Bolsa, mercados y cotizaciones

El empleo americano y China refuerzan a Europa mientras la Fed lastra a Wall Street

  • El discurso de Powell se cobra sus víctimas en Wall Street, frente a los parqués europeos que finalizan el cómputo semanal en positivo. Europa avanza un 2% desde el lunes. En el Ibex, Rovi se desploma su recorte de previsiones para 2023. El bono americano toca el 4,2% de rentabilidad y el alemán alcanza el 2,29%
Madridicon-related

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) volvió a subir en la reunión del miércoles, tal y como se esperaba, los tipos de interés en 75 puntos básicos, en la que fue la cuarta subida consecutiva de este calibre. Así, los tipos de interés estadounidenses se sitúan ya en el 4%, su nivel más alto desde 2008. Jerome Powell, presidente de la institución, trasladó un mensaje que sentó como un jarro de agua fría a los inversores: los próximos movimientos serán menores, pero el tipo máximo podría ser mayor. El mercado descuenta ahora unos tipos en el 5,25%, frente al 4,25% que marcaban las últimas previsiones publicadas por el organismo en septiembre.

Sin embargo, el dato de empleo de Estados Unidos que se conoció el viernes –la primera economía del mundo creó 216.000 nuevos empleos en octubre– templó los mercados e, incluso en el parqué europeo, se llegaron a ver avances por encima del 2% y del 3% –el Cac parisino registró el mejor comportamiento del Viejo Continente, con una revalorización del 2,8%–. Aunque Estados Unidos no se lleva todo el mérito del rebote, ya que China también impulsó a las bolsas en varias sesiones de la semana. "China está trabajando en planes para eliminar un sistema que penaliza a las aerolíneas por traer casos de virus al país, una señal de que las autoridades están buscando formas de reducir el impacto de la política Covid-zero", informaban desde Bloomberg.

Así, en esta convulsa semana, las bolsas de Europa firman un cómputo semanal positivo. Los mayores avances los experimentó el parqué londinense, con una revalorización del 4,1% desde el lunes –reduce sus pérdidas anuales hasta el 0,67%, el selectivo que menos cede en el continente–. Por su parte, el EuroStoxx 50 ganaba un 2,1% y el Ibex mostraba el menor avance de la semana, con una subida del 0,33%. A nivel técnico, Joan Cabrero – asesor del portal premium de elEconomista.es, Ecotrader– señala que las caídas que las bolsas europeas experimentaron en las sesiones del miércoles y jueves "son una simple consolidación y pausa previa a mayores alzas". A la subida del viernes añadía que "las bolsas europeas se resisten a formar una consolidación que sería óptima para comprar bolsa con una ecuación rentabilidad riesgo mejor que la actual".

Pese a que los datos de empleo también alzaron ligeramente a Wall Street el viernes, el parqué norteamericano no pudo salvar la semana en positivo, castigado tras la reunión de la Fed. Las caídas sobrepasaban el 7% en el caso del Nasdaq –en la que es su peor semana desde enero– y el 4% en el caso del S&P 500.

Rovi se desploma

Dentro del Ibex, Rovi fue la gran protagonista de la semana y no para bien. La farmacéutica se desplomó en la semana un 18,91% –cae un 49,57% en 2022–. Sus buenos resultados trimestrales no pudieron respaldar el recorte de previsiones que la firma lanzó para 2023. "Rovi dijo que se enfrentará a un nuevo escenario pospandemia de la Covid-19 en el que "la incertidumbre sobre la evolución de la enfermedad es muy alta", apuntaban desde Bloomberg. A su caída le seguían la de Bankinter y Solaria del 4,24% y 3,31% respectivamente.

En la parte alta de la tabla, se situó Telefónica con una subida del 6,3% –su mayor avance en una semana desde finales de junio– seguida de Acerinox e IAG –rebota más de un 30% desde los mínimos del año–, con alzas del 6,3% y el 5,6% respectivamente.

Las palabras de Powell tuvieron su reacción en el mercado de la renta fija. Las ventas se impusieron en los principales bonos que aumentaron su rentabilidad por encima de 10 puntos básicos tanto a uno como otro lado del Atlántico. El papel soberano estadounidense a diez años llegó a superar la cota del 4,2% de rendimiento y, por su parte, el bund alemán se situaba en el entorno del 2,29%–se encamina a los máximos del año en el 2,41%–. La deuda italiana fue la más castigada y sumó en los últimos cinco días 16 puntos básicos, colocándose en el 4,46% de rentabilidad.

La cotización del Brent repuntó hasta máximos de hace un mes, recuperando los 97 dólares por barril a media sesión americana. Y el euro volvió a perder el pulso contra el dólar y esta semana se deja sobre un 0,7% de su valor, estableciéndose el cambio en los 0,98 dólares.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud