diaria de 3,2 millones de barriles. EAU, al igual que Arabia Saudí, tiene capacidad para producir mucho más petróleo, pero las cuotas impuestas por la OPEP le impiden acercarse a su nivel potencial de 4 millones de barriles diarios.

Son varios los expertos que aseguran que, si los países de la OPEP estuvieran produciendo crudo en niveles relativamente normales, el precio del petróleo se encontraría en la zona de los 35-40 dólares por barril. EAU bombearía unos 500.000 barriles más, mientras que Arabia Saudí tiene la capacidad para producir hasta 3 millones más de barriles por día. Esta situación hipotética generaría un rápido crecimiento de los inventarios que lastraría el precio del petróleo desde los niveles actuales.

En la novena posición aparece Irán con un ascenso meteórico tras varios años de sanciones. Teherán ha disfrutado de un aumento de la producción de petróleo (pese a ser miembro de la OPEP), alcanzando su nivel máximo de bombeo en los últimos cinco años. Se estima que la producción de Irán ha pasado en cuestión de meses de 2,1 millones de barriles diarios a los 3,1 millones de barriles que produce en la actualidad, un incremento del 50% que ha esterilizado, en parte, los recortes de otros miembros.

"En Irán, el suministro de petróleo crudo aumentó hasta los 3,19 millones de barriles diarios, el nivel más alto desde octubre de 2018... Las conversaciones oficiales para reactivar el acuerdo nuclear con Irán de 2015, que aliviaría las sanciones, han estado congeladas durante más de un año. Teherán ha dicho que tiene como objetivo una producción de crudo de 3,6 millones de barriles diarios en marzo de 2024. Estimamos que la capacidad de petróleo crudo de Irán es de 3,8 millones de barriles diarios", aseguran desde la AIE. Aunque Irán está exento de cumplir con los recortes, nadie dentro del cártel habría esperado que Teherán aprovechase esa condición para disparar su producción de crudo.

En el décima y último puesto de este ranking aparece otro habitual que en los últimos años solía estar por encima de Irán, pese al pequeño tamaño de su territorio. Kuwait, con una producción de 2,57 millones de barriles diarios cierra este ranking. Este pequeño país también se encuentra 'acorralado' por los recortes de la OPEP. En 2020, Kuwait llegó a producir incluso más de 3 millones de barriles por día.

Ahora, la cuestión es hasta cuándo aguantará la ya débil unidad de la OPEP+ en materia de recortes. Ya en los últimos días de 2023, Angola anunció su salida del cártel para poder incrementar su producción de crudo. Por otro lado, la propia Arabia Saudí, el gran defensor de la política de recortes, está empezando a exhibir cierto hastío con los miembros que no respetan las cuotas y producen por encima de los niveles acordados. Las primeras grietas en la OPEP son reales, pero es difícil vaticinar si estas grietas terminarán resquebrajando la coordinación del cártel y desembocado en una carrera por ver quién produce más crudo, como ya ocurriera en el periodo 2014-2016 y 2020, o si simplemente quedarán en una anécdota útil para la prensa pero sin un impacto de calado en los mercados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud