Bolsa, mercados y cotizaciones

El mercado solo espera un último alza de la Fed de 25 puntos básicos

  • Si las previsiones del mercado aciertan, se podría cerrar el año con los tipos al 4,25% en 2023
  • La Fed también actualizará sus previsiones macroeconómicas en medio de la tensión por la situación bancaria
madridicon-related

Cuando los bancos centrales suben los tipos de interés con mucha intensidad en poco tiempo, algo se rompe. Esta y otras frases del ramo se escucharon hasta la saciedad durante las últimas jornadas a raíz de la crisis que se inició con los problemas de liquidez de los bancos regionales norteamericanos. Pero, de momento, lo único que se ha roto son las previsiones del mercado.

La Reserva Federal de EEUU (Fed) realizará un nuevo alza de los tipos de interés en el país de 25 puntos básicos, si las expectativas más inmediatas que recoge Bloomberg se cumplen. Y es que el mercado ha pasado de valorar un alza para esta semana de 50 puntos básicos -que se descontaba hace diez días- a una reunión por parte de la Fed sin cambios en su política monetaria. Es decir, las expectativas han reflejado la incertidumbre de una eventual crisis financiera si continúan los contagios entre entidades a ambos lados del Atlántico que puede llevar de nuevo a una recesión: un temor que se había superado a comienzos del 2023.

Los contratos a futuro ligados al tipo de los fondos federales (tasa de préstamo a corto plazo utilizada por los bancos bajo el paraguas de la Fed) descuentan que la subida de tipos de esta semana sería la última de este ciclo. Eso si finalmente llega a producirse porque toma fuerza el sentimiento de que el presidente de la Fed realice un alto aunque sea momentáneo. "La situación del sistema financiero podría llevarle a no subir tipos, o a subir 25 pero con un mensaje claramente más dovish (suave)", señalaron desde el área de análisis de Bankinter. "Una pausa por parte de la Fed sería probablemente la respuesta más apropiada", estimó el director de inversiones de PGIM, Gregori Peters. De esta forma, el techo se situaría en el 5% en EEUU, según Bloomberg, y desde ahí se empezarían a ver los primeros recortes en junio que situarían el margen alto de los tipos en el país en el 4, 25% al cierre del presente ejercicio.

Pero la política monetaria no es lo único que tiene que actualizar Jerome Powell mañana miércoles. En medio de esta coyuntura, la Reserva Federal también tiene que renovar su previsión de perspectivas macroeconómicas para los próximos años. Una hoja de ruta que se solapa a su objetivo de control de precios y que puede quedar desactualizada antes incluso de anunciarse, como le pasó al Banco Central Europeo la semana pasada con el rescate de Credit Suisse anunciado por el Banco de Suiza -y que finalmente se saldó con la venta de la entidad a UBS, entidad suiza competidora, que tampoco calmó al mercado-. No obstante, el Banco Central Europeo se mantuvo firme y continuó endureciendo su política monetaria por lo que cabe la posibilidad de que la Reserva Federal haga lo propio, desoyendo a las proyecciones del mercado.

La última encuesta de expertos realizada por Bloomberg arroja cierto optimismo para los próximos años y se muestra más expansiva para la economía estadounidense en 2023 que en su anterior edición (mediados de febrero). Esto, a su vez, implicaría que el PIB del país crecerá en 2023 un 0,8% (la Fed estimó en diciembre que el crecimiento para este año sería del 0,5%).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud