Bolsa, mercados y cotizaciones

La bolsa europea pierde su diferencial y lo hace ya tan mal como Wall Street

Dreamstime.

En el baile en el que están sumidos Europa y Wall Street a lo largo del año no siempre ha marcado los pasos el mismo mercado. La superioridad con la que comenzó el EuroStoxx 50 este ejercicio respecto a su homólogo americano se tornó con la irrupción de la guerra en Ucrania. Sin embargo, en abril, el termómetro continental volvió a coger ventaja respecto al S&P 500. Pese a ello, los descensos que se han producido los últimos días han dejado a sendos indicadores empate.

La referencia europea que congrega a las 50 empresas más grandes por capitalización bursátil de la Eurozona ya corrige un 19,68% en 2022. Una caída que la sitúa a las puertas de entrar en un mercado bajista (el cual ya visitó el mes pasado), ya que, técnicamente, se considera que un índice entra en esta zona cuando registra caídas que traspasan la barrera del 20%.

El S&P 500 –que ayer no cotizó debido a la celebración del Día de la Indepencia en Estados Unidos–, se deja otro 19,74% en lo que va de año, con datos a cierre del pasado viernes, y también llegó a sucumbir al terreno bajista en el mes de junio.

Fue concretamente el día 16 del pasado mes cuando ambos termómetros tocaron su suelo anual, cuando el S&P 500 cerró en el entorno de los 3.666 puntos y el europeo en el de los 3.427 puntos. Una coincidencia que no fue casualidad, ya que fue el día anterior, el 15 de junio, cuando la Reserva Federal estadounidense (Fed) ejecutaba la subida de 75 puntos básicos en los tipos de interés, lo que se traduce en la mayor alza del organismo desde 1994, golpeando fuertemente a los parqués que cotizaban el temor a entrar en una recesión.

En un año que ha estado marcado por consecutivas sacudidas, con una inflación que no ha dejado de incrementarse y el estallido de un conflicto en Occidente sin precedentes, el índice del Viejo Continente ha mostrado una mayor fortaleza que el americano durante varios meses. Una superioridad que no se había visto años atrás, ya que, históricamente, el índice americano ha soportado mejor las crisis.

Por análisis técnico, Joan Cabrero, asesor de Ecotrader, explica que da comienzo "una semana en la que podríamos tener pistas definitivas sobre la dirección que podrían tomar las bolsas. Sigo insistiendo que no hay que tomar decisiones precipitadas mientras el índice bancario no pierda soportes clave en los 335 puntos". Así, el experto añade que, para que se aleje el riesgo bajista y podamos confiar en un contraataque alcista, "lo primero que tiene que suceder es que el EuroStoxx supere los 3.600 puntos".

Más potencial en Europa

Para el consenso de analistas que recoge Bloomberg, el indicador europeo tiene un recorrido estimado hasta llegar a su precio objetivo del 38%, diez puntos porcentuales más que lo que pronostican para la referencia americana, con un 28,7%.

Así, por PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción), el EuroStoxx también se compra más barato, a 10,9 veces frente a las 16,7 veces del S&P 500. Y es que, las caídas cosechadas a lo largo del año no merman, de momento, la previsión de beneficios del europeo, que ya está más barato que la media de la última década y de los últimos 20 años.

Cinco firmas aguantan en 'verde'

Solo cinco valores del EuroStoxx aguantan en positivo en 2022, con Bayer AG, empresa químico-farmacéutica alemana, como la más alcista con un rebote del 22%. Deutsche Telekom, otra firma alemana de telecomunicaciones, es la segunda de la lista, con una subida del 18%. TotalEnergies, Sanofi y Deutsche Börse son las otras tres que consiguen mantenerse en 'verde', con alzas superiores al 16%, 11% y 6%. También es alemana la más bajista del índice, Infineon Technologies, una empresa fabricante de chips, que pierde más de un 45%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin