Bolsa, mercados y cotizaciones

Algo no encaja: Las bolsas 'compran' la recesión y se esperan más ganancias

  • La estimación de ganancias del Ibex 35 aumenta el doble que la de Europa
Foto: Dreamstime.

Se acaba el primer semestre de un año que, seguro, se recordará. Y no precisamente por sus buenas noticias. Una escalada en los precios que no ha hecho sino incrementarse con la irrupción de un conflicto en Occidente sin precedentes desde 1939, sumado al endurecimiento de la política monetaria en pos de controlar dicha inflación ha sido el escenario en el que han actuado los mercados en estos seis meses. Un telón de fondo poco alentador que ha empujado a las bolsas continentales a comprar la idea de recesión en sus cotizaciones, pero que, sin embargo, no se ha visto reflejado en la previsión de beneficios para 2022 de las mismas.

Este comportamiento, totalmente inusual, puede verse en cada una de las principales plazas europeas. A pesar de las vastas correcciones que sufren los índices en la primera mitad de 2022, todos experimentan revisiones al alza del BPA (beneficio por acción) en lo que va de año. El Ibex 35, que lleva mostrando una mayor fortaleza que sus homólogos continentales ante las distintas sacudidas de este ejercicio, finaliza los primeros seis meses con el doble aumento del BPA que el EuroStoxx; del 14% frente al 7,7% de la referencia europea.

El temor a que la subida de los tipos de interés a ambos lados del Atlántico culmine en una contracción de la economía ya lleva cotizando varias semanas en las plazas bursátiles. Sin embargo, todavía no lo ha hecho en los pronósticos de los analistas. Si bebemos de la historia pasada, esta descorrelación no se ha observado en anteriores crisis (ver gráfico), ya que un pronunciado descenso en bolsa ha traído consigo un deterioro en la estimación de ganancias. El MSCI World, índice bursátil ponderado por 1.546 empresas en todo el mundo, así lo recoge. Y es que, en las diferentes recesiones que han tenido lugar en el globo desde 1990, una caída en la rentabilidad de los precios ha supuesto, por ende, la misma conducta en los beneficios.

En cuanto a la referencia española, pasa de los 776 euros por acción estimados en enero a los 786 euros actuales, según el consenso de analistas de FactSet. Un incremento que dobla al del índice de referencia del Viejo Continente y que solo es superado por el Cac francés, que ve un aumento en su previsión de beneficios del 19% en este periodo. Así las cosas, si ponemos como punto de partida el primer día de junio, la superioridad del Ibex se ve con mayor claridad, ya que es el índice europeo donde más engorda la estimación de ganancias con un alza del 1,4%, frente al 0,3% del Dax alemán y del Stoxx 600.

Fue en 2011 la última vez que el índice español cerró con un BPA superior al esperado para el presente año, al registrar 793 euros por acción. Para 2022, como adelantábamos, el BPA previsto del Ibex es de 786 euros. Una cifra que, según pronósticos, disminuirá levemente en 2023, hasta los 770, y volverá a aumentar en dos años, con 816 euros por acción para 2024.

Nicolás López, director de análisis de renta variable en Singular Bank, explica en este sentido:"Habría que ver qué índice tiene más riesgo ante una eventual recesión global. En nuestra opinión, el Ibex podría tener una mayor resiliencia que el EuroStoxx. En un contexto de recesión moderada o estancamiento con inflación, el sector bancario y las eléctricas tendrían un mejor comportamiento relativo que otros ligados con el consumo o la industria, que tienen mayor peso en los índices europeos". Sin embargo, el experto añade: "España tiene algunos riesgos específicos como su endeudamiento público y dependencia energética [...]. En un eventual escenario de recesión y crisis financiera, la mayor vulnerabilidad de la economía española haría que los inversores prefiriesen mercados con un perfil de riesgo menor como EEUU, Alemania o Europa".

Por su parte, Sergio Ávila, de IG, desarrolla que "el crecimiento económico se ha mantenido en el primer semestre y las compañías de sectores value han mejorado sus beneficios". No obstante, explica, "de cara al futuro, una eventual crisis económica puede lastrar estos datos y el mercado ya empieza a anticipar que podría venir una recesión. Aun así, la composición sectorial del Ibex es más propensa a hacerlo mejor que el resto de mercados europeos, aunque todos lo hagan mal en bolsa", finaliza.

La mitad del Ibex, al alza

Más de la mitad de firmas que componen el indicador ven un alza en la previsión de beneficios para 2022 en estos primeros seis meses. Concretamente, 18 compañías, con Repsol a la cabeza con un incremento del 78%. La firma capitaneada por Antonio Brufau, que es también una de las más alcistas del club de las 35, pasa de los 2.606 millones estimados al principio de año a los 4.640.

La segunda de esta lista es Acerinox, con un incremento del 43,6%, seguida de ArcerlorMittal, con un 27,2%. Las acereras, que también viven un año singular, con una subida en el precio del acero por la falta de oferta tras la irrupción de la guerra y, ahora, las dificultades de producir por la paralización de China, son, también, las firmas con mayor potencial, con un recorrido medio del 70% para los analistas.

Banco Sabadell y Bankinter, que ofrecen peres (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) inferiores a 10 veces, entran dentro del ranking de los 10 valores con mejores presagios. BBVA y Banco Santander, por su parte, se quedan a las puertas, con la primera en el undécimo lugar (7,6%), seguida de Banco Santander, con un alza de 7,5% en la previsión. 

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Juan
A Favor
En Contra

Cuando vemos una divergencia entre los hechos y las previsiones son los hechos los correctos

Puntuación 11
#1
Hinder
A Favor
En Contra

Compra con el pánico vende con la euforia

Puntuación 24
#2
pepo
A Favor
En Contra

es de cajón. las empresas estan trasladando a precios el aumento de los costes y es por lo que los beneficios aumentan proporcionalmente al ser la facturación mayor. el 10% de 100 es mayor que el 10% de 90.

Puntuación 12
#3
Jorge
A Favor
En Contra

Nadie en su sano juicio debería esperar sentido común en la gran mayoría de lemmings que pululan por la bolsa, por lo que estas divergencias son completamente normales.

Puntuación 1
#4
KK cnbmv, albella cabeson cornupeta y p.cortas de l@s webs
A Favor
En Contra

Cuando a ppios de verano tocaba corrección por las vacaciones supuestamente, mayo y junio corrigiendo con los cortos forrándose impunemente a costa de los peques y ahora a ver hta donde dura el rebrote..

Puntuación 1
#5
Nano54
A Favor
En Contra

Pues muy sencillo, por que todo es mentira y manipulación y los grandes se confabulan y sueltan bulos que los pequeños accionistas se tragan, se asustan, mal venden y al final son los que palman, luego los poderosos se lo compran muy barato y sube la cotización.

Puntuación 5
#6
Sean
A Favor
En Contra

Siempre en las guerras y en los momentos de crisis hay quien se forra bien de pasta gansa, incluso con periódicos pseudoeconómicos que les ayudan vacilándonos a los demás.

Puntuación 1
#7
Huelga general
A Favor
En Contra

En España es urgente hacer una huelga general.

Está la inflación en el 20% y los sueldos congelados. Es intolerable. Esto ya no hay quien lo aguante!

Puntuación 5
#8
Usuario validado en elEconomista.es
Miguel Bulgakov
A Favor
En Contra

¿Pues no será que el mercado no espera una recesión a pesar de todas las cabeceras de los diarios? (así los diarios venden más y hay más "clickbaits")

Hay que distinguir entre recesión y corrección. Una recesión es cuando los fundamentales de la economía están muy mal y nadie les presta atención. Por ejemplo, la crisis financiera del 2008.: había una euforia desmedida, con expectativas muy por encima de la realidad. Hasta que el mercado, mejor digamos la economía, no corrige esos fundamentales, no se sale. En las correcciones se entra muy rápido y son movidas por el sentimiento inversor, pero si nada fundamental en la economía ha cambiado, se sale igual de rápido. En recesión también se puede entrar sin euforia que infle las valoraciones antes, pero es más raro. Es el caso de la Segunda Guerra Mundial por ejemplo, que afectó al PIB mundial de forma grave y eso sí provoca recesión (todavía Rusia y China no nos han metido en la tercera).

Ahora lo que hay es una traca de malas noticias que afectan al sentimiento inversor, hay una corrección agregada por distintos factores, algunos correlacionados: problemas de producción y cuellos logísticos (problema en la oferta, que provoca la inflación), guerra en Ucrania, confinamientos en China, subidas de tipos, etc.

Mirando a los Leading Economic Indicators (LEIs), se ven con tendencia alcista, y nunca ha habido recesión en los últimos 60 años cuando hay tendencia alcista en los LEIs. Esto es estadística. Ojo con mirar a indicadores del pasado, como el PIB del trimestre pasado. La bolsa siempre mira al futuro y ya ha descontado todas las malas noticias conocidas. A poco que mejoren ya la bolsa mejora, no necesita que sean geniales, basta que mejoren con lo que lleva descontado hasta ahora.

Por eso, el paro puede subir y la bolsa también (el paro es un indicador que va retrasado siempre de la situación económica). Basta con acordarse cómo la bolsa subía cuando la pandemia no había acabado. Así funciona, es contraintuitiva si no se entiende.

¿El IBEZ sube más que el resto? Pues porque tiene mucha compañía del tipo value, como los bancos, que ahora se benefician de las subida de tipos. Las tecnológicas son growth, lo contrario. Sin embargo, creo que la subida de la bolsa vendrá por el growth.

Puntuación 6
#9
Ukiah
A Favor
En Contra

¿que es lo que no cuadra?

Esta crisis, como la mayoria, la vamos a pagar los de siempre, mientras que las grandes empresas van a salir ganando...

Puntuación 3
#10