Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex sólo de bancos va a cerrar el año con el mayor alza de su historia

  • El índice que agrupa a los bancos del Ibex 35 se revaloriza un 35% desde que comenzó el año 
  • BBVA y Banco Sabadell dominan los avances, con subidas en el ejercicio de más del 50% 
El Ibex Banks se revaloriza un 35,4% desde el primero de enero. Archivos.
Madrid icon-related

La banca española no cesa en su demostración de que este es su verdadero año estrella. Tras un 2022, en el que el inicio, en julio, de la política monetaria más cruda de los últimos 40 años por parte del Banco Central Europeo (BCE) ya dejó sendas revalorizaciones en el conjunto del sector español, este 2023 los avances en bolsa se están produciendo incluso con mayor intensidad. A escasas sesiones de dar por finalizado el 2023, el Ibex Banks -el índice que recoge a los bancos presentes en el Ibex 35- se revaloriza un 35,4% desde el primero de enero. Este sería el ejercicio más alcista de toda su historia.

Lo cierto es que este índice acumula, con el actual, tres ejercicios consecutivos de subidas en los que se ha revalorizado más de un 85%. El Ibex 35 Banks nació en 2015 –antes del él, el IGBM bancario tampoco había subido tanto nunca– y desde entonces ha vivido más años bajistas que alcistas. Ya en 2016 -su primer ejercicio completo- el selectivo retrocedió cerca de un 4% y, pese a la subida de 2017 (+10,4%), sufrió de nuevo los números rojos durante tres ejercicios consecutivos en los que perdió más de un 46% de su valor. Ahora, el Ibex Banks vuelve a situarse en niveles de principios de 2018 y se encuentra a punto de superar esta fuerte caída que experimentó en estos tres años.

Es más, el consenso de analistas que recoge Bloomberg aún ve más crecimiento para el índice y de cara a los próximos doce meses -es decir, para 2024- le otorgan un potencial de revalorización adicional del 20% hasta los 849,35 que fijan de precio objetivo medio. Esta valoración dejaría al índice a menos de un 1% de sus actuales máximos históricos, establecidos en mayo del 2017 en los 857,10 puntos. Con todo, el 83% de los expertos recomienda tomar posiciones.

La fuerte revalorización que acumula el índice tiene una explicación muy sencilla. Tras 10 subidas consecutivas, el BCE estableció en septiembre -última vez que subió los tipos en una reunión- los tipos de interés en el 4,5%, el nivel más alto desde 2001. Los expertos ya vaticinan la primera bajada del precio del dinero en marzo del próximo año, pero, hasta entonces, los bancos podrán nutrirse de este alto nivel de refinanciación. Así, tras marcar récord de esta ratio en 2022, las seis entidades financieras presentes en el Ibex 35 aumentarán a doble dígito en 2023 los ingresos netos por intereses (NII, por sus siglas en inglés) y volverán a experimentar en este ejercicio cifras históricas. Destacan los incrementos de CaixaBank y Bankinter que en tan solo un ejercicio lograrán un NII un 46% y un 44% superior, registrando ingresos por intereses por valor de 10.103 millones y 2.218 millones de euros respectivamente.

La subida banco por banco

Dentro del Ibex 35 Banks, si el año está siendo bueno, bursátilmente hablando, para los bancos en general, lo está siendo más para BBVA y Banco Sabadell, las firmas bancarias que más avanzan en el año.

Hay que echar la vista atrás para hallar un ejercicio en el que las acciones de BBVA acumulasen ganancias como las de este año. En lo que va de ejercicio, los títulos del banco vasco avanzan un 54% en el año, siendo la tercera firma más alcista del Ibex en el año, después de que Rovi e Inditex se situasen este lunes de nuevo a la cabeza -superan el 55% y el 54% de revalorización en el ejercicio-. De cerrarse ahora mismo 2023, este sería el año más alcista para BBVA desde 1997, cuando entonces sus acciones se revalorizaron en tan solo un ejercicio un 111%. De hecho, este sería el tercer año más alcista de su historia, tras el de 1996 (+60,4%) y su potencial todavía no se ha agotado, ya que los expertos valoran a sus acciones en los 9,56 euros -volvería a cotas de 2010- hasta los que tiene un recorrido del 11%.

La revalorización de Banco Sabadell se acerca al 53%. Con estas ganancias se coloca como la cuarta firma más alcista del Ibex en 2023. La semana pasada, sus acciones marcaron nuevos máximos anuales del 2023 en los 1,35 euros por acción y su cotización ronda niveles de finales de 2018. Por el momento, el consenso de analistas que recoge Bloomberg no cree que el potencial de la banca española se haya agotado y en el caso concreto de Sabadell estiman un recorrido del 22%. Los expertos ven a sus acciones alcanzando los 1,63 euros con los que volverían a cotas no vistas desde principios también de 2018. En su caso, no hay que remontarse mucho en el tiempo para encontrar un ejercicio tan alcista como este. En 2021, los títulos de la entidad se anotaron un 67% de ganancias. Desde entonces, no han dejado de subir y en tres años su cotización se revaloriza algo más de un 280%.

Por su parte, las acciones de Banco Santander no experimentaban un año tan bueno desde 2009, el ejercicio posterior a la crisis de Lehman Brothers que llevó a sus títulos a una caída del 51% en 2008. El año posterior a la crisis bancaria, la cotización de Banco Santander ganó algo más de un 71%. Ahora sus acciones se anotan una subida del 37% y tienen un potencial de revalorización adicional del 26% hasta los 4,81 euros.

Las acciones de CaixaBank tampoco han dejado de crecer desde 2021 y en tres años casi han doblado su valor. En 2023, ganan un 13,5% y tienen un recorrido el 28% hasta los 5,28 euros. Este precio justo dejaría a la entidad a un 1% de los actuales máximos históricos, que datan del 2007 en los 5,35 euros.

Los títulos de Bankinter apenas avanzan un 2,6% este año, aunque desde 2021 su valor también se ha casi duplicado. Sin embargo, los expertos ven a sus acciones marcando nuevos máximos históricos en los próximos meses al valorarlas en los 8,11 euros hasta los que tiene un potencial del 26%.

Unicaja, a punto de borrar las pérdidas


La eventual crisis financiera que se desató en marzo con la quiebra de Silicon Valley Bank y con Credit Suisse como su particular víctima en el Viejo Continente llevó a Unicaja a perder el euro por acción y los 0,88 euros que tocó en mayo son su actual suelo del 2023. Por el momento, sus acciones siguen perdiendo este año, aunque está a punto de revertir esta situación. La entidad financiera es la única que retrocede de la banca española, pero ya apenas cede un 1% en el año. Sin embargo, estas caídas en el año le han dejado el mayor potencial del sector, del 35%, hasta los 1,39 euros, un precio con el que volvería a cotizar en niveles de 2018.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud