Bolsa, mercados y cotizaciones

Murata alimenta la ola del coche eléctrico y el 5G

  • La automoción ha sostenido las ventas en los últimos tres años
  • Huawei recurre a Murata para el suministro de componentes 5G
  • El beneficio neto alcanzará en 2022 un récord de 2.000 millones
Tsuneo Murata, presidente de Murata, muestra al robot ciclista. Imagen de archivo: Reuters.

La compañía japonesa recibe la mejor recomendación de comprar del sector para una empresa de su tamaño, está a punto de ponerse en positivo en bolsa tras la debacle de marzo y sus beneficios cotizan en el parqué con un descuento del 42%. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en la que Japón fue víctima y verdugo, Akira Murata se propuso transformar a sus veinte años la empresa familiar, que se dedicaba a fabricar piezas de cerámica usadas como aislante para electrodomésticos.

Así, añadiendo un poco de arcilla a la cerámica, que contenía óxido de titanio, fijando la mezcla con electrodos de plata y soldándola con alambre de plomo... el joven empresario puso a la venta los primeros condensadores cerámicos de titanio, capaces de almacenar electricidad en semiconductores.

Hoy, Murata Manufacturing, valor del fondo Tressis Cartera Eco30, asesorado por elEconomista, es uno de los principales productores de componentes electrónicos, en especial los condensadores cerámicos multicapa, pero también de dispositivos de tempori- zación, filtros de ruido, sensores, componentes de alta frecuencia o baterías.

De hecho, se quedó con el negocio de baterías de Sony en 2016, con la intención de prosperar en el segmento de los teléfonos inteligentes, las tabletas, las cámaras digitales y la automoción.

La acción de la firma japonesa valía a comienzos del ejercicio 6.671 yenes (unos 55,2 euros) y está a tan solo un 4% de ponerse en positivo en el año, después de una recuperación espectacular desde los mínimos de marzo en la Bolsa de Tokio.

El beneficio neto que esperaba el consenso de analistas para 2020 en el mes de enero ha caído un 25%, y ahora se prevé que la empresa nipona ganará 1.320 millones de euros este año y que en 2022 podría sobrepasar los 2.000 millones por vez primera. Para el periodo entre 2019 y 2022, se espera un crecimiento del beneficio neto del 38%, que será del 28% en el caso del beneficio operativo (ebitda).

"Murata será uno de los más rápidos en el sector en volver a beneficio récord", subrayan desde JP Morgan. "El mercado de los condensadores cerámicos multicapa [MLCC por sus siglas en inglés] es una vez más un mercado de crecimiento, impulsado por productos de gama alta relativamente grandes para infraestructuras IT y aplicación de automoción", explican desde el banco norteamericano.

También señalan que el sector del automóvil ha sostenido las ventas de condensadores de Murata en los tres últimos años y anticipan ganancias en las telecomunicaciones por el 5G.

"El Gobierno de China está promoviendo con entusiasmo el despliegue del 5G: es un mercado prometedor para nuestras [división de] partes", declaró hace poco Tsuneo Murata, presidente de la compañía, según recogió The Wall Street Journal. Gran parte de ese crecimiento viene por ser uno de los sumninistradores de Huawei, ahora que EEUU le ha cortado el grifo.

En comparación con sus competidores, Murata recibe una de las mejores recomendaciones de comprar del consenso de analistas, junto a Hitachi, Avary y Keysight Technologies. Además, es una empresa sin deuda, a diferencia de la mayoría de sus comparables.

Pero donde también sobresale Murata Manufacturing es en lo barato que cotizan sus beneficios en bolsa. El multiplicador de ganancias, que incluye la deuda, es de 8,6 veces, frente a la media de 14,9 veces del sector.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin