Bolsa, mercados y cotizaciones

¡No hay que correr nunca tras un tranvía y una acción!

¡No hay que correr nunca tras un tranvía y una acción!
Barcelonaicon-related

Estaba cantado que en cualquier momento íbamos a asistir a un potente contraataque alcista en las bolsas mundiales, sobre todo tras haberse alcanzado soportes que hace meses venía señalando que había que esperar antes de volver a comprar renta variable con una buena ecuación rentabilidad-riesgo.

Me refiero a niveles como eran los 4.000 puntos del EuroStoxx 50 (mínimos de marzo) o los 32.300 puntos del Dow Jones Industrial, cuyo alcance habilitó que el índice estadounidense, que suele funcionar muy bien por técnico, replicara al milímetro la caída que desarrolló durante el primer trimestre del año, que lo llevó de los 34.730 a los 31.430 puntos, lo cual supuso un descenso del 10%.

Este contraataque alcista ha permitido que pueda identificar un suelo fiable en los mínimos del 27 de octubre, que me atrevería a decir que se han convertido en la línea divisoria que separa un contexto alcista de uno potencialmente bajista en próximos meses, de ahí que en la gran mayoría de valores cotizados esté señalando esos mínimos como la referencia de stop a utilizar en el caso de comprar. De hecho, últimamente cuando me preguntan sobre la conveniencia o no de comprar tal o cual título suelo contestar que depende en primer lugar de si asumen o no el stop que está en esos mínimos del 27 de octubre.

Pues bien, en estos momentos, tras una fuerte subida de los índices desde esos mínimos, me encuentro con que el Nasdaq 100, que ya saben que es el índice más fuerte y en el que recomiendo fijarse, ha experimentado un alza vertical de casi el 10%.

Es cierto que podría seguir subiendo de forma interrumpida, pero el sentido común y la teoría de velas japonesas, de la cual soy ferviente admirador desde hace más de 25 años, que señala que no hay que comprar tras 8-10 registros al alza (el Nasdaq 100 lleva 9), me recuerda una de las frases de André Kostolany, que fue un famoso especulador nacido en Budapest el año 1906, que decía: No hay que correr nunca tras un tranvía y una acción. ¡Paciencia! La próxima llega con toda seguridad.

Análisis técnico estratégico de las bolsas de Wall Street
Análisis técnico estratégico de las bolsas de Wall Street

Con esto último quiero decir que a día de hoy, lo óptimo es esperar tranquilamente a que los índices mundiales corrijan o consoliden parte de este contraataque alcista antes de realizar nuevas compras. En este sentido, les sugiero esperar que corrija entre un 38,20 y un 50% de esa subida y a partir de ahí comprar aquellos valores que hayan experimentado una subida más fuerte desde los mínimos del 27 de octubre.

Ese sería uno de los requisitos a la hora de elegir candidatos para formar parte de su cartera en busca de objetivos como son los altos históricos del año 2021 en Wall Street, como son los 16.700 puntos del Nasdaq 100.

Análisis técnico estratégico de las bolsas de Wall Street
Análisis técnico estratégico de las bolsas de Wall Street
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud