Bolsa, mercados y cotizaciones

Las Letras del Tesoro a doce meses rozan el 4% y el mercado evalúa el tope de la deuda española

  • La última subasta del Tesoro registró un interés de la deuda española a un año del 3,8%
  • La subida de tipos del BCE que se descuenta en julio elevará aún más el coste de financiación del Estado
Fachada principal del Banco de España. Foto: Dreamstime
Madridicon-related

La última subasta del Tesoro Público registró un interés por las Letras a doce meses que asciende hasta el 3,8%, un nuevo máximo no visto en más de diez años que permite a la deuda soberana con vencimiento a un año sacar 27 puntos básicos a las Obligaciones del Estado a diez años, que anotaron en la última captación un interés medio del 3,50%.

Cabe la pena recordar que en el caso de los títulos a diez años importan más para el inversor los cupones anuales, que alcanzaron el 3,15% en la última subasta, pero eso no resta valor a que la curva de la deuda soberana española se mantiene invertida en el mercado primario. Y mucho más en el mercado secundario.

La previsión del mercado de una política más restrictiva del BCE y de unos tipos de interés más altos en Europa en el medio plazo eleva el coste de financiación del Estado en las emisiones a más corto plazo. Tomando por caso la última emisión del Tesoro, las Letras a doce meses de este martes anotaron un interés marginal del 3,8% (3,77% en el caso del interés medio) mientras que en la subasta anterior, del 6 de junio, la deuda con vencimiento a un año se quedó en el 3,46% (3,44%). Más de 30 puntos básicos de diferencia en un periodo de tiempo inferior a 30 días.

Por otra parte, el apetito del inversor por la deuda soberana a más corto plazo se aprecia también en la demanda de estos títulos que se incrementa cada vez más en los tramos más cortos. El ratio de cobertura (la diferencia entre el nominal solicitado y el finalmente adjudicado) ha pasado de las casi dos veces a comienzos del año en el caso de las Letras a doce meses a las 1,3 de la subasta de este martes, donde se adjudicaron 4.237,8 millones de euros. Por contra, el ratio de cobertura de los títulos a seis meses se colocó en las 2,54 veces este martes y para la deuda a tres meses alcanzó las cuatro veces en la emisión del pasado junio con un interés medio del 3,25%.

Tampoco mengua el apetito del inversor en el mercado segundario. "La deuda pública a corto plazo ya ofrece una remuneración superior a la inflación en España y se ha convertido en una de las mejores alternativas para los inversores más conservadores", explicaron desde el departamento de análisis del bróker XTB.

De esta forma, la deuda española a un año se situó en el 3,78%, casi 90 puntos por encima de la rentabilidad vista en el mercado de renta fija el primero de enero. El mercado se anticipa así al próximo ajuste del Banco Central Europeo que el consenso del mercado recogido por Bloomberg estima en otro alza de 25 puntos básicos que dejaría el tipo de interés de facilidad de depósito en la eurozona en el 3,75% (operaciones de refinanciación en el 4,25%).

Esto hace ver a varias firmas de análisis e inversión a la deuda nacional soberana registrando rentabilidades para el inversor superiores al 4%. "De cara a la próxima subasta de Letras, prevista para agosto, creemos que la rentabilidad de este activo puede estar llegando a su tope. Es cierto que podrían llegar a ofrecer un rendimiento del 4%, pero vemos difícil que vallan más allá de esa cifra", estima la directora de Aurigabonos, Sofía Antón.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud