Bolsa, mercados y cotizaciones

Lehman arrasó con el 60% del valor de la banca, cinco veces más que ahora

El pánico desatado tras la quiebra de Silicon Valley Bank (SVB), la decimosexta entidad por tamaño de depósito en Estados Unidos, ha despertado los fantasmas de Lehman Brothers. Pero, ¿qué tienen en común el punto de partida de la Gran Recesión con el colapso del banco californiano? Fuera de que ambos han sido intervenidos y que tienen problemas de liquidez, los expertos consultados por este medio desechan similitudes.

Si hay una lección aprendida tras las diferentes crisis financieras es que el sector bancario depende de la confianza de sus clientes. Si se pierde, el sistema se derrumba. Sin embargo, la raíz de la depresión de 2008, a diferencia del origen del colapso de SVB, era una cuestión de solvencia –y no de liquidez– y de un deterioro de la calidad crediticia de sus activos. Entonces, la creación de productos hipotecarios de escaso o nulo valor se extendió a todo el sector financiero, por lo tanto, cuando la pelota se deshinchó, el sistema cayó en picado.

Viendo lo que hicieron los bancos en bolsa tras la quiebra de Lehman en 2008, también se puede ver que, de momento, la magnitud de uno y otro evento es muy distinta. De media, los grandes bancos de Wall Street cayeron un 70% entre septiembre y marzo del año siguiente, momento en el que el S&P 500 tocó mínimos.

Ahora, la caída desde el viernes apenas supera el 6%. Si nos venimos a Europa, el desplome fue del 72% frente al 15% actual mientras que en España el sector perdió un 43% en este periodo, el triple que la caída actual. Si se extrapola una media de todo, Lehman se llevó cinco veces más valor de los bancos que esta crisis. De momento, eso sí.

Por firmas, la entidad bancaria europea que más corrige en la última semana es Société Générale, que pierde más de un 19%. En clave española, Banco Sabadell, que había ocupado el primer puesto del Ibex en ganancias anuales durante semanas, se deja más de un 20%. En Wall Street las pérdidas acumuladas son menores, con Goldman como el más bajista en este intervalo, con un -8%.

Desde la crisis financiera mundial, la normativa ha obligado a los bancos a mantener mucho más capital que antes y a desapalancarse en gran medida, de modo que la situación de la que parten las entidades que conforman el sector dista mucho de la de entonces.

Esta vez, el tsunami comenzó cuando el banco de California anunció una gran ampliación de capital para tratar de contener sus finanzas, tras reconocer que su propia cartera de activos había sufrido grandes pérdidas. Esto provocó una oleada de ventas que obligó a suspender su cotización el viernes y, finalmente, el Gobierno de California anunciaba la liquidación del banco.

El anuncio de SVB llegaba justo después del colapso de Silvergate, lo que provocó más pánico entre las empresas de capital riesgo. "Cosa muy distinta es lo que ha pasado con Credit Suisse, puesto que la entidad ya había protagonizado algún escándalo contable en los últimos meses, aunque haya sido ahora cuando el auditor externo haya avisado de la salida de depósitos del banco suizo. Este banco ha tenido que recurrir al Banco Central Suizo, que va a regar de liquidez al CS para tapar este agujero mientras recupera la confianza de los depositantes y, en consecuencia, de los inversores, que llevaron a mínimos históricos este miércoles a su valor.

Diferencias

Además de lo ya mencionado, desde Value Tree señalan dos principales diferencias entre la crisis de Lehman Brothers y la actual: "No es un caso similar a la crisis de 2008 principalmente por dos motivos; en primer lugar, estos bancos que han sido liquidados en Estados Unidos no son sistémicos y no afectan al sistema financiero en su conjunto y, en segundo lugar, no son bancos comerciales al uso si no que desarrollaban actividades muy especializadas con poca extensión en la economía real".

"Esto ya lo hemos visto antes y no hay que remontarse a la Gran Crisis Financiera; en Europa, el Banco Popular español se hundió por una estampida bancaria supuestamente inducida por las autoridades locales en junio de 2017 que aconsejaron a comunidades y ayuntamientos que retirasen los fondos del banco al poner en duda su solidez financiera", recuerdan en La Française AM.

No obstante, también hay diferencias entre el modelo estadounidense y el europeo "que hacen que la quiebra de un gran banco sea menos probable ya que el capital es elevado, la normativa estricta y las autoridades están sometidas a distintas pruebas de estrés", explican desde eToro. "Los europeos suelen tener niveles de capital y liquidez más elevados, aunque es cierto que de haber una quiebra sería peor ya que los préstamos bancarios son la principal fuente de financiación de las empresas"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud