Energía

Jose W. Fernández: "EEUU triplicó la venta de gas a Europa y exportaremos más"

Foto: eE

José W. Fernández fue nombrado subsecretario de Crecimiento Económico, Energía y Medioambiente de EEUU tras abandonar el consejo de administración de Iberdrola. El político de origen cubano aglutina dentro del poderoso Departamento de Estado de Anthony Blinken responsabilidades que van desde la energía, la tecnología, la prospección económica o la diplomacia empresarial.

¿Cómo ha ido su visita a España?

España es un país que he tenido la buena fortuna de conocer bien. Vine aquí de joven y he vuelto de forma constante y siempre me maravilla la sociedad española y cómo enfrentan los desafíos. Ahora, en la parte de Estados Unidos, he venido a la reunión del Consejo Estados Unidos- España que lleva ya 26 años y reúne a varios oficiales del Gobierno, gente del negocio y organizaciones de la sociedad civil, todas interesadas en estrechar las relaciones entre España y Estados Unidos en temas tan fundamentales como la inversión o la seguridad. Ambos son temas que el presidente Biden cuando estuvo aquí hace un par de días estuvo hablando con el presidente español, Pedro Sánchez. Son relaciones que van muy bien y el desafío siempre es buscar la manera de estrecharlas aún más.

Estamos un momento muy delicado por la guerra de Ucrania. Teniendo en cuenta que entre sus responsabilidades figura parte de las competencias en materia energética de Estados Unidos, ¿Qué impresiones tienen de la seguridad de suministro en Europa? ¿Qué capacidad va a tener Estados Unidos para suministrarnos gas este próximo invierno?

El tema del gas sé que preocupa y no sólo a España, sino a toda Europa. Hemos estado trabajando con la Comisión Europea en el tema energético para buscar nuevas fuentes de energía. A principios de año el presidente Biden anunció que íbamos a incrementar la exportación de gas natural licuado a España y es algo que puedo decirte que nuestros productores han incrementado las exportaciones de una manera espectacular. Algo que aprendí es que Estados Unidos es ya el proveedor de gas más importante que tiene España con el 35% del GNL, lo que es algo que no existía hace unos meses. Desde marzo, en comparación con el año anterior, nuestras exportaciones de gas se han triplicado a Europa.

Es lo primero que hemos hecho, y me acuerdo que al principio del año, aún antes de la guerra, sabíamos que podríamos tener problemas con las reservas de gas en Europa y veíamos que en Asia los productores norteamericanos estaban vendiendo más a los países asiáticos. Lo que ha pasado es que en los últimos meses muchas de esas exportaciones se han venido de Asia a Europa. Creo que vamos a seguir intentando buscar la manera para poder ayudar a Europa con el tema energético porque hemos visto que Putin usa la energía como un arma para socavar la solidad europea en cuanto a la guerra de Ucrania y estamos tratando de hacer todo lo posible para mitigar ese arma que tiene hoy en día Putin.

La guerra afecta a la seguridad alimentaria que también depende de su departamento y está generando un problema grave. ¿Cómo está impactando?

En los últimos cuatro o cinco años ha aumentado un 50% el número de personas en el mundo que han entrado en la pobreza. Sólo en el año 2022 podríamos tener más de 40 millones de personas a nivel mundial que van a entrar en la pobreza por la invasión rusa a Ucrania. Vemos que Putin está bombardeando los campos de agricultura en Ucrania. Han tenido que escaparse muchas de las personas que trabajaban en la agricultura. Han puesto minas en muchos de los campos. Han bloqueados las exportaciones y hay informes creíbles que dicen que están robando las reservas de los ucranianos y las venden en el mercado. En esta última reunión del G7 se acordó que los países contribuirían en 4.500 millones para mejorar la seguridad alimenticia. Estados Unidos -y este es un tema que nos pone muy orgullosos- aportará 2.700 millones. También estamos hablando con muchos países para aumentar el nivel de fertilizantes que también es un tema que se ha visto afectado por la guerra. La Unión Europea ha dicho que crear hambre en la población civil es un crimen de guerra. Creo que lo dijo el comisario Borrell y vamos a seguir haciendo todo lo posible porque de nuevo se trata de usar el alimento como un arma de guerra, un extremo que no se puede permitir.

Esta escasez tanto de gas como de petróleo o alimentos nos está provocando precios muy elevados tanto en Europa como en Estados Unidos. ¿Ve usted riesgos de recesión en ambas economías?

La economía norteamericana es fuerte. Si nos ponemos a analizar lo que va a ocurrir este año, lo primero que observamos es la inflación que nos preocupa a todos. Tiene dos orígenes muy importantes. A diferencia de lo que ha pasado otros años es que en estos momentos tenemos una demanda que no ha sufrido gracias a todo lo que han hecho los Gobiernos -no sólo en Estados Unidos sino también en Europa- protegiendo a los más pobres, a los más vulnerables con las ayudas que han dado y que han servido para mantener la demanda. Por contra, lo que hemos tenido son problemas de cadena de suministro a nivel mundial que han afectado el abastecimiento.

Luego, en segundo lugar, ha llegado la guerra con las consecuencias en el campo alimenticio y energético pero tanto en Europa como en Estados Unidos, los gobiernos son conscientes de que hay que buscar la manera de reducir este riesgo porque de nuevo lo está usando Putin para tratar de quebrantar la solidaridad que hemos visto hasta ahora.

¿Se van a suavizar las sanciones ante Venezuela o Irán por la necesidad de petróleo que existe ahora mismo en el mundo?

Que yo sepa no hay conversaciones sobre eso.

¿Qué papel juega China en este nuevo escenario? ¿Cómo lo ven desde Estados Unidos?

Como tu sabes anunciaron a principios de año que la solidaridad entre Rusia y China, según los propios chinos en sus palabras, no tenía límites. Hemos visto más energía que ha ido desde Rusia a China pero fuera de esto, hasta ahora, no hemos visto nada.

En los últimos años se ha producido un fuerte desembarco de empresas españolas en Estados Unidos para crecer en energías renovables. ¿Cómo ve Estados Unidos esta llegada de inversores españoles? Tenemos el caso de Iberdrola -que usted conoce bien- pero también Repsol o Naturgy. ¿Cómo se reciben?

Se han recibido muy bien. Estados Unidos es el inversor más importante de España. Creo que somos responsables de casi 180.000 empleos en este país pero en los últimos años hemos visto empresas españolas que han ido a Estados Unidos y es algo que nos alegra y nos agrada porque permite fomentar las relaciones comerciales entre nuestros países. España ha sido uno de los principales inversores, no sólo en el campo energético sino también en otros, como la banca y otras industrias.

¿Con el gran programa de inversión en infraestructuras que prepara la Administración Biden-Harris van a tener oportunidades de inversión?

Claro. Va a haber muchas oportunidades. Los compromisos de nuestra Bipartisan Infraestructure Law lo que persigue es construir mucha infraestructura como las que ustedes tienen aquí en España. Mejorar nuestras carreteras, mejorar nuestros puentes, mejorar nuestro transporte público o el ferrocarril es algo que se está haciendo también en Europa y la experiencia de las empresas de infraestructuras españolas debería ser importante en este campo.

Con la llegada de la administración Biden se produce un cambio radical en la política climática que estaba desarrollando el presidente Trump. ¿Cómo valora este giro político? ¿Se ha acelerado la construcción de renovables? ¿Se está haciendo realidad en la reducción de emisiones esta lucha contra el cambio climático?

El primer día de la administración Biden regresamos al Acuerdo de París y no solo regresamos sino que hicimos mucho para que ese acuerdo fuera mucho más ambicioso con el compromiso al que llegamos junto con España y otros países.

España en este campo ha sido un aliado muy importante y el compromiso de España en el tema de cambio climático es importantísimo y es parte de la buena relación que tenemos con Madrid. El llegar al objetivo de emisiones netas cero en 2050 es algo que nosotros compartíamos y nuestros objetivos pretenden llegar a esa finalidad.

Hemos hablado y el presidente Biden se ha comprometido a cuadruplicar esta inversión para países menos desarrollados para llegar a aportar 100.000 millones de dólares anualmente pero es algo que hay que tener claro. Hay que movernos aún más rápido. Tenemos que acelerar nuestra inversión en energías renovables porque no estamos llegando a los objetivos a los que nos comprometimos como mundo. Tenemos que reducir las emisiones más de la mitad a finales de esta década y la invasión rusa nos ha puesto aún más difícil ese objetivo pero tenemos que buscar la manera de llegar porque es una amenaza existencial que tenemos.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Menudo negocio estan haciendo con los muertos de Ucrania.

Puntuación 15
#1
La pura verdad
A Favor
En Contra

EEUU es el instigador y gran beneficiario de la guerra de Ucrania.

Puntuación 17
#2
V for Vendetta
A Favor
En Contra

Ya no dependemos de Rusias.

Ahora nos cuesta más y dependemos del USA.

We are the champion.

Me estoy arruinando castigando a Mr Putin y defendiendo a Mr Biden y la gran democracia americana.

Puntuación 9
#3
Usuario validado en Google+
José Galeano
A Favor
En Contra

Esto ya es el colmo, regodeándose de vendernos un gas carísimo por una crisis que han generado.

Increíble y lamentable

Vaya parasito es los EEUU. No le extraña que vivan tan bien, sangrando a todo su Imperio (Occidente) y robando por doquier en Asía y Africa

Puntuación 11
#4
Paco
A Favor
En Contra

Se va viendo ya en manos de quien tenemos el país y sus recursos? y a los directivos les premian con buenos "carguitos" para compensar el trabajo bien hecho de arruinarnos

Puntuación 5
#5
guille
A Favor
En Contra

"Creo que vamos a seguir intentando buscar la manera para poder ayudar a Europa".

Es extraordinario, se están forrando, han comprometido a Europa a decisiones que le van a traer al Continente Europeo unas condiciones difíciles de justificar a sus ciudadanos, los políticos Europeos aplaudiendo lo que se viene encima y encima han condenado a los Ucranios a una situación dantesca ante el poderío Ruso, todavía sueñan en la Casa Blanca con "arruinar a Putin" cuando lo que se está consiguiendo es algo más que arruinar a media Europa y olvidar lo que está pasando en el esto del Globo Terráqueo, de esta vamos a salir pero que muy mal.

Puntuación 7
#6