Bolsa, mercados y cotizaciones

El bono a dos años del Reino Unido supera el 5% antes de la reunión del Banco de Inglaterra

  • La deuda británica a corto plazo marca un nuevo máximo en el año y alcanza niveles no vistos desde la crisis de 2008
  • El mercado descuenta más subidas de tipos de interés por parte del responsable de política monetaria del país
Edificio del Banco de Inglaterra. Foto: Dreamstime
madridicon-related

La deuda británica ha reaccionado con brusquedad en las horas previas a la reunión del Banco de Inglaterra de este jueves, pero donde más se nota la presión vendedora es en los vencimientos a más corto plazo. El bono del Reino Unido a dos años alcanza el 5% en su rendimiento más alto en lo que va de año y repite rentabilidades no vistas desde mediados de 2008, en plena crisis financiera.

Los inversores se están anticipando a la próxima subida de tipos de interés que se descuenta por parte del Banco de Inglaterra (BoE) y que dejaría la referencia del país en el 4,75%, según Bloomberg. Es decir, el mercado anticipa que llega un nuevo movimiento de 25 puntos básicos al alza y que el BoE no se detendría después de esta reunión de junio.

Está claro que los tramos de la deuda con más cortos vencimientos reaccionan con mayor virulencia a los cambios en política monetaria pero el riesgo exigido por los inversores en el mercado secundario es superior en el Reino Unido que en la deuda soberana de los países más importantes de la eurozona.

Como ejemplo, mientras el bono a diez años británico sube seis puntos básicos en esta jornada (el rendimiento escala hasta el 4,43%) en el caso de los vencimientos más cortos saltan en más de 10 puntos básicos. Así, el bono a dos años ha subido en más de 140 puntos en lo que va de año y todo apunta a que seguirá al alza hasta que el BoE decida pausar las subidas de tipos. De hecho, el mercado se decanta entre dos y tres subidas más de 25 puntos básicos este año (contando el posible alza de este jueves), según Bloomberg.

La inflación en el Reino Unido todavía está lejos del objetivo que persigue la institución: el teórico IPC en el 2%. Y aunque el indicador de precios cae con fuerza desde que comenzó el 2023 en el mes de mayo se situó en la línea del mes anterior: en el 8,7%. Pero no solo la inflación está en el punto de mira del Banco de Inglaterra. El mercado laboral británico se muestra resiliente con la tasa de desempleo aún en el 3,8% y con un incremento de los salarios que también incentivan al responsable de la política monetaria del país a persistir con las alzas. "El informe de abril sobre el empleo fue la gota que colmó el vaso, empujando a los inversores a revisar al alza sus expectativas para el tipo terminal hasta el 5,7%. Es decir, 40 puntos básicos más en dos semanas", estima el economista de J. Safra Sarasin Sustainable AM, Raphael Olszyna-Marzys.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud