Bolsa, mercados y cotizaciones

El BCE no solo subirá tipos: también prepara cambios en la remuneración a los bancos y las TLTROs

  • UBS: "Creemos que el BCE endurecerá las condiciones de las TLTRO-III"
  • Sería una forma de forzar a los bancos para que devuelvan esa liquidez
  • J. Safra Sarasin Sustainable: "Esto puede destruir la confianza en el BCE"
Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo. Foto de Reuters

El jueves 27 de octubre tendrá lugar la penúltima reunión de política monetaria del Banco Central Europeo de este 2022. Se espera que sea una reunión con mucho contenido. Se da por hecho que se anunciará una nueva subida de tipos, aunque el tamaño de la misma aún puede 'bailar' antes de que llegue la fecha. Además, cada vez parece más probable que el BCE anuncie cambios en las TLTRO (subastas de liquidez a largo plazo) o en la remuneración de las reservas de los bancos o ambas a la vez, en un intento por drenar parte de la liquidez que se inyectó al sistema financiero durante la crisis del covid y así retirar parte de la gasolina que ha ayudado a alimentar la inflación.

Durante años de políticas expansivas en la eurozona (bajadas de tipos, compras de bonos, inyecciones de liquidez), los bancos han acumulado cantidades ingentes de liquidez que circulan por las cañerías del BCE y de vez en cuando se filtran a la economía real en forma de crédito bancario. Con la inflación disparada y sin demasiadas expectativas de recuperar pronto el objetivo del 2%, el BCE necesita acompañar las subidas de tipos con un drenaje de liquidez selectivo, que a su vez reduzca los beneficios caídos del cielo que está obteniendo la banca por dejar su dinero aparcado.

Los analistas creen que el próximo 27 de octubre, el BCE endurecerá las condiciones de las TLTRO III o aplicará algún tipo de medida que fuerza a la banca a devolver esos préstamos antes de tiempo. Ahora mismo, los bancos que acudieron a estas subastas tan ventajosas (podían ganar hasta un 1% simplemente pidiendo el dinero y prestando a familias y empresas) están obteniendo unos beneficios que podrían ser contraproducentes para la transmisión y los objetivos de la política monetaria dentro de la eurozona.

Los economistas de UBS creen que el BCE anunciará "un cambio en la estructura de precios de las TLTRO-III. Esta será probablemente la opción preferida en comparación con la creación de un sistema de tramos inverso para la remuneración de las reservas (los bancos pueden ganar hasta 30.000 millones manteniendo sus reservas en el balance del banco central). Un cambio en los términos de las TLTRO-III debería llevar a la banca a devolver de forma voluntaria al BCE parte estas inyecciones en diciembre de este año", aseguran desde el banco suizo.

"A medida que los bancos devuelven las TLTRO y el BCE comienza el ajuste cuantitativo (la reducción del balance), se reduciría la fragmentación del exceso de liquidez en la zona del euro", sentencian los expertos de UBS. No obstante, los movimientos deben diseñarse con extrema inteligencia para no generar un terremoto en el mercado. Retirar el ponche en una fiesta siempre es peligroso porque hay quien necesita seguir bebiendo para resistir. 

¿Cambios en las TLTRO-III?

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, también ha dejado entrever que se podrían realizar algunos ajustes que reduzcan el atractivo de la liquidez obtenida a través de las TLTRO. "En el contexto de la pandemia, las TLTRO III proporcionaron mucha liquidez a los bancos, algo más de 2 billones de euros a un tipo muy atractivo para las entidades, un tipo de interés negativo... Pero las TLTRO nacieron en un entorno de pandemia. Y la pandemia en este momento ya no es la amenaza que era en comparación con lo que teníamos en marzo de 2020, y además estamos en el proceso de normalizar la política monetaria".

Ahora mismo, a los bancos se les cobra un interés equivalente a la tasa de depósito media del BCE durante la vida del préstamo TLTRO (como esa tasa ha sido negativa en los últimos años, los bancos están pagando mucho menos de lo que reciben por dejar esa liquidez aparcada en el BCE) que vence a finales de 2024. Desde UBS proponen que toda la liquidez que tienen los bancos en sus balances procedente de las TLTRO quede sin remunerar (la liquidez se remunera al 0,75% ahora mismo). La otra opción pasa por cambiar las condiciones de las TLTRO directamente, según explican desde UBS.

Karsten Junius, economista jefe de J. Safra Sarasin Sustainable AM, cree que "cambiar las condiciones de los TLTROs con carácter retroactivo destruiría la confianza, mientras que excluir los fondos de los TLTROs de la remuneración de las reservas sólo induciría a desplazar la liquidez".

Desde J. Safra Sarasin Sustainable AM, se muestran a favor de un sistema de escalonamiento inverso en el que una parte de las reservas de los bancos comerciales se remunere al 0% o a un tipo inferior al tipo de interés oficial. "Esto ayudaría a limitar las enormes pérdidas operativas futuras del eurosistema. En el mejor de los casos, incentivaría a los bancos a reembolsar sus TLTROs hasta cierto punto. Además, también sugerimos que el BCE ofrezca instrumentos de absorción de liquidez, como depósitos a plazo fijo, repos inversos o certificados de deuda del BCE, para reducir su base monetaria", sentencia el experto en una nota.

Las futuras pérdidas del BCE

Estos expertos muestran su preocupación por "la salud del balance del BCE. La caída del mercado de bonos este año significa que el BCE se enfrenta a importantes pérdidas ocultas en su cartera de bonos. Aunque los bancos centrales no tienen que obtener beneficios y pueden operar con fondos propios negativos, no operan en el vacío", explican los expertos de Safra Sarasin.

"En un momento en el que los tasas de inflación superan en un múltiplo el objetivo de inflación, el euro ha alcanzado el nivel más bajo de los últimos 20 años y la economía puede estar cayendo en una profunda recesión, las grandes pérdidas en el balance del BCE pueden dañar aún más la confianza en el euro y en su guardián monetario".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud