Bolsa, mercados y cotizaciones

Europa muestra fortaleza al no dejarse llevar por la subida del bono americano

  • El Ibex se ha anotado un 0,65% en la semana
Madrid

Hace justo un año, en estas mismas líneas especulábamos sobre cómo iban a ser los próximos 12 meses, acertando en pronosticar una debilidad constante de las bolsas que debía ser aprovechada por los inversores para entrar en busca precisamente de esa recuperación que tenía que venir de la mano de las vacunas, como así ha pasado desde el mes de noviembre, en el que Pfizer anunció los resultados del primero de los antídotos frente al Covid.

Más allá de esto, en el que lo importante más que el qué era el cuándo, ahora viene una segunda derivada que atañe a la renta fija y que, probablemente, muchos esperaban (y algunos esperan) que se convirtiese en un problema pero no que llegase tan pronto. Las expectativas de inflación se han disparado ante la cantidad de estímulos monetarios vertidos por los bancos centrales y los distintos gobiernos, lo que ha inducido a presagiar un proceso de tapering (retirada de estímulos) antes de lo esperado, con el consiguiente efecto en los rendimientos de los bonos soberanos. Esta semana han continuado las ventas en prácticamente todas las referencias, siendo más acusadas en la periferia europea y en Estados Unidos, donde el T-Note ha alcanzado un rendimiento del 1,57%, el máximo exigido desde mediados de febrero del año pasado.

Sobre las ventas de bonos y bolsa que sufrió Wall Street, sobre todo el jueves, tuvieron mucho que ver las palabras del presidente de la Fed, Jerome Powell, al no mostrar preocupación por el aumento de las rentabilidades y pese a manifestar que mantendrán la política monetaria ultra laxa hasta que se consigan los objetivos tanto de inflación como de empleo.

Esta situación ha hecho que los bonos le vayan ganando terreno a la renta variable, restándole atractivo frente al activo más seguro, lo que se ha traducido en una caída de las bolsas en los últimos tres días. Pese a esto, la semana cerrará en positivo para los principales índices de Europa, aunque no así para los de Wall Street, que a media sesión del viernes cedían algo más de 1 punto y medio porcentual. En el Viejo Continente, las últimas cinco sesiones han dejado al FTSE 100 inglés con un alza cercano al 2,2% y al FTSE Mib italiano con un 0,4% en la semana como el más y el menos alcista, respectivamente. El Ibex, por su parte, se ha anotado un 0,65% desde el lunes, algo menos que el EuroStoxx.

Desde el punto de vista técnico, "es muy llamativo y una gran señal de fortaleza que las bolsas europeas hayan optado por mantenerse tranquilas después de que el miércoles fracasaran en su intento de batir resistencias clave de corto plazo, como son los 3.745 puntos del EuroStoxx", explica Joan Cabrero, asesor de Ecotrader. "Que Europa no se haya dejado asustar por la última corrección de Wall Street es una prueba de madurez que hacía mucho tiempo que no se veía y que invita a un cierto optimismo ya que consideramos que cuando Wall Street consiga reaccionar fuerte al alza, algo que está muy próximo, las bolsas europeas podrían aprovechar la coyuntura para romper resistencias y en ese caso el EuroStoxx 50 podría buscar objetivos de medio/largo plazo que pasan por los 3.867 puntos, nivel donde se frenaron las subidas tanto en 2015 como en 2020", añade el experto, que concluye que "de su ruptura depende que podamos favorecer con más ímpetu un contexto alcista sostenible en próximos meses".

Dentro de lo que ha sido la semana en el Ibex 35, han destacado, una vez más, las subidas generalizadas del sector bancario, con Sabadell a la cabeza, que se ha anotado más de un 7%. No obstante, no ha sido el valor más alcista del índice ya que ese ha sido Telefónica, con un 9,4%, en una semana en la que ha anunciado una nueva operación, esta vez en torno a su filial de fibra en Brasil. Por el contrario, Solaria, Siemens Gamesa y Cellnex han sido las más bajistas, con caídas de doble dígito las dos primeras.

En otros mercados, el euro ha caído a mínimos de tres meses frente al dólar, en torno al 1,19, a la espera de que la semana que viene se reúna el Banco Central Europeo (la Fed lo hará en dos semanas).

Por último, en las operaciones de materias, el petróleo Brent ya está en máximos de enero 2020, por encima de 68 dólares por barril, gracias al nuevo acuerdo de la OPEP para alargar un mes más el recorte pactado de producción, con un sacrificio mayor por parte de Arabia Saudí.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin