Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo rebota un 16% desde mínimos del año y recupera la zona de los 85 dólares

  • El barril 'Brent' se sitúa a una subida inferior al 0,5% de borrar las pérdidas en el 2023
  • El déficit de demanda se agudizará en el segundo semestre del año, según los expertos
madridicon-related

En menos de 15 sesiones de cotización el precio del petróleo ha protagonizado una recuperación que lleva al barril Brent a la casilla de salida del 2023. La decisión de la OPEP de recortar de nuevo la producción de crudo ayudó al barril de referencia en Europa a anotar su mayor salto diario desde marzo del año pasado, cuando el mercado empezó a calcular cual sería el precio del combustible con Rusia (país exportador de petróleo y miembro de la OPEP+) como principal agente de la guerra de Ucrania.

Con las alzas de las últimas jornadas el Brent ya sube un 16% desde los mínimos del año. Este rebote permitió al crudo superar de nuevo los 85 dólares por unidad durante buena parte del martes. Un ritmo que mantiene desde el mínimo de los 72 dólares de hace dos semanas y que ha sido el suelo del 2023, hasta el momento.

Y es que el mercado ha seguido calibrando cuál será la oferta y demanda global de combustible este año en el que se añadió a la ecuación la posibilidad de una recesión por una eventual crisis financiera. Por esto último, el crudo cayó hasta el suelo anteriormente citado y también por ello el nuevo recorte de la OPEP, de más de un millón de barriles diarios, levanta el precio hasta los niveles actuales.

Sin embargo, las alzas del martes no fueron tan pronunciadas, como las que se dieron justo con la noticia del cártel del petróleo. Los 85 dólares por barril no es solo la referencia con la que arrancó el Brent el año, sino también el techo al que se ha enfrentado el crudo cotizado en cuatro ocasiones desde el primero de enero.

La recuperación de China no va al ritmo que se esperaba, lo que ralentiza la recuperación de la demanda en los primeros pasos del año aunque los países productores no ligados a la OPEP estén incrementando el ritmo de bombeo de petróleo, según la Agencia Internacional de la Energía (IEA, en inglés). Esto puede tener bajo control el precio del crudo durante el primer semestre del año siempre y cuando no se produzcan nuevos recortes por parte del cártel de países exportadores o la demanda se hunda por una recesión en China, Europa o Estados Unidos.

Además, esta estabilidad de precios se puede ver afectada por otro factor a partir de la segunda mitad del año, según la IEA, ya que si la OPEP no amplía su producción la mayor demanda que se presupone a partir de junio levantará de nuevo los precios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud