Bolsa, mercados y cotizaciones

Sigue la obsesión por bitcoin en El Salvador: emitirá bonos 'cripto' pese a las tensiones crediticias

  • La emisión se pospuso y ahora se producirá en el primer trimestre de 2024
  • El Gobierno pretende recaudar 1.000 millones de dólares para pagar deuda
  • Su calificación crediticia es de alto riesgo, lo que condiciona el éxito de la emisión
Foto: iStock.

El Salvador sigue apostando por extender el uso del bitcoin en su sistema financiero y va a emitir el primer bono soberano respaldado por esta criptomoneda en el primer trimestre de 2024. Aunque la operación estaba prevista para marzo de 2022, esta se pospuso por las desfavorables condiciones del mercado. Pero ahora, la Oficina Nacional del Bitcoin (ONBTC) salvadoreña ha confirmado la nueva fecha. El Estado pretende recaudar 1.000 millones de dólares para pagar y refinanciar su deuda tras sus dificultades crediticias.

En un principio, el país de Nayib Bukele anunció en 2021 la emisión del 'Bono Volcán', el nombre que se le dio al título, para invertir la mitad de lo recaudado en la compra de más bitcoin, 500 millones, y la otra mitad en el desarrollo de 'Bitcoin City', una ciudad basada en dicha criptomoneda. Sin embargo, las dificultades de financiación del país, que estuvo al borde de la quiebra el año pasado, replantearon el uso de este instrumento de deuda para pagar y refinanciar deuda.

Hace apenas horas, la Comisión de Activos Digitales del país (CNAD) ha dado luz verde al 'Bono Volcán', como ha confirmado la ONBTC en la red social X. Este era otro de los flecos que quedaban pendientes antes de su lanzamiento, que consiste en la emisión de 1.000 millones de dólares en bonos tokenizados. Es decir, el abono se hará en bitcoins y mediante tecnología blockchain, que es la que se usa, en gran medida, para las transacciones con activos digitales.

El precio de bitcoin se sitúa ahora cerca de los 42.000 dólares, un nivel prácticamente igual al que cotizaba en marzo de 2022, cuando estaba inicialmente planeada la emisión. Sin embargo, en ese momento, el principal token estaba en caída libre desde su máximo histórico sobre los 68.000 dólares. Actualmente, las criptomonedas están en un ciclo de recuperación, lo que puede explicar que, aunque la decisión se anuncie en el mismo entorno de precios, el contexto del mercado es muy distinto.

Otro de los aspectos clave en esta emisión es la mejora de la calificación crediticia de El Salvador. Uno de los temores del año pasado era que la oferta fracasara y no tuviera la demanda suficiente, además de por la caída de las criptomonedas, por las dudas sobre la capacidad de pago del país.

Poco antes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) había advertido de los graves riesgos que suponía para la integridad y estabilidad financiera del país de Bukele la adopción de bitcoin como moneda de curso legal. Entre otras razones, debido a que la medida podría aumentar el déficit presupuestario. Eso provocó que los bonos soberanos cayeran a la categoría de basura.

Actualmente, la calificación crediticia de El Salvador ha mejorado, aunque se encuentra en B-, según la revisión de S&P Global de noviembre, en Caa3, según la nota de Moody's, y en CCC, según Fitch Ratings. Es decir, su deuda es de grado de especulación de alto riesgo, salvo en el caso de la primera, que está un escalón más arriba, en grado de especulación, a secas.

El plan actual de refinanciación de deuda de El Salvador consiste en abonar el pago de las letras a corto plazo en su fecha de vencimiento y, al día siguiente, emitir más deuda a largo plazo con el mismo banco, según Bloomberg. Aunque esta medida reduce el riesgo de impago, no alivia el endeudamiento del país.

En todo caso, la volatilidad de bitcoin sigue siendo un riesgo para el país y un punto débil de cara al extranjero. En parte, El Salvador depende de bitcoin, un activo que está prácticamente fuera del ámbito institucional y que tiene una regulación limitada en el mundo.

Pese a ello, la emisión del 'Bono Volcán' es un paso más en la "hiperbitcoinización" del país, el objetivo que tiene Bukele. "Estamos convencidos de que este bono tiene el potencial de acelerar la 'hiperbitcoinización' y fomentar el surgimiento de un nuevo sistema financiero basado en bitcoin", decía hace dos años Blockstream, la empresa que ayudó a diseñar el bono a El Salvador.

Además de que pretendían comprar con esa financiación bitcoin por valor de 500 millones de dólares, con la otra mitad estaba prevista la construcción de 'Bitcoin City'. Esta se concibió al este del país y en torno al volcán Conchagua, lo que da nombre al bono. La ciudad también contemplaba la inauguración de un nuevo aeropuerto y puerto. La idea era que este centro atrajera la inversión, ya que estaría exento de impuestos prácticamente en su totalidad, y sirviera para desarrollar la industria de la minería de criptomonedas.

Será dentro de unos meses, en el primer trimestre de 2024, cuando el mercado muestre su apetito por el mencionado título de deuda. En 2021, se detalló que se podría participar en la emisión a partir de los 100 dólares, con el fin de democratizar el acceso a dicho bono. Con la expectativa de que bitcoin se revalorizara en estos dos años, también se contemplaba el reparto de dividendos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud