Bolsa, mercados y cotizaciones

Las bolsas europeas toman aire y salvan la semana en positivo pese a Powell

  • Los índices del Viejo Continente se alejan de sus soportes...
  • ...pese a que sus subidas perdieron fuelle tras escuchar al presidente de la Fed

Los últimos cinco días han permitido tomar aire a los parqués europeos, que lograron cerrar la semana en positivo. Lo consiguieron incluso a pesar de que el viernes, después de intervenir Jerome Powell en Jackson Hole, las subidas que venían experimentado las principales bolsas se diluyeron. El presidente de la Reserva Federal lanzó el mensaje de que la política monetaria agresiva continuará en EEUU.

En el caso del EuroStoxx 50, la que acaba de finalizar es la primera semana (bursátil) en verde en todo agosto. Las ganancias han predominado en los mercados del Viejo Continente incluso a pesar de que, ya a partir del jueves, Wall Street empezó a flaquear, lastrado en buena parte por los descensos sufridos en la industria de los semiconductores. 

Este respiro en los mercados bursátil europeos aleja la posibilidad -que sí tantearon la semana anterior, ante los temores desatados en torno a China- de que los índices se dirijan a sus suelos técnicos. El EuroStoxx 50 se despidió este viernes en los 4.236,25 puntos, y el Dax alemán en los 15.631,8, en ambos casos por encima de sus respectivos soportes. Según explica Joan Cabrero, analista técnico y estratega de Ecotrader: "Los soportes clave de los 4.200 puntos [para el EuroStoxx] y los 15.450 [para el Dax] son la línea divisoria que separa un contexto consolidativo de uno correctivo, en el que el peligro sería asistir a una caída de las bolsas europeas hacia los mínimos de marzo", los 3.980 puntos del EuroStoxx o los 14.750/14.450 del Dax. En cualquier caso, aclara Cabrero, ese descenso tampoco sería algo muy negativo, ya que abriría la puerta a una caída adicional del 5% y supondría "una oportunidad magnífica para volver a comprar bolsa".

También el Ibex 35 resistió por encima de su soporte, los 9.200 puntos. El índice de referencia de la bolsa española cerró el viernes en los 9.338,9, tras anotarse un 0,8% en cinco días. Lideraron las alzas en la semana Rovi (con una subida del 4,6%), Iberdrola (con un alza del 3,2%), Solaria y Naturgy (con sendos avances próximos al 3%). Los descensos los encabezaron Fluidra (que se dejó un 3,6%), Grifols (con un descenso del 3,2%) y Meliá (-2,7%). Al otro lado del Atlántico, los principales índices de Wall Street cotizaban prácticamente planos en la sesión tras las palabras del presidente de la Fed. 

La renta fija, en pérdidas en el año

En lo que respecta a los bonos, la renta fija global (cuya evolución recoge el índice Bloomberg Global Aggregate) ha llegado a ponerse en negativo en 2023 (por precio) en la última semana, perdiendo hasta un 0,6% en el balance anual. A media sesión de este viernes, sin embargo, había remontado y subía un tímido 0,1% en el ejercicio. La peor parte se la lleva la deuda soberana, con la que el inversor pierde un 1% en el año. Estos anémicos retornos por precio que ofrecen los bonos contrastan con las buenas expectativas que existían para este activo de cara a 2023. 

En este mismo marco de caídas en el precio de los bonos (y subidas de la rentabilidad, ya que uno y otra se comportan de forma inversa en este activo), el bono de EEUU a 10 años tocó el lunes 21 de agosto un máximo no visto desde 2007, en el 4,34%. Ayer, a cierre de la bolsa europea, el rendimiento del T-Note rondaba el 4,24%.

Un dólar más fuerte

El billete verde, por su parte, se fortaleció en los últimos días al calor de una expectativa de tipos altos durante más tiempo en Estados Unidos. El euro retrocedió a mínimos de mediados de junio frente al dólar, hasta el entorno de los 1,079 dólares. La divisa europea encadena ya seis semanas de descensos frente a la estadounidense. 

De la cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) celebrada en Johannesburgo entre los días 22 y 24 de agosto, salió una noticia relevante: la incorporación a este grupo de economías emergentes de otros seis nuevos miembros que habían solicitado su ingreso al club: se trata de Arabia, Irán, Egipto, Argentina, Etiopía y Emiratos Árabes. La relevancia de este anuncio reside en que desde ahora estarán unidos, en un solo bloque, los principales productores de petróleo del planeta, al margen de Estados Unidos. Los 11 países que ahora conforman el grupo (su entrada será oficial en enero de 2024) producen el 42% de la oferta de crudo diaria a nivel mundial, según datos de la petrolera BP.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud