Bolsa, mercados y cotizaciones

El cambio de paradigma detrás de la frenética subida del 180% en bolsa de Unicredit que da alas a la banca española

  • En lo que va de año la firma italiana avanza un 73% en el parqué, liderando Europa...
  • ... y sube un 180% desde minimos de 2021 gracias al BCE
  • Los bancos del sur de Europa tienen un margen de interés muy superior al resto
Sede de Unicredit en Milan (iStock)

Unicredit es el rey sin discusión de la bolsa europea. El banco italiano es, de lejos, el que muestra un mejor desempeño de todo el EuroStoxx 50 en lo que va de año. Con un alza del 73%, más del doble que el segundo en liza, Inditex (+32,56%). Sin embargo, la subida de la entidad liderada por Andrea Orcel es más llamativa si vemos cuando tocó suelo. Desde su punto más bajo en mayo de 2022 la firma se ha revalorizado cerca de un 183% llevando su valor en bolsa a cerca de 40.920 millones de euros.

A pesar de que se esperaba un mejor desempeño de la banca por las subidas de tipos del BCE, el despertar bursátil de Unicredit ha sorprendido a muchos. Cabe destacar que el sector financiero es el que mejor cara muestra en el EuroStoxx 50, con alzas del 19% en lo que llevamos de año. A pesar de ello, bancos de gran tamaño como Deutsche Bank ceden un 5,67% y BNP Paribas cede un 1,98%. De modo que esta subida en el parqué no está siendo uniforme.

Unicredit se habría convertido, según los expertos, en la vanguardia de un 'boom' mediterráneo en el sector financiero, pues las entidades de España e Italia se habrían encontrado en la 'pole position' para aprovechar la subida de tipos del Banco Central Europeo, que ha emprendido el ajuste más rápido de su historia, pasando del 0% al 4,5% desde junio de 2022 a septiembre de 2023, 450 puntos básicos en poco más de un año.

S&P Global explicaba en su último informe que "los bancos españoles e italianos son más sensibles al aumento de las tasas debido a que mantienen una mayor proporción de préstamos a tasa variable, que ajustan periódicamente sus precios en línea con el Euribor, o el euro interbancario (el tipo al que los bancos de la eurozona se prestan entre sí)". Debido a esto, la calificadora explicaba que la banca española e italiana "es la que aumentará más su ganancia gracias al margen de intereses". En menor medida, también Reino Unido ganará más en ese aspecto frente a sus pares franceses y alemanes. Tambén coinciden desde Moody's en su último informe, donde explican que "unos tipos de interés más altos beneficiarán al sector en su conjunto, pero variará dependiendo de los países". En ese sentido, la firma norteamericana especificaba que "esperamos que los bancos de España, Italia y Portugal obtengan mayores beneficios que sus competidores europeos del norte".

Por qué España e Italia

El margen de intereses es el diferencial de lo que gana el banco por sus créditos e hipotecas, menos los que esta paga por los depósitos y los intereses a otros prestamistas. Este es un parámetro clave para un banco, pues es uno de sus pilares junto con las comisiones y las inversiones de capital. En ese sentido, cuanto más alto sea el margen de intereses más beneficio obtendrá de una subida de tipos. Dicho esto, el sector en el sur de Europa mantiene un rango mucho más alto en este respecto que los países al norte de los Pirineos y los Alpes.

El motivo, más concretamente, es que mientras que en países como Francia, Alemania o Bélgica los bancos se han lanzado a conceder préstamos a tipos fijo, en el sur de Europa los productos a tipo variable han sido mucho más comunes. Según datos del BCE las hipotecas de tipo variable representaron en 2022 en 55% del total en Italia, mientras que en España era del 26%. En Alemania y Francia apenas eran del 15% y del 4% respectivamente.

Esta diferencia es la principal explicación detrás de que mientras que la media europea del margen de intereses se sitúa en el 1,6%, en el caso de España esta escala hasta el 2,5% e Italia está claramente por encima en el 1,9%. En el caso de Francia, se trata de la más baja de todo el viejo continente, situándose en el 0,9%, mientras Alemania es la tercera peor, en el 1,1%.

Otro factor clave ha sido el menor pago por los depósitos que en el sur de Europa se da frente al norte. Según Jefferies los de esta región son los que presentan una menor transmisión de la subida de tipos de interés a los depósitos. Esto se debe al exceso de liquidez que tienen estos bancos, por lo que no está presionada para acudir a los depósitos para lograrla. El propio Banco de España habló de esta liquidez de la que gozan sus bancos tras años de políticas expansivas por parte del BCE.

"La subida de tipos al pasivo ha sido más lenta que en otras etapas y eso explica la mayor subida del margen de intereses"

Joaquín Maudos, Catedrático de Economía de la Universidad de Valencia y director adjunto del Ivie, explica en declaraciones a ElEconomista.es que "la subida de tipos al pasivo ha sido más lenta que en otras etapas y eso explica la mayor subida del margen de intereses". No obstante, el experto indice en que "conforme el exceso de liquidez de partida vaya desapareciendo (porque ha cambiado por completo el tono de la política monetaria), irá aumentando el tipo de los depósitos, estrechando así el margen de intermediación".

Además, Maudos explica que, en el caso de la banca española está el gran impacto del negocio fuera del país ibérico. "El negocio no doméstico disfruta de márgenes mucho más altos debido a que estos países el nivel de tipos de interés es muy superior al de la eurozona". Debido a ello "el margen de intereses de estos grupos duplican los que se consiguen en España".

La banca 'sureña' dispara los márgenes de interés

Unicredit ha sido uno de los que más se han visto beneficiados por esta situación. En sus últimos resultados su margen de Intereses se disparó un 40% interanual alcanzando los 3.600 millones de euros en total. Según sus estimaciones, obtendrá en 2023 cerca de 13.700 millones de euros solo de este negocio. Esto demuestra la alta exposición de la firma transalpina a los tipos de interés del BCE.

Esta no es la única, los bancos españoles también tienen una gran exposición. Este es el caso del Santander que elevó los mismos en sus últimos resultados hasta cerca de 11.219 millones de euros frente a los 14.861 millones de su margen bruto (suma de los márgenes en todos sus negocios). En el caso de BBVA este margen se situó cerca de 11.410 millones en el primer semestre frente a los 14.148 de su margen bruto.

En los otros dos bancos de España la situación es similar. Durante el primer semestre Caixabank registró un margen de intereses de 7.374 millones frente a los 10.689 millones de margen bruto. Por su parte, Sabadell ha logrado el último trimestre 3.512 millones gracias a su negocio crediticio frente a los 4.448 millones en el margen bruto.

Andre Orcel, ceo de Unicredit

Esta mayor exposición ha provocado que la banca patria tenga también un papel clave en en Europa. BBVA se encuentra en un pulso constante con Inditex por ser el segundo mejor valor de todo el EuroStoxx 50, subiendo un 33,55% en lo que va de año. Por su parte en el Top 10 también se encuentra el banco Santander, con una subida del 25,94%. Sabadell, por su parte, sube un 28,68% E Intesa Sanpaolo,otro gran banco italiano, sube un 13,16% en bolsa.

Sin embargo, todos están muy lejos del potente rally que está muy cerca de alcanzar a este Sanpaolo como la principal entidad transalpina en capitalización bursátil y los analistas ofrecen un 40% más de potencial a este valor. Al margen de su gran exposición a los tipos de interés, el banco liderado por Andrea Orcel ha emprendido una serie de medidas desde 2021 que han hecho que sea especialmente apetecible para los inversores.

El mayor programa de recompras de Europa

¿Pero qué es diferente en el caso de Unicredit respecto al resto de bancos españoles e italianos como para vivir estas subidas tan frenéticas? Uno de los factores clave es, sin duda, su ambicioso programa de recompras. A comienzos del año la entidad anunció un aumento de un 40% de su objetivo de pago. Desde JP Morgan dan por hecho que la rentabilidad de su 'buyback' alcanzará este 2023 el 10% con una cifra estimada de 3.340 millones de euros. Además, los expertos de FactSet estiman que estas compras se incrementarán en 2024 hasta los 4.000 millones.

A pesar de que estas cifras son menores que algunos de sus rivales, el tamaño de la empresa supone que es la mayor ofensiva en este ámbito de todo el viejo continente. Mientras supone un 10% de rentabilidad, otros gigantes como HSBC y BNP apenas llegan al 4,8% y al 6,8% respectivamente. En ese sentido, esta promesa se ha convertido en uno de los grandes reclamos que le ha catapultado hacia la corona del EuroStoxx 50 y un ejemplo de ello es lo que decía el último informe de Barclays. "Si está buscando retornos sostenibles, este es el lugar", afirmaba el escrito del banco británico.

Despidos y rentabilidad

Al margen de las recompras, una factor decisivo ha sido que este impulso en los intereses que han despertado su potencial, ha coincidido también con una estrategia paralela de reducción de costes que ha gustado a los analistas. En ese sentido, a pesar de una inflación enconada que ha supuesto mayores gastos para todo el sector, el banco italiano se ha encontrado con una reducción del 2,3% de sus costes operativos, hasta los 2.300 millones de euros en sus últimos resultados trimestrales.

Esto se ha logrado gracias a un potente plan de recortes que ha anunciado el propio Andrea Orcel a lo largo de este año. Según destaca Bloomberg el banco cree que la inflación sumará 1.000 millones de costes a su estructura, por lo que planea reducir en 500 millones adicionales su estructura de cara. Este plan pasaría por automatizar procesos y quitar burocracia para hacer más eficiente al banco. En dos años el banco ha eliminado cerca de 7.700 puestos de trabajo, un 10% de toda su plantilla. Estos recortes se han producido principalmente en Alemania, con 2.900 despidos, Alemania, con 1.600 y en Austria con 1.200.

En los últimos resultados el banco italiano vio crecer sus ingresos un 23% hasta los 5.800 millones de euros

Y, aunque la plantilla se aligera, sus ingresos han subido de forma relevante. En los últimos resultados el banco italiano vio crecer sus ingresos un 23% hasta los 5.800 millones de euros, mientras el beneficio se disparó un 36% hasta los 2.300 millones. Tras la presentación el propio Orcel habló abiertamente de su estrategia para incrementar la rentabilidad afirmando que "estamos interviniendo quirúrgicamente, reducimos los costes pero no afectamos a los ingresos".

De este modo, ni siquiera el polémico impuesto a la banca de Giorgia Meloni ha podido afectar al entusiasmo. Durante el segundo trimestre la firma anunció que asignará 1.100 millones de euros como reservas no disponibles para el 2024 y, de este modo, evitará pagar la nueva tasa con la que la presidenta quería ingresar 3.300 millones de euros para las arcas públicas. También ha influido su apuesta por ganar peso en el sur de Europa con su oferta para hacerse con la participación del Gobierno de Grecia el Alphabank, en su plan por ganar posiciones en países de Europa oriental.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud