Bolsa, mercados y cotizaciones

Cellnex justifica más del doble de su valor solo con su crecimiento natural

  • Este año se deja cerca de un 30% en bolsa
Madridicon-related

Cuando en el mes de julio se oficializó el secreto a voces que era el hecho de que Cellnex no iba a ganar la puja por las torres de Deutsche Telekom el mercado reaccionó en un primer momento con subidas, premiando la cautela financiera de la española. Sin embargo, desde entonces, la cotización de la compañía no ha terminado de arrancar y sigue siendo una de las peores del Ibex este año, con caídas cercanas al 30%.

Es cierto que era una oportunidad histórica para la empresa por el tamaño de la operación, que hubiera sido la mayor en el Viejo Continente y, aunque ya lidera el sector, la habría consolidado como la gran referencia para todas las telecomunicaciones en Europa. Sin embargo, Cellnex viene de un largo proceso de crecimiento que ahora le permite tener una altísima visibilidad de sus ingresos futuros, más allá de lo que todavía tiene que desarrollar en los mercados donde ya está presente.

De hecho, aunque ellos pusieron como objetivo a medio y largo plazo ofrecer un crecimiento de los ingresos del 3% al año, los analistas ya lo sitúan por encima incluso del 5%. El guidance más optimista aportado por Cellnex fija en 4.300 millones las ventas de 2025, con un ebitda de 3.500 millones. Esto implica un incremento del 70% y el 82%, respectivamente, desde 2021.

Haciendo un ejercicio teórico, asumiendo ese crecimiento anual del 5%, nos llevaría a un ebitda de 4.467 millones en 2030. Utilizando el multiplicador medio de Ev/ebitda al que ha cotizado la compañía desde su salida a bolsa, que ha sido de 16,2 veces, y restando la deuda neta actual que pesa sobre la empresa, sale una valoración de más de 58.000 millones de euros, un 130% más que su capitalización actual. Obviamente, este cálculo no incluye una tasa de descuento por el largo plazo, pero tampoco la reducción de deuda prevista.

Además, "el riesgo del negocio es nulo por los volúmenes previstos, con renovaciones automáticas; creo que no hay una empresa con tanta visibilidad en todo el mundo hasta 2040", apunta Ángel Pérez, analista de Renta 4. "Sus contratos están ligados a la inflación, por lo que si ésta es superior a los tipos de interés, como sucede ahora, tendrá un impacto positivo en su generación de caja", añade.

"Creo que claramente el mercado está infravalorando este crecimiento y sobrecastigando el entorno macro, aunque creemos que seguirá siendo penalizada mientras las tires sigan ascendiendo; hay un poco más de riesgo y algo de presión sobre los márgenes", pero poco más, apunta Juan Peña, analista de GVC Gaesco. En este sentido, el consenso de analistas que recoge Bloomberg le concede un potencial del 66% hasta los 61,5 euros donde fijan su precio objetivo.

La caída en bolsa

Este fuerte deterioro en bolsa de los últimos meses se puede achacar principalmente al entorno de subida de tipos de interés ya que es una compañía muy apalancada. "Los grandes inversores, especialmente los internacionales, están rotando sus carteras por este motivo; al final, en los próximos seis años los flujos de caja van a ser negativos por las fuertes inversiones que tiene que llevar a cabo, pero creemos que no están valorando adecuadamente la estructura de su balance", explican desde Renta 4.

En este sentido, la compañía cuenta con una deuda neta de más de 14.000 millones de euros, con una liquidez disponible de 7.600 millones según expusieron en su presentación de los últimos resultados. Hasta 2024 no tiene vencimientos "y el 90% de toda su deuda está a tipo fijo", recuerdan Pérez y Peña. "Ahora, sabiendo que la liquidez disponible era para M&A y ya no lo será, podría recomprar deuda y mejorar la remuneración al accionista; calculamos que podría desapalancarse a un ritmo de 0,6 o 0,8 veces al año, por lo que en 2025 podría dejar su endeudamiento en el entorno de las 3,5 veces", matiza Peña.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud