Bolsa, mercados y cotizaciones

Porsche se une a las automovilísticas cotizadas cuando ceden un 15%

  • Las automovilísticas darán la bienvenida en el parqué a la escudería de lujo
  • La crisis de semiconductores y la inflación pasan factura al sector
  • El consenso de mercado sigue viendo recorrido por delante para las grandes marcas
Madrid

Con la llegada de septiembre, las compañías automovilísticas cotizadas tendrán que hacer sitio a una nueva escudería en el parqué: Porsche. Aunque el holding ya cotiza en bolsa (y la marca está integrada dentro de la multinacional Volkswagen) el mercado dará la bienvenida a la marca de vehículos deportivos en los próximos días, en un momento en el que el sector pierde de media un 14,6% de media en bolsa este 2022.

Volkswagen ya adelantó en marzo de este año que quería sacar al mercado su línea de lujo para competir de tú a tú con Ferrari, que cotiza en bolsa desde 2015. Ahora, se sabe que la intención del grupo es iniciar la OPV durante los primeros días de este mes, según recoge Bloomberg, que estima que la valoración en bolsa de la compañía rondaría los 85.000 millones de euros. De alcanzar esta cifra, Porsche aterrizaría en el parqué de Frankfurt como la cuarta automovilística más grande del mercado por capitalización del mundo. En Europa, sería la segunda por detrás de su participada, Volkswagen.

Pero por muy alta que sea la expectación, Porsche se enfrenta a un entorno en el que la renta variable en general -y automovilísticas en particular- se han visto arrastradas por los miedos a una recesión y el giro agresivo de las políticas monetarias de los bancos centrales. El sector europeo pierde un 21,5% dentro del Stoxx 600 y dentro del S&P 500 la caída es mayor -un 23,8%- por lo que el sector ha perdido rodaje en el parqué.

Puede que las ventas este año sigan recuperándose del dato de 2020, paupérrimo por la pandemia, pero el ritmo está siendo más lento del esperado por la crisis de semiconductores y la inflación que afecta al consumo. La matriculación de vehículos (y por tanto la venta de nuevos coches) en Europa puede quedarse este año por debajo de la cifra de 2021, según apuntan desde la patronal automovilística europea ACEA. La directora de comunicación de Anfac, Noemi Navas, valoró las matriculaciones como "un dato solo visto en la anterior crisis económica". Desde luego, el consenso de mercado recogido por FactSet augura que las ventas este año apenas superarán las de 2021 y que para 2023 crecerán un 6% de promedio.

Si el sector mejora sus cifras será gracias al tirón de Tesla y su fabricación de vehículos eléctricos, según el mercado, ya que mejorará sus cifras este año un 40% y otro 75% para el ejercicio que viene. La empresa de Elon Musk es el titán del sector por capitalización bursátil (triplica en tamaño a la siguiente automovilística más grande) aunque en la práctica cumple más criterios como valor tecnológico que como empresa de automación. Quizá por eso ofrece un PER (veces que el beneficio queda recogido en el precio de la acción) desorbitado respecto al resto -69 veces frente a las 9 veces de la media-. Aun así, Tesla fabrica coches por lo que no deja de ser una automovilística con un potencial alcista del 10%.

Si nos fijamos en el recorrido que estima el mercado para las compañías del sector, Stellantis es la que destaca por encima de todas ellas. Con su precio actual de 13,1 euros tiene un potencial del 65% hasta su precio objetivo en los 21,6 euros. Además, Stellantis sigue siendo la más barata por su PER de 2,6 veces. De hecho, el sector se abarata con las recientes caídas mientras el consenso de mercado mantiene la confianza en la recuperación del sector.

Compañías como BMW mostraron en el primer semestre unas cuentas sólidas, según apuntan desde Bankinter, aunque la compañía se mantuvo "más cauta que sus competidoras" de cara al resto de 2022 por el impacto que puede tener en sus costes un corte del gas ruso. Volkswagen no se ha mostrado preocupado por este factor -mantiene sus guías sin cambios tras presentar resultados hasta junio-, aunque desde el banco de inversión sí que se muestran cautelosos a un incremento de los precios de la energía en el grupo alemán. Así, ambas compañías cuentan con un potencial alcista superior al 40%, según el consenso de FactSet, mientras que muestran el mismo ratio beneficios/valor bursátil para este año: en cuatro veces.

General Motors es el valor más bajista del sector, lo que demuestra que la industria norteamericana del motor tampoco escapa a los recortes. Pero mientras GM mantiene su recomendación de compra por parte del consenso de mercado, Ford tiene un consejo mayoritario de mantener posiciones, según FactSet, a pesar de que se espera que supere en un 42% su resultado bruto de explotación de 2021. Por su parte, las automovilísticas asiáticas soportan mejor que sus pares la evolución en el mercado este 2022. Nissan y Toyota ceden menos de un 10% en las dos primeros tercios del año -Honda incluso está en positivo- aunque se pagan más caras que las europeas y norteamericanas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments