Bolsa, mercados y cotizaciones

El positivo de Trump podría ser el golpe definitivo que lleve a las bolsas a zonas de compra

  • El EuroStoxx 50 se encuentra a un 6% del soporte de los 3.000 puntos
  • El nivel clave para el Ibex 35 se sitúa en los 6.420 enteros

El dinero busca refugio desde primera hora de la mañana al suponer el positivo por coronavirus de Donald y Melania Trump un punto más de incertidumbre en plena campaña electoral en Estados Unidos. Las bolsas, que se habían quedado en tierra de nadie después de varias jornadas acercándose a soportes que representan una oportunidad de compra, según explican los expertos de Ecotrader, podrían haber recibido el golpe de gracia que las dirija directamente a los 3.000 puntos del EuroStoxx 50 o a los 6.420 del Ibex 35.

"Europa ha seguido consolidando en cierta manera los ascensos del pasado lunes y que haya necesitado tres jornadas para ello era un signo de debilidad que refuerza nuestra idea de que el rebote es vulnerable y previo a mayores caídas", apunta Joan Cabrero, asesor del portal de estrategia de inversión.

"Un rebote hacia los 3.240 puntos lo seguiríamos viendo vulnerable y previo a mayores caídas hacia los 3.000 puntos, lo que supondrían un descenso del 6% desde los niveles actuales, hasta donde insistimos que hay que esperar antes de plantearse comprar renta variable europea con una visión a medio plazo", añade el experto.

"En cualquier caso, seguimos vigilando atentamente la evolución de las bolsas europeas y en cuanto detectemos el momento de comprar lo indicaremos, esperando sobre todo a que Wall Street alcance las zonas de soporte como son los 10.300 puntos del Nasdaq 100 o los 3.055 puntos del S&P 500", concluye Cabrero.

Igual que en febrero y marzo la bolsa cayó como un peso muerto con la expansión mundial de la pandemia, ahora que la segunda ola ya está golpeando Europa, las caídas están siendo más paulatinas, como si se tratase de una hoja de un árbol. Desde comienzos de septiembre, los índices mundiales comenzaron a corregir las subidas de los meses anteriores ante el deterioro de las perspectivas macro y el repunte de nuevos casos de coronavirus, especialmente en el Viejo Continente, donde ya se baraja la posibilidad de asistir a un nuevo confinamiento en determinadas zonas.

Esperanzas sobre la vacuna

Sin embargo, a la vez que se están dando estas malas noticias, también hay lugar para la esperanza, depositada en la consecución de una (o varias) vacunas que nos ayuden a contrarrestar los efectos de la enfermedad dentro de pocos meses. Los más optimistas apuntan a este mismo mes de diciembre para el inicio del reparto de dosis, aunque probablemente habrá que esperar mucho más para que éste alcance a toda la población.

De esta forma, cada vez que las investigaciones dan un paso en falso, como ha sucedido con la que AstraZeneca desarrolla junto a la Universidad de Oxford en las últimas semanas, la bolsa reacciona a la baja. Por el contrario, cuando se anuncia un avance importante en la carrera por la vacuna, los inversores lo agradecen con compras, como sucedió en la jornada del jueves después de que el miércoles Moderna publicase en las páginas de The New England Journal of Medicine resultados de sus pruebas que apuntan a que su vacuna puede ser eficaz en personas mayores de 70 años, que desarrollarían anticuerpos y células inmunitarias como las personas jóvenes. Estos datos deberán ser ratificados en el ensayo de Fase III que la compañía tiene en curso.

Lagarde reconoce que el BCE se plantea copiar a la Fed en el cambio del objetivo de inflación

No obstante, el consejero delegado de la farmacéutica estadounidense, Stéphane Bancel confirmó en una entrevista a Financial Times que la vacuna no estará lista antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre, pese a la presión que está ejerciendo Donald Trump. De hecho, considera que lo más probable es que no pueda ser distribuida hasta primavera de 2021.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin