Bolsa, mercados y cotizaciones

Modi y Xi Jinping se saltan una generación de dinero de 'plástico'

  • India retiró en 2016 los billetes de 1.000 y 500 rupias por el dinero 'negro'
  • Xi Jinping ha reiterado el papel de las finanzas en servicio de la economía
  • El pago con móvil es más atractivo para los segmentos más desatendidos
El primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente chino, Xi Jinping. Foto: Reuters.

En India y China se ha pasado del efectivo al pago con teléfono móvil sin pasar por la tarjeta. Una tecnología acelerada por la pandemia y consolidada en Asia.

Ha pasado más de una década desde que a raíz de un estudio de la ONU el mundo conoció que en India había más personas con acceso a un teléfono móvil que a un cuarto de baño. Este dato ya ilustraba entonces el potencial de crecimiento en el continente asiático, que once años después cuenta con más de 4.000 millones de suscripciones de telefonía móvil y más de 2.000 millones de usuarios de Internet, más que ninguna otra región, lo que proporciona una escalabilidad masiva para la tecnología de consumo.

Más si se tiene en cuenta que en 2016, el Gobierno indio de Narendra Modi retiró repentinamente de circulación los billetes de más valor en el mercado (1.000 y 500 rupias), con el fin de acabar con el dinero negro y luchar contra la corrupción.

"En India han pasado de pagar con dinero a pagar con móvil sin el punto intermedio de las tarjetas. Prácticamente no ha habido emisión de tarjetas, digamos que se han saltado esos 40 años que hemos tenido en el resto del mundo", apunta Salomé Bouzas, analista de Tressis. "En China pasó lo mismo. Nadie paga con tarjeta, todo el mundo utiliza el código QR, tanto en mercadillos como en tiendas de lujo", añade Ignacio Ezquiaga, responsable de Banca Privada y Gestión de Activos de Bankia.

La penetración de esta tecnología en 2019 era del 5%-10% en Asia frente al 8% de EEUU

La pandemia ha estigmatizado el pago con billetes y monedas y ha acelerado la adopción de esta tecnología que ya venía consolidándose en Asia. Según las previsiones de Statista en 2019, el uso de pagos en terminales en puntos de venta a través de teléfonos inteligentes (billeteras móviles, códigos NFC, QR o bluetooth) tenía una alta aceptación en China, India e Indonesia, con una penetración de entre el 15% y el 30%, mientras que en EEUU apenas alcanzaba el 8,8% y en los países europeos no superaba el 7%.

¿Qué motivos explican estas diferencias? Para Juan Redondo, manager de la consultora Bain & Company, existen dos razones principales. La primera, "las tasas de inclusión financiera", es decir, el acceso de la población a productos financieros básicos tales como las cuentas corrientes, "lo cual hace que soluciones de pago a través del móvil sean más atractivas para aquellos segmentos de población que de otra manera estarían desatendidas financieramente", explica.

Tencent y Paytm ya ofrecen servicios de pago con costes cercanos a cero

Y en segundo lugar, que en China o India existen unas super apps mucho más holísticas que en Europa o EEUU, "que generan una mayor tracción con el cliente y le ofrecen una propuesta mucho más completa donde el usuario la utiliza no solo para pagos si no también para ocio, viajes, servicios financieros...", agrega. La plataforma china Tencent, con 1.000 millones de usuarios, y la india Paytm, con 350 millones, ya ofrecen servicios de pagos a coste cercano a cero.

En este sentido, el presidente del gigante asiático, Xi Jinping, ha reiterado en múltiples intervenciones el papel de las finanzas en servicio de la economía real.

Nicho de inversión

Que las dos naciones más pobladas del planeta hayan sido las grandes captadoras de esta dinámica no es casual si se tiene en cuenta que es en este continente donde se están produciendo las mayores sinergias a través de la innovación digital que caracteriza a los consumidores asiáticos. Viswanathan Parameswar, responsable de inversión en Asia de Schroders las denomina las 4M: "Millennials, de clase Media, de zonas Metropolitanas y capacitados para el uso de la telefonía Móvil".

Alibaba y JD.com llegan a casi 1.000 millones de consumidores, en un mercado tres veces más grande que el de EEUU

En una década el mercado online chino ha pasado de suponer menos del 1% de las ventas globales, a convertirse en 2016 en el mercado más grande del mundo, representando más del 40% de las transacciones. Alibaba y JD.com llegan a casi 1.000 millones de consumidores, en un mercado tres veces más grande que el de EEUU. En India, el desarrollo tecnológico está aumentando a un gran ritmo, con Reliance Jio ofreciendo conexiones rápidas a sus 1.300 millones de habitantes. Incluso cuando la pandemia se extendió, Google y Facebook invirtieron por separado miles de millones en estas telecos pensando que alcanzarían los 500 millones de suscriptores en 2023.

"La clave del desarrollo de estas empresas no está tanto en la monetización de la transacción, sino en el ecosistema de productos y servicios financieros que se pueden ofrecer a través del pago, entre las que destacan el microcrédito y crédito inmediato como los más atractivos. Ejemplos de éxito en este nicho son las firmas chinas Yongqianbao, Qudian o Ppdai. Estas dos últimas están listadas en la Bolsa de Nueva York", concluye Redondo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin