Bolsa, mercados y cotizaciones

Empresas españolas con dos buenos motores sin revolucionar: potencial y dividendo

El motivo por el que los aviones tienen dos motores es para sumar la cantidad de potencia necesaria para alcanzar la velocidad requerida. Además, si uno falla, cuenta con un segundo sostén de seguridad. En términos bursátiles, el recorrido en bolsa, por una parte, y el dividendo ofrecido por la firma, por otra, son los dos reactores con los que cuenta una compañía para asegurar un interesante retorno, por tanto, si ambos están a punto, las revoluciones también serán más bajas.

Concretamente, el retorno total de estos dos motores en un periodo determinado de tiempo se puede calcular a través de la expectativa de rentabilidad (calculada mediante la inversa del PER, que son las veces que el beneficio previsto se recoge en el precio de la acción) uniendo la rentabilidad por dividendo de la firma en cuestión.

Así, trasladando este ejercicio a toda la bolsa española, y teniendo en cuenta las previsiones que manejaba el mercado en enero para 2023 y 2024, frente a las proyecciones actuales, las firmas que han mejorado más sus propias marcas pertenecen, en mayor medida, al sector financiero, inmobiliario e industrial.

Bankinter es la que ve un mayor crecimiento en este sentido, al pasar de un retorno total previsto de 16,7%, el primero de enero, al 22,1% actual. Por PER, la firma capitaneada por Dolores Dancausa había sido históricamente más cara que sus homólogas, al haber tenido un mejor desempeño en bolsa que parte de ellas. Como ejemplo, desde 2020, cuando arrancaba la crisis sanitaria, Bankinter es el tercer banco español que más gana en bolsa, con casi un 60%.

Sin embargo, su andadura bursátil en 2023 no está viendo el viento a favor y es la entidad más bajista, con pérdidas del 17%. Estas caídas no se reflejan ni en su cuenta de resultados, ni en la confianza del mercado, con un alza en la previsión de beneficio neto del 16% en lo que va de año, que deja a Bankinter con uno de los multiplicadores más atractivos de su historia, de 6,7 veces. Para Ignacio Cantos, de ATL, la caída que acumula Bankinter en bolsa también es "una sorpresa", ya que sus resultados han sido muy optimistas, "sin perder depósitos y con subida de márgenes". Así, el experto indica que la fuerte penalización que sufre la entidad puede deberse a un efecto dominó de los bancos regionales estadounidenses, "aunque la situación de Bankinter no tenga nada que ver" con la de estas entidades.

La inmobiliaria Neinor Homes es la siguiente, al pasar de un retorno total (expectativa de rentabilidad más dividendo) del 19%, al principio del año, al 24,3% actual. En el caso de la promotora, que ve un avance de en torno al 6% en bolsa este año, este aumento de la rentabilidad total es gracias al motor del dividendo, ya que pasa de ofrecer una rentabilidad del 7%, el primero de enero, a casi el doble, el 12,8%. "La coinversión [ya que a partir del 2023 Neinor pondrá en marcha su nuevo plan de negocio] permitirá a la compañía optimizar la asignación de capital y reducir las inversiones, cristalizando valor a través de un plan de remuneración al accionista que contempla la distribución de 600 millones de euros de dividendos (7,5 euros/acción) en los próximos cinco ejercicios", indican desde Renta 4.

Otra entidad, Banco Sabadell, es la tercera que mejora más su propia marca dentro de la bolsa española. En el caso de la entidad presidida por Josep Oliu, este impulso le viene por ambas vías: la del rendimiento esperado y la de la retribución al accionista. Aunque la firma comunicó unas ganancias de 205 millones hasta marzo, un 4% menos, en el primer trimestre del año, superó la previsión de los analistas, que estimaban una caída del 33%. Así, su cotización en bolsa no sólo no se ve afectada, sino que es la segunda entidad financiera más alcista en el año (13%), sólo por detrás de BBVA. Su previsión de ganancias para este año también ve un alza por parte del mercado, por lo que Sabadell sigue teniendo un atractivo multiplicador, de 5,4 veces para 2023 y 2024.

Otra muestra de que la tormenta bancaria que empezó en marzo al otro lado del charco y que se contagió rápidamente a este continente no ha vapuleado, tal y como se esperaba, las cuentas de las entidades bancarias es CaixaBank. Un tercer banco ocupa la cuarta posición de este ranking, ya que la entidad es la siguiente que más logra aumentar su retorno total. CaixaBank engorda tanto su expectativa de rentabilidad –al caer en torno un 8% en bolsa en el año, pero ver un aumento en su previsión de ganancias– como su dividendo en este intervalo más de dos puntos. Desde Deutsche Bank matizan que la mejora de las previsiones de CaixaBank se debe, especialmente, "a la notable evolución del ROI (retorno de inversión), que ha vuelto a ser la mejor noticia del trimestre, impulsado por la subida de tipos y el limitado aumento de los costes de los depósitos", expresan desde la firma.

Repsol es la siguiente. La energética es la que ofrece la mayor expectativa de rentabilidad de las diez firmas, con un 22,6% actual, a la que se le suma un dividendo del 5,6%. Un dato que no sorprende si se tiene en cuenta que la compañía es actualmente la más barata por PER del Ibex, con un multiplicador de 3,9 veces. "El beneficio neto de Repsol [del primer trimestre] fue un 30% superior al del consenso, gracias a un mejor resultado del comercio de gas, mientras que el flujo de caja fue aún mejor, ayudado por impuestos en efectivo inferiores a lo previsto", añaden desde Barclays.

Firmas industriales

Aunque compañías del sector bancario e inmobiliario dominen esta lista, entre ellas también se cuelan en esta mejora de expectativas firmas del sector industrial como ArcelorMittal, Tubacex o Vidrala.

La siderúrgica ha mejorado dos puntos las expectativas de rentabilidad más el dividendo esperadas a comienzos de año y la cifra actual se acerca al 20%. Este buen hacer se debe especialmente al abaratamiento que ha registrado su acción. En concreto, ahora se adquiere un 25% más barata de lo que se compraba a inicios del 2023, a un PER de 5,8 veces. Un abaratamiento que no se produce por la caída de su acción en bolsa, sino por un incremento de las previsiones de beneficio del mercado (aumentan un 15% desde principios de año). "El primer trimestre suele ser un trimestre de consumo circulante, pero la compañía espera generar flujo de caja libre positivo en el año. Los riesgos de recesión en Europa, para una compañía de carácter cíclico, se han moderado", señalaban desde Bankinter.

El retorno total de Tubacex supera el 16%, cerca de dos puntos más de lo que ofrecía a comienzos del 2023. El importante crecimiento de las estimaciones para su rentabilidad por dividendo este 2023 y el próximo ejercicio desde que comenzó el año ha sido el sustento del aumento de sus motores. Con respecto a principios de año, la retribución de Tubacex (dedicada a la fabricación de acero inoxidable y de tubos) se ha incrementado más de un 60% tanto para este año como para el siguiente y ahora los dividendos de la compañía rentan un 3,4% en 2023 y un 4,5% en 2024, según las proyecciones de FactSet. En bolsa, la compañía se anota ganancias superiores al 20% en el ejercicio y haciéndose con la mejor recomendación de compra entre esta lista de firmas, sus perspectivas para este año a 2023 también desprenden optimismo. "Buenas perspectivas para la compañía apoyadas tanto en factores externos como el aumento de las inversiones en el sector previsto para los próximos ejercicios y de la reactivación de la energía nuclear, como, principalmente, al fruto de la excelente estrategia de la empresa", apuntaban desde Renta 4.

Empatadas prácticamente en el crecimiento de su retorno esperado desde enero se encuentran Merlin Properties y Vidrala. Las caídas que sufren los títulos de la firma inmobiliaria en bolsa han abaratado sus multiplicadores de beneficio un 11% en 2023 y un 13% para 2024 frente al PER que las previsiones apuntaban a principios del año. Las pérdidas en la bolsa española (que rondan el 13% desde el primero de enero) también han dejado a Merlin comprándose con un descuento superior al 50% sobre el valor de sus activos (NAV). El rendimiento del dividendo de la socimi también se ha incrementado y ahora sus acciones retribuyen un 5,7% y un 5,9% para 2023 y 2024, respectivamente. Con todo, el retorno que ofrece Merlin, ese doble motor, se sitúa actualmente en el 13,6%.

Por su parte, las expectativas de Vidrala se sitúan rondando el 10%. La compañía dedicada a la fabricación y venta de envases de vidrio para la industria alimentaria se anota ganancias en bolsa que superan el 17% este año y, sin embargo, desde el primer día de enero, su acción se ha abaratado hasta un 25% en 2023 y, sobre precios actuales, un 12% para 2024. "De cara al conjunto del ejercicio, la compañía tiene confianza en mantener un crecimiento de las ventas de doble dígito, que vendrá prácticamente en su conjunto del aumento interanual de los precios medios ya que se prevé que los volúmenes se mantengan estables", señalaban desde Renta 4 tras unos resultados que marcaron récord histórico trimestral a nivel de ventas. Así, desde inicio de año, las previsiones de beneficio neto del mercado han mejorado hasta un 58% y los expertos esperan que Vidrala bata también récords al lograr 233 millones de ganancias netas este año.

Al igual que ella, las estimaciones del consenso de analistas para Catalana Occidente tampoco han dejado de crecer. Ahora, su beneficio neto podría alcanzar los 500 millones de euros, un 7% más que las proyecciones que se esperaban a principios de año. Con ello, la firma no solo se ha abaratado por PER, sino que, además, sus estimaciones de rentabilidad por dividendo también han crecido tanto para 2023 como para 2024, provocando un aumento de su retorno de algo más de un punto con respecto a lo que ofrecía al inicio del ejercicio. Así, la firma presenta una expectativa de rentabilidad más el dividendo del 19%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud