Bolsa, mercados y cotizaciones

Powell advierte que la incertidumbre que se cierne sobre la recuperación "es significativa"

Nueva York

En la apertura de su comparecencia ante el Comité Bancario del Senado, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha reconocido que existe una "incertidumbre significativa" sobre cómo será el ritmo de la recuperación económica en Estados Unidos. Además señaló los riesgos que enfrentan tanto las pequeñas empresas y como los estadounidenses de bajos ingresos.

Powell determinó que si bien algunos indicadores han mostrado una mejoría, todavía hay un largo camino por recorrer para que la economía del país recupere de nuevo los niveles previos a la pandemia del coronavirus.

"Los niveles de producción y empleo permanecen muy por debajo de sus niveles previos a la pandemia, y persiste una incertidumbre significativa sobre el momento y la fuerza de la recuperación", indicó en sus comentarios preparados antes de enfrentarse a las preguntas de los senadores. "Gran parte de esa incertidumbre económica proviene de la incertidumbre sobre el rumbo de la enfermedad y los efectos de las medidas para contenerla. Hasta que el público esté seguro de que la enfermedad está contenida, es poco probable una recuperación completa", añadió.

El guardián que vela por el pleno empleo y la estabilidad de los precios a este lado del Atlántico presenta en el Capitolio su informe semi-anual de política monetaria en un momento en que la Reserva Federal ha tomado medidas sin precedentes por paliar los efectos derivados de las medidas de confinamiento adoptadas por la administración Trump y los distintos gobiernos estatales.

Aunque puso de manifiesto la fuerte respuesta por parte de la institución, que no solo ha llevado los tipos de interés a niveles históricamente bajos, de entre el 0% y el 0,25%, sino que también engulle bonos del Tesoro y ha orquestado un buen número de iniciativas para garantizar el flujo del crédito, Powell se mostró particularmente preocupado por los desafíos que enfrentan las pequeñas empresas.

"Si una empresa pequeña o mediana se vuelve insolvente porque la economía se recupera muy lentamente, perdemos algo más que dicho negocio. Estas empresas son el corazón de nuestra economía y, a menudo, encarnan el trabajo de generaciones", indicó. De hecho, entre los múltiples esquemas puestas en funcionamiento se incluye un programa de préstamos dirigido a este tipo de entidades.

Las proyecciones publicadas la semana por el Comité Federal de Mercados Abiertos de la Fed (FOMC por sus siglas en inglés) telegrafían que la economía estadounidense podría contraerse un 6,5% este año, seguido de un crecimiento del 5% en 2021.

Esas previsiones encajan bien con los comentarios de Powell, anticipando una recuperación larga y constante, en lugar de un rebote inmediato. Si echamos un vistazo a las perspectivas del mercado laboral, los principales funcionarios de la Fed consideran que la tasa de desempleo terminará el año en el 9.3% y disminuye lentamente hasta el 6,5% a finales de 2021.

Es por ello que Powell tampoco se olvidó de recalcar el duro impacto que las condiciones actuales tienen sobre los miembros de la sociedad con menos ingresos. "Los hogares de bajos ingresos han experimentado, con diferencia, la mayor caída en el empleo, mientras que la pérdida de empleos de afroamericanos, hispanos y mujeres ha sido mayor que la de otros grupos", aclaró. "Si no se contiene y se revierte esta tendencia, la recesión podría ampliar aún más las brechas en el bienestar económico", dijo.

Como lo ha hecho en el pasado, el presidente de la Fed enfatizó que el banco central estadounidense continuará haciendo todo lo que esté en su mano para respaldar la recuperación, aunque no mencionó ninguna acción concreta. En estos momentos medidas, como el control de la curva de rendimientos, son algunas de las herramientas que las distintas mesas de inversión consideran que la Fed podría contemplar en los próximos meses.

Dicho esto, con los rendimientos actualmente en niveles muy bajos, todavía existe una baja necesidad para implementar políticas de este tipo, por lo que por ahora el énfasis de la Fed se mantendrá en garantizar que sus programas de préstamos funcionen sin problemas, en coordinación con las políticas fiscales en marcha.

Hasta la fecha, la Reserva Federal utiliza su autoridad bajo tiempos de emergencia para llevar a cabo acciones que retan su propio mandato, como la compra de bonos corporativos y fondos cotizados en el mercado secundario en colaboración con el Departamento del Tesoro. El principal funcionario insistió en que el banco central no tiene intención de intervenir en este mercado como "un elefante" y señaló que solo busca cumplir con su promesa, pero con un exceso de precaución. Powell fue claro al indicar que sus programas están diseñados para apoyar el "empleo y el gasto" de las empresas, no solo para apoyar el funcionamiento del mercado. 

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin