Bolsa, mercados y cotizaciones

Las grandes petroleras aventajan en 27 puntos a las renovables en 2021

  • El potencial del sector duplica al de las firmas de energías limpias
  • Shell, Total y Chevron se alzan con las mejores recomendaciones

Las agendas climáticas de los gobiernos de EEUU y europeos auguraban a comienzos del año un futuro prometedor para las compañías de energías verdes. Pero la coyuntura se ha complicado con el alza de las materias primas en 2021 como consecuencia del avance en la vacunación y, en concreto, del petróleo.

El precio del oro negro se ha revalorizado alrededor de un 40% en lo que llevamos de ejercicio y alcanzó este lunes máximos nos vistos desde 2018 ante la falta de acuerdo entre Arabia Saudí y Emiratos Árabes para gestionar la política de producción de crudo de la OPEP+ hasta 2022. Al mismos tiempo, los expertos ya vienen augurando en los últimos meses que la gran apuesta de los gobiernos y empresas de Occidente por las energías limpias deprimirá el gasto en extracción de petróleo, lo que podría generar un escenario de escasez de suministro y fuertes subidas de los precios en el corto y medio plazo, y que ya viene reflejándose en las fuertes revalorizaciones que acumula la industria a ambos lados del Atlántico.

Las principales firmas integradas (aquellas que se dedican a la producción, refino y estaciones de servicio y que capitalizan más de 15.000 millones de  euros) de EEUU y Europa se anotan de media un 21,7% en 2021, batiendo en 27 puntos de rentabilidad a las 8 grandes firmas de renovables a nivel mundial, que ceden, de media, un 6,5% en un ejercicio en el que la percepción de los inversores sobre el sector no es tan positiva como lo fue en 2020.

Las renovables cae n de media un 6,5% en un ejercicio en el que la percepción sobre el sector no es tan positiva como lo fue en 2020

Por otro lado, las petroleras no sólo se anotan mayores ganancias en bolsa, con revalorizaciones que van desde el 6% que sube la francesa Total hasta el 46% que rebota la estadounidense Exxon Mobil, sino que cuentan con el doble de potencial que se espera para las renovables de cara a los próximos doce meses, según el consenso que recoge FactSet: un 19%. Ninguna de ellas recibe una recomendación de vender sus títulos.

En este sentido, la preferida para los analistas es Royal Dutch Shell, que recibe el mejor consejo de compra y margen para escalar un 38,5% de cara a los próximos 12 meses pese a arrojar un saldo positivo del 17% en el año. Este miércoles fue uno de los valores más alcista de la bolsa de Ámsterdam tras anunciar que tiene previsto elevar la retribución a sus accionistas hasta un rango de entre el 20% al 30% del flujo de caja operativo.

Le siguen Total, con la segunda mejor recomendación entre sus comparables y un recorrido alcista del 22%, y la americana Chevron, con un potencial del 18% pese a haber avanzado un 22% en 2021.

El petróleo seguirá al alza

A medida que el precio del petróleo se ha ido sobreponiendo a la crisis del coronavirus, las perspectivas de los analistas sobre las petroleras también han mejorado. En lo que llevamos de ejercicio las ganancias que se esperan para las grandes de la industria se han incrementado en un 92% respecto a lo esperado a comienzos del año.

Las previsiones apuntan a que a falta de un pacto entre los miembros del cártel de la OPEP, los inventarios de crudo comenzarán a caer y mantendrá elevados los precios. Para el equipo de expertos de Portocolom AV, "el efecto más inmediato de la ruptura es que la OPEP+ y sus aliados no incrementarán la producción para agosto y esto privará a la economía global de suministros adicionales vitales a medida que la demanda se recupera, situación que elevará temporalmente el precio del barril". En cualquier caso, los analistas anticipan un "verano caliente" para el petróleo y lo ven en 100 dólares en menos de tres años.

'Pinchazo' de las renovables

Por el lado de las energías verdes, el movimiento de grandes flujos de dinero hacia el sector a lo largo de 2020 provocó un sobrecalentamiento en estas compañías, especialmente en las europeas y españolas. Así, sólo dos de las ocho mayores compañías del sector escapan a las pérdidas en el año y tienen pasaporte estadounidense: Xcel Energy y Enphase, que repuntan entre un 1% y un 4,6% en este periodo. NextEra, por el contrario, cede un 2,6%.

Entre las europeas, Enel es la que menos cae (-2,5%), seguida de Iberdrola (-8,5%) mientras que Orsted, Vestas y EDPR acumulan pérdidas entre un 9% y un 22%.

Sin embargo, si en algún momento se produjo una burbuja en la inversión sostenible, "ya no la hay", destacaban en un informe reciente los expertos de Bank of America. "Aunque algunas áreas dentro del ESG, como las energías limpias, se han revalorizado de forma notable, las valoraciones para las buenas acciones ESG prácticamente no muestran semejanzas con una burbuja", advertían desde la entidad.

En cualquier caso, la debacle del sector también se explica por el superciclo de las materias primas que los analistas vienen anunciando desde el primer trimestre del año a medida que el mundo inicia el cambio hacia la transición energética y la descarbonización. Minerales como el níquel, el cobalto o el cobre se han revalorizado un 10%, un 58%y un 23%, respectivamente, en 2021, encareciendo los costes de construcción de plantas fotovoltaicas, parques eólicos o vehículos eléctricos, por citar algunos ejemplos.

El 'sorpasso' verde fue efímero

La escalada de las energías limpias frente a las contaminantes tocó techo en EEUU en el último trimestre de 2020, cuando la firma NextEra Energy abría en octubre una nueva era al superar por primera vez por valor en bolsa a Exxon Mobil. Pero esta ventaja apenas duró más de cuatro meses, en febrero la petrolera volvía a dar la vuelta a la situación y el diferencial se sitúa en 17.000 millones de dólares, con datos a media sesión de ayer. Mientras, en Europa este movimiento ni siquiera llegó a replicarse cuando las renovables vivían su mejor momento y la distancia entre Royal Dutch Shell y Enel se redujo a 4.500 millones. Actualmente esta brecha se ha elevado hasta los 50.600 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin