Bolsa, mercados y cotizaciones

El dividendo de siete firmas del Ibex está 'garantizado' los próximos años

  • Otras ocho cotizadas mantienen un compromiso de un 'payout' mínimo
  • Enagás ofrece un 10% de rentabilidad hasta 2024 y Mapfre y BBVA baten el 8%
Madrid

En momentos de volatilidad en los mercados se antoja difícil encontrar certidumbre. Sin embargo, hasta siete grandes cotizadas españolas pueden presumir de que, al menos, sus accionistas encontrarán en ellas una retribución estable los próximos años porque la tienen comprometida en sus respectivos planes estratégicos y se trata de, principalmente, las utilities españolas. En la actualidad cuentan con una hoja de ruta con un horizonte temporal definido (hasta 2025 o 2026) Enagás, Endesa, Redeia (Red Eléctrica), Naturgy, Iberdrola, Repsol y Aena, que anunció su guidance hace menos de quince días postpandemia y con el regreso del dividendo.

Además, otras ocho compañías que cotizan en el Ibex 35 también han adquirido algún tipo de compromiso retributivo con sus accionistas, aunque no lo hayan desarrollado en un plan estratégico y no exista un plazo definido. En general, se trata de bancos como es el caso de los cinco que cotizan en el selectivo (BBVA, CaixaBank, Santander, Sabadell y Bankinter), a quienes se suman Mapfre, Acerinox y Acciona Energía, si se toma como referencia un payout del 25% en su primer año repartiendo dividendos.

Los pagos más altos

No es baladí comprar acciones de una compañía que tenga una retribución garantizada los próximos ejercicios y que esta, a los precios actuales, rente un 10% solo contando con el cobro de dividendos. Este es el caso de Enagás, cuyas líneas estratégicas están definidas en un plan a 2030, pese a que se ha puesto como objetivo "priorizar el crecimiento frente a la distribución del dividendo". Por ello, la gasista decidió aumentar el pago por acción un 1% cada año en 2022 y 2023 y, a partir de entonces, congelar su pago en un importe de 1,74 euros brutos por título hasta, como mínimo, 2026. Implica retornos anualizados del 10%.

El sector financiero ocupa, por detrás de Enagás, las primeras plazas por rentabilidad gracias a dividendos que superan el 8% en el caso de Mapfre. La aseguradora se ha comprometido a un payout mínimo del 50% sobre el beneficio neto entre 2022 y 2024. Esto arroja rentabilidades que llegan al 8,6% en 2024. La firma abonó su primer dividendo con cargo a 2022 el pasado 30 de noviembre. Se estima un pago anual de 0,142 euros.

La retribución de BBVA se ha convertido en la más atractiva del sector bancario nacional, por encima del 8%. Su compromiso es el de una ratio de payout de entre el 40%-50% mínima. Se prevén 0,44 euros de dividendo sobre las cuentas de 2022 (cuando hará, previsiblemente, beneficio histórico por encima de 6.150 millones de euros), de los que ya ha pagado 12 céntimos.

CaixaBank cuenta con el mayor payout comprometido, del 50% al 60%: se espera un abono anual de 22 céntimos este ejercicio, que rentan un 6,7%, sin contar recompra de acciones. Sabadell lo ha elevado hasta el 40%, con pagos que rentarán entre 5,6% y 6,5% los dos próximos ejercicios y Bankinter, con una ratio de reparto estable del 50% sobre el resultado neto superará el 5% de rentabilidad.

Acerinox, que no cuenta con un plan estratégico en materia de dividendos, eleva a 0,6 euros su pago anual, un 20% más, tras cuatro años en los 50 céntimos por acción.

Más planes estratégicos

La teoría clásica de inversión habla de dividendos estables y, a poder ser, crecientes, pero no de rentabilidades de doble dígito, sino de aquellas capaces de mantenerse sobre el 4%-5%. Este es el caso de Endesa con un plan 2023-2025 en el que aspira a un payout del 70% para el ejercicio 2025. Entretanto, repartirá 1 euro por acción en 2023, 1,2 euros (2024) y 1,4 euros en 2025, con una rentabilidad actual del 6,7%.

Aena ha dado por superado el periodo Covid y ha aprobado un plan a 2026 donde se compromete a mantener una ratio de pago del 80% mínimo y un dividendo complementario (que se añadirá al que apruebe el gestor) de 1,37 euros con cargo a 2022. El consenso prevé un pago de 3,8 euros este ejercicio, que rentan un 5,2% y que vuelva a los 6,9 euros en 2025, un 9% por debajo del dividendo prepandemia que canceló.

Al calor de un año de beneficios históricos, Repsol acaba de actualizar su guidance a 2025 cuando batirá rentabilidades del 5%. El compromiso de la petrolera es llegar a 0,75 euros con cargo a ese ejercicio. El próximo dividendo de la compañías será el 11 de enero, con 0,35 euros.

Redeia se ha comprometido a mantener un suelo de la retribución en 0,8 euros hasta 2025 (renta un 4,6%). Naturgy tiene firmado un payout medio para el periodo 2021-25 del 85%, y 1,2 euros por acción y año como suelo. Iberdrola distribuirá hasta 2025 entre el 65% y el 74% de su beneficio entre los accionistas, lo que arroja rentabilidades del 4,2% y un dividendo que llegará a 0,50 euros en 2025.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments