Bolsa, mercados y cotizaciones

La banca reduce su exceso de capital a la mitad en el segundo semestre

  • Cae en 3.000 millones desde junio, hasta 2.600 millones sobre un 'CET1' del 12%
  • La recesión aumenta las exigencias del BCE y reduce la expectativa de nuevas recompras
Ana Botín, presidenta de Banco Santander. EE

La vuelta a un escenario normalizado tras la pandemia -con el regreso de la retribución al accionista- y una descontada recesión técnica a comienzos del próximo año continúa ajustando a la baja el exceso de capital del sector bancario.

Durante el segundo semestre del año las grandes entidades cotizadas han reducido a la mitad el capital sobrante sobre un mínimo del 12% en su versión más exigente, el CET1 fully loaded. Entre Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Sabadell sumarán algo más de 2.600 millones de euros a cierre del ejercicio de exceso de capital sobre el 12% mencionado, según las previsiones del consenso de mercado, lo que representa una rebaja del 53% frente a las estimaciones que había sobre el sector en junio. Bankinter no se incluye en este grupo ya que la previsión apunta a un 11,9%. Editorial | Adiós a los dividendos extra de la banca.

El recorte es especialmente significativo en las dos grandes entidades que han visto caer su margen en más del 50% para 2022 y 2023, tal y como contempla el mercado. Basculan de un exceso previsto de unos 4.750 millones de euros en junio, a 1.700 millones para este año; y de 7.300 a 3.760 en 2023. En base a estas mismas estimaciones, Santander verá aminorarse su CET1 fully loaded desde el 12,32% previsto hace un semestre al 12,16% actual. Y el próximo ejercicio del 12,6% al 12,35%.

Este porcentaje es relevante teniendo en cuenta que el 12% de capital de primer nivel es el mínimo marcado por la industria para mantener un nivel holgado y determina, en cierto sentido, su capacidad para retribuir al accionista, emprender nuevos programas de recompras de acciones e, incluso, de llevar a cabo operaciones corporativas. Pero esto no implica que la solvencia de la banca esté en duda. Si se toma como referencia el requerimiento mínimo exigido por el Banco Central Europeo (BCE) los bancos españoles cumplen con holgura. Tanto es así que, a pesar del tímido incremento que se ha producido en las exigencias de cara a 2023 para la mayoría de los bancos españoles, las entidades cotizadas cuentan con un colchón de capital superior a los 46.500 millones de euros sobre estos mínimos que se sitúan en el entorno del 8,5% en la mayoría de los casos.

El sector mantiene el compromiso de distribuir del 40% al 60% de su beneficio neto

En el caso de Banco Santander aumentó del 8,85% al 8,91%. Con las cifras de cierre de septiembre, la entidad que preside Ana Botín dispone de un exceso de capital de 20.540 millones de euros a nivel grupo. Para BBVA el requerimiento pasó del 8,6% al 8,72%, frente al 12,45% al que cerró el tercer trimestre. Esto implica 12.700 millones de euros por encima del mínimo exigido por Fráncfort. CaixaBank -del 8,31% al 8,44%- cuenta con cerca de 8.500 millones por encima de los niveles solicitados por el BCE. A Sabadell se le pide una ratio del 8,65% (frente al 8,46% anterior) y cerró septiembre en niveles del 12,65%, unos 3.200 millones por encima, mientras que Bankinter cuenta con la mayor holgura de todos. Sus requerimientos mínimos están en el 7,726% y concluyó el trimestre en cotas del 11,9%, lo que supone 1.500 millones de euros por encima o 4,174 puntos porcentuales más, la mayor diferencia de todo el sector.

No más recompras

Con 2.600 millones de exceso de capital sobre los mínimos marcados por el sector, se antoja difícil ver más recompras de acciones adicionales a los payouts que han hecho públicos los bancos. Esto exime a Santander, que ha incorporado su buyback como parte de la retribución del banco, del 40% sobre beneficio neto y al que destina justo la mitad.

De cara al próximo ejercicio, las estimaciones apuntan a que los cinco mayores bancos cotizados (dejando de lado a Unicaja) distribuirán cerca de 9.400 millones de euros en dividendos, incluyendo la recompra de acciones de Santander, valorada en cerca de 2.100 millones, la mitad del efectivo a distribuir. Con cargo a 2021 los tres grandes, Santander, BBVA y CaixaBank aprobaron recompras por valor de 7.000 millones, la mitad de este importe corrió por cuenta de la entidad presidida por Carlos Torres y fue una de las mayores de Europa.

Las previsiones apuntan a un exceso de capital de BBVA cercano a los 2.200 millones de euros para 2022 y 2023. La entidad no se ha comprometido a aprobar un nuevo buyback, pero sí a una ratio de payout que va del 40% al 50% de su beneficio.

En lo que respecta a CaixaBank, finalizó hace quince días su programa de recompra por valor de 1.800 millones de euros. El banco anunció la intención de retribuir a sus accionistas con 9.000 millones de 2022 a 2024, pero el mercado no contempla una nueva recompra con cargo a este año, precisamente ante unas mayores exigencias de capital. Lo que no se descarta es un posible aumento del payout por encima de la horquilla del 50%-60% comprometida por el banco. Los analistas de Credit Suisse elevan este porcentaje a niveles del 70% en su último informe.

El dividendo de BBVA 'reina'

BBVA está en todas las quinielas como la entidad que será líder de la rentabilidad por dividendo del sector bancario los próximos años. De cara a la retribución con cargo a este ejercicio, el consenso espera un pago en efectivo de 0,45 euros brutos por título, lo que implica un retorno del 8% a los precios actuales. El banco ya abonó el pasado 7 de octubre un primer dividendo de 12 céntimos. Si se cumplen las previsiones, esto supone un incremento del 45% sobre el pago de 2021. El beneficio aumentará un 37%, hasta los 6.380 millones, según las previsiones recogidas por Bloomberg. Consulte aquí El calendario de próximos dividendos de la bolsa española

El dividendo de Santander rentará un 4,5% en efectivo -0,12 euros previstos- y hasta el 9% si se incluye la recompra de acciones. Por su parte, el dividendo de CaixaBank ascenderá hasta los 0,231 euros, lo que implica rentabilidades del 6,3%. Sabadell, con 5 céntimos por acción previstos, alcanzaría el 5,7%, seguido de Bankinter, cerca del 4,9%, con 0,30 euros brutos. De momento ha pagado ya 0,18.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud