Bolsa, mercados y cotizaciones

Leonardo, la antigua Finmeccanica, va camino de anotarse su mejor mes en bolsa en veinte años

  • En lo que va de año, las acciones pierden un 45% de su valor
  • El 80% de los analistas que siguen a la firma aconsejan comprar sus acciones
  • Se suceden los pedidos importantes y una posible salida a bolsa en EEUU
Avión convertiplano bimotor AW609, de Leonardo.
Madrid

El precio de las acciones de Leonardo, el fabricante italiano de la industria aeroespacial, ha subido casi un 40% en bolsa en lo que va de noviembre. Un dato que choca con las pérdidas del 45% que acumula en el año. Sin embargo, la revalorización que presenta este mes de noviembre es la mejor que ha experimentado desde noviembre de 1999, tomando como referencia el mes completo (38,1%). | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

De este modo, la antigua Finmeccanica que surgió de la agregación de compañías como Augusta Westland y AnsaldoBreda, ve cómo sus títulos cotizan a 5,71 euros a cierre del martes tras repuntar un 0,7% y otro 7,8% el lunes. Pero aún está lejos del máximo anual, los 11,82 euros, del que le separa un 107%; también a un 25% de los 7,14 euros (su mejor nivel desde los mínimos de marzo).

Las últimas dos semanas han sido muy activas en cuanto a noticias relacionadas con el negocio de Leonardo. En primer lugar, la compañía italiana ha manifestado su intención de sacar a bolsa en Nueva York su filial estadounidense DRS, que estaría valorada en 3.000 millones de dólares, según Leonardo.

Diagnostic/Retrieval Systems (DRS) se fundó en 1968 y entre sus primeros proyectos estaban los sistemas de detección submarina. Salió a bolsa en 1981, pero excluída tras su adquisición por parte de Finmeccanica (Leonardo) en 2008.

Por otro lado, la Marina estadounidense (Navy) ha hecho un pedido de 36 ejemplares más del helicóptero de entrenamiento TH-73A por medio de un contrato de precio fijo valorado en 171 millones de dólares. La fabricación se llevará a cabo en las instalaciones de la empresa en Filadelfia y se espera que hayan concluído en diciembre de 2022, según aseguró hace unos días el Departamento de Defensa.

Y esto no ha sido todo, porque Thales Alenia Space, el mayor productor europeo de satélites, y empresa conjunta de Thales y Leonardo, ha recibido dos pedidos de la Agencia Espacial Europea para construir al menos cinco satélites de monitorización terrestre para el programa Copérnico.

Los contratos están valorado en 950 millones de euros, y la misión a la que servirán estos pedidos "utilizará el espectrómetro de infrarrojos de onda corta para la
caracterización y cuantificación de los materiales de la superficie terrestre, incluyendo el suelo y las áreas de agricultura, silvicultura y minería", según informan desde Bloomberg, así como la temperatura de la superficie marina, entre otros objetos de investigación.

Un 80% de los 18 analistas de bancos de inversión siguen a Leonardo en bolsa, según el consenso de mercado que recoge Bloomberg. El precio objetivo de consenso para la acción de la compañía italiana es de 7,81 euros. Hasta ahí, todavía tiene un potencial alcista del 37% en los próximos doce meses.

Firmas como Intesa Sanpaolo valoran la acción de Leonardo en los 6,2 euros, mientras que Stifel Europe pone el precio objetivo en los 9 euros y Exane BNP Paribas, en los 10,4 euros.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Ninguno de los argumentos que se describen para aconsejar comprar acciones de esta compañía tiene nada que ver con sus perspectivas de ventas ni con nada parecido al valor de la empresa. Utilizar una supuesta noticia para hacer subir ficticiamente el valor de una empresa es ya my conocido en el mundo financiero.

Puntuación 2
#1