Bolsa, mercados y cotizaciones

Repsol logrará este año beneficios previos al Covid y en 2022 tendrá ganancias récord post-YPF

La recuperación del precio del petróleo en 2021, un ejercicio en el que el precio del barril Brent ha remontado un 39%, ha permitido a Repsol recuperar, 20 meses después, los niveles de beneficio previos a la llegada de la pandemia. En los nueve primeros meses del ejercicio la petrolera ha conseguido alcanzar los 1.939 millones de euros, y anunció un incremento del dividendo del 5% y una recompra de 75 millones de acciones, el 4,9% del capital social de la compañía. Pocos días antes de la presentación de resultados, a finales de octubre, la cotización de la firma también había conseguido recuperar el precio más alto desde febrero de 2020, antes del Covid.

Máximo beneficio desde 2010

En un buen año para el negocio de la firma, el consenso de mercado que recoge FactSet espera que el beneficio neto de la compañía alcance los 2.262 millones de euros, el más alto desde 2018 y el octavo mayor del Ibex, a pesar de que por capitalización ocupa el puesto 14. Las ganancias continuarán subiendo el año que viene, en 2022, para cuando el consenso de analistas espera que la empresa alance los 2.500 millones, una cifra que no se veía desde 2010, dos años antes de que Argentina nacionalizase el negocio de la española en el país, YPF.

Con un petróleo muy por encima del escenario base que la compañía mantiene para los próximos años, el beneficio de la empresa ha ido creciendo a la par. Repsol tiene una hoja de ruta marcada hasta 2025, y sus cálculos están hechos contemplando un barril de Brent en 50 dólares. Sólo este año el crudo ha llegado a superar los 85 dólares y, aunque el consenso de mercado espera caídas en los próximos años, su estimación se mueve entre los 72 y los 75 dólares hasta el cierre de 2024. Todo el plan de Repsol contemplaba generar la suficiente caja para cubrir inversiones y la retribución, sin incrementar la deuda de la compañía, con un barril en el entorno de los 50 dólares.

El efecto del crudo

El impacto de un petróleo más caro es importante en las cuentas de la petrolera.Antonio Lorenzo, director económico financiero de la firma, explicó a elEconomista el pasado mes de julio el impacto de la subida del crudo para la firma, que se puede traducir en un crecimiento de 200 millones de euros en el beneficio bruto (ebitda) por cada 10 dólares que sube el precio del barril en el mercado.

De hecho, con el plan presentado la empresa pretende volver a retribuir a los accionistas con un dividendo de un euro por acción en 2025, un cálculo que realizan teniendo en cuenta recompras de acciones que llevará a cabo la compañía en los próximos años. Con el incremento del dividendo que la empresa anunció el pasado octubre, en su última presentación de resultados, el objetivo del euro por acción en retribución se adelanta un año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin