Bolsa, mercados y cotizaciones

Tras el dato de PIB toca medir el pulso al empleo en EEUU

  • Se espera que la tasa de desempleo baje al 10,5% en EEUU
  • La temporada de resultados empresariales continúa en el país
  • No hay eventos importantes de bancos centrales marcados en el calendario
Atentos al dato de empleo en EEUU
Madrid

Durante la próxima semana en Estados Unidos se conocerán los datos de empleo del mes de julio, y será importante para los mercados que no haya sorpresas en ese sentido para evitar sustos en una primera semana de agosto en la que el volumen de negociación podría caer por las vacaciones

Empieza agosto y para muchos inversores esto marca la necesidad de estar alerta. El mes vacacional por excelencia puede traer turbulencias en los mercados, con volúmenes de negociación menores de lo habitual que pueden generar episodios de volatilidad.

En el pasado se ha visto, en momentos como la devaluación del yuan por parte de China en agosto de 2015, que dejó caídas importantes en las bolsas mundiales.

Ahora, como no puede ser de otra forma, los inversores tendrán un ojo puesto en la evolución de los datos relativos a la pandemia y el número de contagios que se producen, y es obligado estar atentos a cualquier noticia que pueda surgir en torno a un nuevo posible confinamiento que castigaría aún más a la economía y podría dejar turbulencias en las bolsas.

Hay que estar atentos a cualquier noticia en torno a un nuevo confinamiento que castigaría aún más a la economía

Los datos de PIB que se han publicado en la última semana de agosto en países como Estados Unidos, Alemania y España son indicativos del daño que ha hecho en la actividad la paralización de la actividad económica por las medidas para frenar al virus. De hecho, estos datos dejaron huella en los mercados la semana pasada.

Al margen de los contagios y posibles medidas de confinamiento, para las que no hay una fecha concreta que marcar en el calendario, y que obligan al inversor a seguir pendientes de la actualidad política, la semana que viene hay algunos datos macroeconómicos que podrían también tener cierto impacto en los mercados, sobre todo si se producen sorpresas, ya sea positivas o negativas.

El evento macro más importante de la semana tendrá lugar en Estados Unidos: la publicación de los datos de empleo en el país, la primera economía del mundo, durante el mes de julio.

El viernes, a las 14:30 (hora española) se publicará el dato de contrataciones en el país en ese periodo y la expectativa que maneja Bloomberg es que se hayan producido 1,5 millones de nuevos empleos en el país durante el mes, un crecimiento más lento del que se produjo en junio, el mes anterior, cuando la creación de empleo fue de 4,8 millones de trabajadores.

La tasa de desempleo se quedaría en el 10,5% si se cumplen las estimaciones, una caída de 0,6 puntos desde el nivel de junio, el 11,1%. Si hubiese una desviación importante de las expectativas los mercados podrían reaccionar con volatilidad.

En Europa, los eventos más importantes son el dato de ventas al por menor en junio que se publicará el miércoles y que se espera muestre un crecimiento muy inferior en junio al que hubo en mayo: se estima un avance del 6,3% respecto al mes anterior, cuando en mayo el avance intermensual casi alcanzó el 18% (hay que recordar que abril fue el mes en el que más se paralizó la economía de la zona euro por el Covid-19). Además, el viernes también se conocerá la evolución de la balanza comercial y de la producción industrial de Alemania en junio.

Resultados y bancos centrales

En un momento en el que los bancos centrales están siendo la gasolina de los mercados, con los programas de estímulo que siguen inyectando en la economía, cualquier novedad en torno a estos organismos puede desestabilizar o generar un renovado optimismo entre los inversores.

Es por ello que, aunque no haya eventos importantes marcados en el calendario para la próxima semana, ni en el caso de la Reserva Federal estadounidense (Fed) ni en el del Banco Central Europeo (BCE), no habrá que perder de vista comentarios novedosos que puedan surgir, o publicaciones de entrevistas, a miembros de estos organismos.

Con la vista puesta más allá de la semana que viene, cabe recordar que a finales de agosto, en concreto los días 27 y 28, tendrá lugar el simposio de Jackson Hole, donde la Fed reúne a banqueros centrales e importantes académicos para tratar los temas de más actualidad económica. Este año, debido al Covid, el evento se hará de forma telemática por primera vez.

Al margen de los bancos centrales, hay que recordar que la temporada de resultados sigue en curso en Estados Unidos y la semana que viene será muy activa, con presentaciones de empresas de todo tipo de sectores, desde el petrolero, hasta el tecnológico, pasando por el financiero.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.