Bolsa, mercados y cotizaciones

Alibaba se compra en bolsa la mitad de cara que su rival Amazon

  • Las acciones de la asiática sufren por las regulaciones de China

David y Goliat, Batman y el Jocker y Harry Potter y Voldemort. A la lista de rivales que han pasado a la historia hay que añadirle dos nombres más: Amazon y Alibaba. Los dos gigantes del comercio electrónico llevan años luchando por coronarse como el principal grupo de venta online. Son muchas las diferencias que los separan, pero también muchas las similitudes que los acercan.

La compañía china está en el ojo del huracán desde hace semanas y no exactamente por noticias positivas. Sus acciones se desploman más de un 12% solo en el mes de agosto, unas caídas que consiguió suavizar el martes tras avanzar más de un 6%, llevando al Nasdaq por encima de los 15.000 puntos por primera vez en la historia. Si se obvia esa subida, las caídas eran de un 17,5%. La sangría en el parqué es tal que su cotización está en niveles que no veía desde mediados de 2019. Solo en el mes de julio se colocó, junto a Tencent, entre los 10 valores más bajistas de la bolsa neoyorquina.

En el mismo periodo, las acciones de Amazon apenas muestran grandes movimientos y están prácticamente en el mismo nivel en el que empezaron el mes. La situación de su homónima china se debe en gran parte a las regulaciones que está imponiendo el país en las últimas semanas, sobre todo, a aquellas compañías que cotizan en Estados Unidos. La potencia asiática lleva ya meses enfrentándose a las grandes firmas tecnológicas, que en los últimos años han ido acumulando cada vez más poder al haber ido creciendo su negocio de forma exponencial.

¿Amazon o Alibaba?

Entonces, ¿qué es mejor, Amazon o Alibaba? No hay ninguna bola de cristal que responda a esta pregunta, pero la realidad es que, con los datos en la mano, comprar acciones de Alibaba es dos veces más barato que adquirir las de Amazon. La compañía asiática cotiza a 26,62 veces por PER (veces que el beneficio está recogido en el precio de la acción), mientras que la norteamericana lo hace a 26,62 veces.

Más allá de las caídas que han sacudido a Alibaba en las últimas semanas, la realidad es que, por normal general, se trata de una compañía más barata por PER que su rival. A principios de año, cuando todavía no se avistaban las trabas que tenía preparadas China, cotizaba cerca de 17 veces por PER, prácticamente igual que ahora, mientras que Amazon lo hacía a 40 veces. Traducción: a principios de año, Amazon se compraba el doble de cara que su rival. Si nos remontamos a octubre de 2020, con la acción de Alibaba en máximos históricos (superando los 304 dólares), cotizaba a 24 veces por PER, muy lejos de los niveles de Amazon.

Todo apunta a que la situación que vive Alibaba en el parqué es pasajera. El consenso de mercado lo tiene claro y cree que es un buen momento para comprar sus acciones. De hecho, auguran que de cara a los próximos 12 meses se verán alzas cercanas al 26%, hasta alcanzar los 271,25 dólares por título. Si las estimaciones de los analistas no fallan, su recorrido en bolsa será muy similar al de Amazon. En esta ocasión el consenso de analistas que la sigue en Bloomberg augura subidas del 26%.

También visualiza alzas en el corto plazo para Alibaba Carlos Almarza, analista técnico de Ecotrader. "Alibaba ha alcanzado la zona de los 152 dólares, tal y como habíamos advertido en sesiones previas. Desde esa zona de soporte fundamental ha aparecido interés comprador y dado el castigo sufrido en los últimos meses podría ser suficiente para la formación de un suelo sostenible y para que retome su tendencia", explica.

"A corto plazo podría dirigirse en primera instancia hacia los 182 y 191 dólares, que es lo mínimo que debemos exigir que supere para considerar que toma cuerpo su reanudación alcista. Con stop bajo los mínimos de ayer podrían tomarse posiciones", finaliza el experto.

Para que se cumplan estas previsiones alcistas, la firma asiática debe sortear varios riesgos que encuentra en su horizonte. Deutsche Bank menciona cinco en concreto: "as incertidumbres regulatorias, la intensificación de la competencia de las plataformas de comercio electrónico globales y locales, la incapacidad de integrar con éxito las entidades invertidas en el ecosistema de Alibaba, la incapacidad de ampliar o monetizar el negocio de AliCloud y la volatilidad del tipo de cambio unida a la desaceleración macroeconómica".

Si las subidas marcarán el futuro de Alibaba, harán lo mismo con Amazon. "Desarrolla un movimiento lateral, dentro de su impecable tendencia alcista desde prácticamente el pasado mes de septiembre, por lo que no presenta sobrecompra y entendemos que es cuestión de tiempo para que retome la subida libre absoluta, que es la situación técnica más alcista que existe. A corto plazo ha aparecido interés comprador desde la zona de soporte de los 3.170/3.125 dólares, pero todavía no es suficiente para considerar que estamos ante la reanudación de la tendencia", detalla Almarza.

"Tiene pendiente cerrar el hueco bajista abierto desde los 3.600 dólares y por el momento eventuales rebotes consideramos que formarán parte de una consolidación más compleja. En todo caso, mientras no ceda el soporte intermedio de los 3.125 dólares se mantendrán intactas sus opciones. Por debajo, en el peor de los casos podría dirigirse hacia los 2.880/2.830 dólares, la base de la consolidación que desarrolla, lo que ofrecería una magnífica oportunidad para comprar o aumentar exposición", amplia el experto.

Resultados empresariales

La pandemia del Covid-19 ha puesto en primera línea el comercio electrónico, siendo los grandes beneficiados aquellos que basan en él su negocio. Algo de lo que saben mucho Amazon y Alibaba. La primera ha registrado ingresos y beneficios récord durante todo el 2020. En plena pandemia, consiguió cerrar el año duplicando su beneficio hasta declarar unas ganancias de 21.331 millones de dólares. En ese mismo periodo facturó 386.064 millones, un 38% más que el mismo periodo del año anterior, mientras que los accionistas se embolsaron 42,64 dólares por título, frente a los 23,46 de 2019.

A pesar de que el crecimiento estratosférico de los últimos meses se va a relajar en 2021, todo apunta a que seguirá marcando récords trimestre tras trimestre. Las estimaciones de los analistas que la siguen en FactSet apuntan a que cerrará el año con un beneficio neto de 27.191 millones de dólares, un 27,5% más que en 2020 (ver gráfico). De cara a 2022 se espera que supere los 35.200 millones y que para 2023 prácticamente duplique las ganancias de 2021 al declarar un beneficio neto cercano a los 50.000 millones.

El caso de Alibaba es especial. Al igual que Amazon, cerró su año fiscal con ganancias, por valor de 23.039 millones de dólares (149.263 millones de yuanes), lo que supone un incremento del 70,4% en comparación con su anterior año fiscal. En lo que respecta a sus ingresos, aumentaron un 35,3%, hasta los 509.711 millones de yuanes (78.677 millones de dólares). Los problemas llegaron en su primer trimestre fiscal tras declarar pérdidas de más de 1.170 millones de dólares, los primeros números rojos desde su salida a bolsa, en septiembre de 2014.

Estas pérdidas nada tienen que ver con la crisis del coronavirus. Se deben a la multa histórica a la que se tuvo que enfrentar en abril de este año. Las autoridades reguladoras chinas sancionaron al gigante del comercio electrónico con 18.000 millones de yuanes (2.750 millones de dólares) por violar las reglas antimonopolio y abusar de su posición de mercado. Se trata de la mayor sanción antimonopolio impuesta nunca en China en el marco del intenso control emprendido por este país en los últimos meses sobre las grandes empresas tecnológicas. La multa supuso cerca del 4% de los ingresos totales de Alibaba en 2019.

Las estimaciones del mercado para Alibaba de cara a 2022 hablan de un beneficio neto de cercano a los 27.000 millones de dólares. Si estos datos finalmente se cumplen sería la primera vez en la historia que Amazon supera las ganancias de su rival chino (ver gráfico).

Un sorpasso que el mercado no ve nada descabellado. "Creemos que Amazon está bien posicionado como líder del mercado en comercio electrónico y en la nube pública, donde los cambios seculares siguen siendo tempranos: el comercio electrónico de EEUU representa el 20% de las ventas minoristas ajustadas, y estimamos que el 15% de las cargas de trabajo están en la nube hoy en día", señalan desde JP Morgan.

La financiera destaca que la compañía "está comenzando a mostrar más beneficios, con su alto crecimiento en los flujos de ingresos de publicidad y AWS [los servicios en la nube de Amazon] también más rentables".

JP Morgan también tiene palabras positivas para Alibaba, de hecho, destaca que más allá del contexto actual tiene buenos fundamentos para confiar su fortaleza de cara a los próximos meses.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

La diferencia fundamental respecto a Amazon, es que al comprar ADR de Alibaba, no eres propietario de acciones, si no de participaciones preferentes de los beneficios...

Puntuación 3
#1
Confidencialista75
A Favor
En Contra

No me extraña. Alibaba como propietaria de AliExpress está condenada al fracaso. Poco a poco los compradores en cuanto tengan problemas se darán cuenta que no es de fiar Los chinos son unos desconfiados y su política de atención al cliente es nefasta.

Puntuación 3
#2
roman
A Favor
En Contra

yo estuve varios años sin comprar en paginas chinas por malas experiencias, y hace cosa asi de 4-5 meses volvi a realizar varias compras. De nuevo, he vuelto a darme cuenta de que no son nada de fiar. Lo barato sale caro, y ya no vuelvo a comprarles nunca nada mas, in my life !!!!

Puntuación 1
#3
Baba
A Favor
En Contra

Eso es lo que debéis hacer no comprar. Comprar mejor bancos españoles con un gran futuro, que la empieza reda que domina el comercio electrónico de toda Asía y parte de África. Lleváis razón y os deseo suerte.

Puntuación 2
#4