Divisas

Atasco del euro en 1,20 dólares: la primera gran firma de Wall Street ya apuesta por un giro bajista

  • Para Bank of America la clave está en la brecha de producción
  • EEUU la cerrará este año y la zona euro no lo hará hasta 2024
  • Los 1,25 dólares siguen siendo el consenso del mercado para este año

Hasta las sacudidas del mercado de bonos, las subidas del euro frente al dólar estaban descontadas. Pero algo está empezando a cambiar para el mercado. Bank of America apuesta un euro a 1,15 dólares a final de año, aunque el consenso del mercado los sigue situando en 1,23 dólares.

Los analistas de Bank of America defendían hasta hace poco que el dólar subiría en lo que resta de año, pero, con la reciente volatilidad del mercado y repunte de los intereses, han cambiado de opinión. EEUU ya está en la rampa de salida de la recuperación. "La evidencia histórica sugiere que una recuperación estadounidense más rápida debería conducir a un dólar más fuerte", explican.

Los expertos apuntan a que el desacoplamiento de EEUU en el crecimiento, en particular frente a la zona euro, y los tipos de interés más altos favorecen la subida del billete verde. "Esto sugiere que el el cruce euro dólar debería estar por debajo de su equilibrio a largo plazo (entre 1,20 y 1,25), nuestro pronóstico para para fin de año es de 1,15 dólares, en comparación con un consenso de 1,23 para 2021 y 1,25 para 2022".

Para estos expertos la clave está en la brecha de producción (es la diferencia entre la producción real y la producción potencial). Bank of America apunta a que EEUU cerrará su brecha de producción este año, mientras la zona euro no lo hará hasta 2024. "La brecha de producción relativa es históricamente fuerte correlacionado con el euro dólar y también si se tiene en cuenta su punto de equilibrio, esto sugiere que el euro debería estar por debajo de su equilibrio a largo plazo (entre 1,20 y 1,25 dólares) cuando la brecha de PIB de la eurozona es más negativa que la brecha de PIB de EEUU".

"En gran medida estas correlaciones están impulsadas por políticas monetarias divergentes, cuando la zona euro tiene una brecha de producción que EEUU, el BCE tiende a tener una postura de política monetaria más flexible que la Fed", comentan. Y añaden: "la normalización de la política de la Fed es cuestión de tiempo, y nuestro llamado es que se anuncie la reducción gradual de la QE en la reunión de diciembre".

Desde el pasado mes de noviembre, el euro ha cotizado por encima de los 1,20 dólares con facilidad, a pesar de que el Viejo Continente mostraba mayores debilidades económicas. Y parecía que iba a ser la tónica de este año. Pero la victoria de Biden y la aparición de la inflación ha frenado a la moneda europea.

"El dólar debería haber funcionado mucho mejor en los dos primeros meses del año por el despliegue mayor de vacunas en EEUU y el aumento de los intereses en los bonos de EEUU", explican desde ING. Esta firma todavía cree que el euro llegará a los 1,25 dólares durante el segundo trimestre.

Desde el punto de vista técnico, "la cotización del eurodólar aún podría consolidar más tiempo antes de retomar la senda alcista hacia objetivos en los 1,2450-1,2550 dólares por euro", comenta Joan Cabrero, asesor de Ecotrader.

En los tres días que han transcurrido de marzo, el euro sigue clavado en la zona de cambio de 1,20 dólares. En lo que va de año, la moneda común se deprecia en torno a un 1,2% frente al billete estadounidense, pero acumula una subida del 8% en doce meses.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin