Bolsa, mercados y cotizaciones

Porsche salva plana su salida a bolsa tras llegar a subir un 5%

  • Se coloca como la cuarta compañía de mayor peso del sector, que pierde casi un 30% en 2022
Madrid

Querían un día redondo en Porsche. La compañía ha salido este jueves a bolsa con 911 millones de acciones en circulación (en homenaje a su icónico coche) 911 meses después de que Porsche comenzara a diseñar su primer deportivo, según la propia escudería.

Pero el pesimismo del mercado ha restado protagonismo a la compañía que comenzaba su andanza en el parqué por solitario. La automovilística arrancó la sesión con un precio de 82,5 euros por título (el máximo de la horquilla fijado por la compañía) y su precio al cierre ha sido prácticamente el mismo (82,8 euros), a pesar de que ha llegado a subir casi un 5% a media jornada.

Y a pesar de la volatilidad del mercado, con el Dax alemán recortando más de un 1,8% en la misma sesión, Porsche ha cumplido con las expectativas en la que es la mayor salida a bolsa en Europa en una década, aunque solo el 7,7% de las acciones esté en manos de pequeños inversores, según la bolsa de valores de Frankfurt.

Varias firmas apostaban por una buena acogida a pesar del contexto económico actual, como apuntaron desde Bankinter, con una valoración cercana a los 75.000 millones de euros. Y al cierre de los mercados de este jueves Porsche se sitúa como la cuarta compañía por valor de mercado por detrás de su matriz, Volkswagen, lo que supone que la marca de lujo tiene la misma valoración que el 90% del grupo. La pregunta ahora es saber la marca de lujo será capaz de batir a las escuderías de Volkswagen, Audi o Seat -entre otras- todas juntas si los vientos en contra afectan más a las gamas más utilitarias que a la escudería de lujo.

Lo que Porsche sí ha conseguido ya en su primera sesión como automovilística cotizada ha sido que la acción del holding de Porsche (que ya cotizaba en el mercado) restase más de un 11,3% en la jornada del jueves, siendo su peor sesión desde la irrupción del Covid. Ahora que la escisión de la automovilística del grupo Volkswagen se ha materializado, las comparaciones con marcas como Ferrari ya son habituales entre los bancos de inversión. Y es que la historia demuestra que no en todos los casos en los que un grupo automovilístico saca una marca a cotizar por separado obtienen un resultado satisfactorio. Como ejemplo, Ferrari sube casi un 400% desde su estreno en bolsa hace casi siete años mientras que la británica Aston Martin salió al mercado con un precio en torno a las 45 libras (50 euros al cambio) y desde entonces pierde casi un 96% hasta el euro y medio con el que cerró la pasada jornada.

Porsche vs. Ferrari

Las opiniones del mercado han venido marcadas ahora por ver si Porsche cotiza más barata o no que sus pares. Aunque la expectativa ha sido máxima, todavía no hay suficiente seguimiento como para hablar de consenso en las previsiones de cara a su cierre de 2022. Pero basándose en la valoración de salida de 75 billones de euros (75,2 billones con los que cerró en la sesión del jueves) la compañía cotiza con un descuento del 60% frente al EV/ebitda de Ferrari, según el analista de Bloomberg, Michael Dean. Y si se compara su PER (veces que el beneficio queda recogido en el precio de la acción) Ferrari duplica ampliamente las 16,5 veces que arroja el multiplicador de Porsche. No obstante, el lujo se paga caro ya que ambas se sitúan por encima de la media del sector (que no supera las 10 veces) y sacando de la ecuación a Tesla que aunque se dedique a la fabricación de vehículos eléctricos, la compañía responde más a la descripción de una compañía tecnológica que automovilística.

Ahora, Porsche se enfrenta en igualdad de condiciones a las automovilísticas cotizadas que se dejan en Europa un 28,1% en lo que va de 2022, si se tiene en cuenta el grupo dentro del Stoxx 600. El debut de Porsche ha permitido al grupo Volkswagen recaudar 9.400 millones de euros, según Bloomberg. Con ese dinero el holding tiene pensado expandir la electrificación de sus modelos, como ya ha adelantado la propia compañía antes de la salida a bolsa, aunque el modelo 911 -que supone casi un 30% de las ventas de la escudería- seguirá llevando un motor de gasolina.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments