Bolsa, mercados y cotizaciones

Los bancos recuperarán el dividendo pre-Covid con el beneficio de 2023

  • Se espera que la rentabilidad media se sitúe en el 3,5% este año
  • Todos, salvo Santander y Sabadell, distribuirán pagos superiores a 2019
Ana Botín, presidenta de Banco Santander. ARCHIVO

El BCE levantará el veto al dividendo de la banca en octubre, salvo catástrofe en la economía. A partir de entonces la retribución al accionista de la banca volverá a florecer. Eso es lo que han anticipado la mayoría de las entidades cotizadas, salvo Banco Sabadell, de quien el mercado espera un plan estratégico el 28 de mayo que aclare su futuro. Para el año 2023 los analistas confían en que gran parte de la banca -con la excepción de Santander y también del mencionado Sabadell- haya recuperado el importe de los dividendos que distribuía antes del estallido de la pandemia, con rentabilidades que llegarán a superar el 6% en el caso de la entidad santanderina, en el de CaixaBank y Bankinter también podría rozar esta cota. Consulte aquí El calendario de próximos dividendos de la bolsa española

A sabiendas de que el dividendo es un tema que ocupa y preocupa por igual a los accionistas de las entidades todas ellas han anunciado ya dónde se situará el objetivo de retribución con un resultado normalizado. Santander prevé repartir entre el 40% y el 50% de su beneficio bruto por la vía del dividendo, Bankinter y Unicaja (una vez fusionada con Liberbank) también llegarán al 50%; BBVA estima una ratio de payout de entre el 35% y el 40% y CaixaBank se mantendrá en la misma línea previa a su unión con Bankia de distribuir el 30% de su resultado neto entre los inversores.

De media, la rentabilidad por dividendo de las entidades (a falta de la guía de Sabadell, que mantiene su dividendo cancelado con cargo a 2020) se estima en un 3,5% para este año, el 4,7% en 2022 y del 5,5% en 2023.

La gran banca

2021 será un año de transición para la entidad que lidera Gonzalo Gortázar. Ahora bien, el banco dejó claro desde el primer momento que su objetivo es mantener una distribución 100% en efectivo los próximos años. Los analistas esperan que ya en 2023 sea capaz de repartir hasta 0,17 euros brutos por título, lo que arroja una rentabilidad del 6,1%, por encima de los 15 céntimos que tenía contemplados repartir con cargo al resultado de 2019 y que la pandemia trastocó y dejó en la mitad (7 céntimos por título). Este año la nueva CaixaBank aspira a una retribución del 3,2%, con 0,09 euros por acción, y superar el 5% en 2022 con el reparto de 14 céntimos.

Es junto al de Santander el dividendo más rentable de los próximos ejercicios, a pesar de que los analistas no creen que la entidad que preside Ana Botín llegue a superar los 23 céntimos aprobados (aunque no distribuidos en su totalidad -solo 0,1 euros llegaron a pagarse-) con cargo a 2019. Su dividendo llegará a los 21 céntimos en 2023, lo que arroja un retorno del 6,3%, frente al 1% del pago de 2020 -de 0,0275 euros-. Abonará 0,14 euros en 2021 y otros 0,18 en 2022, que le llevan a rentabilidades del 4,2% y 5,4%, según las estimaciones. No obstante, si se cumple el beneficio que prevén los analistas y la entidad decide distribuir la mitad, estos pagos podrían ser algo superiores (de 0,194 y 0,22 euros, respectivamente).

La foto no quedaría completa si entre las mayores rentabilidades no se tuviera en cuenta a BBVA. Su rentabilidad en 2023 se prevé en el 5,1%, pero ahí no entra en juego el programa de recompra de acciones por el 10% del capital que anunció la firma el año pasado y que podría poner en marcha este mismo ejercicio. Se debería sumar, entonces, al 3,9% de retorno que se prevé den los 0,19 euros de dividendo previstos con cargo a 2021 ya que BBVA plantea iniciar el programa en el cuarto trimestre de este año y que se prolongue por unos seis meses. Esto daría un retorno total al accionista del 13,9%.

Bankinter también ha ratificado su compromiso de distribuir el 50% del beneficio en dividendos. La previsión es que supere el 3% de rentabilidad en 2021 y llegue al 4,3% en 2023, con 30 céntimos por acción, superior a los 29 de 2019. Ahora bien, el consenso no está alineado con el guidance dado por la entidad naranja sobre su beneficio neto en 2023, cuando espera llegar a 550 millones. Los analistas prevén 450. Pero si cumple, su retribución llegaría al 6,4% a precios actuales.

La nueva Unicaja rozará el 6%

Unicaja y Liberbank abonaron en abril el último dividendo por separado a sus accionistas. La nueva entidad, que completará su fusión en verano, se ha comprometido a un payout del 50%. Esto implica distribuir 3 céntimos con cargo a este ejercicio; otros 0,044 en 2022 y 0,052 de cara a 2023. Su rentabilidad pasará, de cumplirse las previsiones, del 3,3% de este año al 5,8% esperado en 2023.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Nicaso
A Favor
En Contra

Juegos malabares con los números para aparentar buenas rentabilidades, cuando en realidad se reparten unos centimitos de nada que dado sus cotizaciones parecen una gran cosa. Lo del retorno al accionista mediante la recompra de acciones es un poco de ciencia ficción si no se manifiesta en una subida del valor o del dividendo.

Puntuación 1
#1
Usuario validado en Google+
KIKO GOMEZ ORTIZ
A Favor
En Contra

Ojo, se refieren a los bancos de las plazas y parques. Los hay que cuentan las cosas de unas formas que confunden.

Puntuación 0
#2