Bolsa, mercados y cotizaciones

Muere Charlie Munger, amigo más fiel de Warren Buffett y número dos de Berkshire Hathaway

Foto: Charlie Munger.

El socio y amigo más fiel de Warren Buffett, Charles Munger, ha muerto a sus 99 años este martes en un hospital de California, según ha informado Berkshire Hathaway a través de un comunicado.

"Berkshire Hathaway no podría haber alcanzado su estatus actual sin la inspiración, sabiduría y participación de Charlie", ha manifestado el propio Buffett a través de un comunicado oficial emitido por la compañía, en alusión al fallecimiento de su vicepresidente, Charlie Munger.

Munger, además de convertirse en el brazo derecho del 'Oráculo de Omaha', fue un inversor multimillonario, filántropo que acompañó a Buffet a formar el imperio de Berkshire Hathaway, con lo que llegó a ser el número dos de la compañía.

Las reglas de 'oro' de la inversión de la dupla de Berkshire

Ambos socios usaban patrones similares basados en 'modelos mentales' al momento de tomar decisiones para hacer negocios. Sobre esta mutua estrategia, fue el propio Munger quien mejor esbozó estos modelos por escrito y han servido como un manual de las "cuatro reglas de oro" para inversores.

La vida laboral de Munger estuvo relacionada casi siempre con el círculo más íntimo del director ejecutivo de Berkshire Hathaway. Pasó de trabajar para el abuelo de Buffett durante la Gran Depresión, hasta convertirse en una pieza clave del conglomerado durante más de cuatro décadas de alianza para convertirlo en una potencia multimillonaria. Todo pese a sus diferentes estilos y afiliaciones políticas.

Retroalimentación de oráculos

La relación entre Munger y Buffett se originó en Berkshire en 1975. El fuerte vínculo empresarial entre ambos genios, se gestó por una retroalimentación de conocimiento que compartían sobre inversión y naturaleza humana. Puntos que cambiaron el modo de aplicar las estrategias en el campo de los negocios.

Munger fue una pieza fundamental en el éxito de Buffett. Logró que se centrara en comprar empresas excepcionales a precios razonables, ampliando los horizontes de Buffett "más allá de las enseñanzas de Benjamin Graham". Era todo un gurú de la inversión a largo plazo.

El legado de Charlie

Al igual que Buffett, Charlie también era reconocido como un oráculo, por eso sus admiradores lo llamaban el 'Oráculo de Pasadena'. La sabiduría de Munger se hizo notar en cada una de las reuniones anuales del conglomerado y a través de sus empresas de inversión.

Munger deja un legado no solo en el universo de los negocios, sino que también en la filantropía y la vida modesta y un profundo "escepticismo" ante tendencias actuales como las redes sociales, las criptomonedas y la inteligencia artificial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud