Bolsa, mercados y cotizaciones

El Dax ya ha recuperado la mitad de toda la caída tras el 'sprint' del final de mayo

El acuerdo europeo para el fondo de reconstrucción y la buena evolución de diversas investigaciones para encontrar la vacuna del Covid-19 han propulsado a las bolsas para cerrar mayo en positivo, por segundo mes consecutivo. Sin embargo, en Europa la brecha entre los índices fuertes como el Dax y el resto solo se ha estrechado ligeramente.

Mayo ha sido un mes de una sensación continua de que el chicle alcista no se podía estirar más y de que tocaba volver a poner los pies en el suelo de los parqués. Sin embargo, el apetito inversor y algunas esperanzas sanitarias en forma de vacuna han conseguido mantener en pie ese impulso alcista iniciado a mediados de marzo y que ha dejado, por el momento, una recuperación histórica en las bolsas de todo el mundo.

Así pues, el famoso sell in May and go away no ha sido rentable para los que hayan seguido el consejo, ya que las principales bolsas de todo el mundo han cerrado mayo con ganancias, después de un final de mes fulgurante que ha revertido los descensos de las primeras semanas.

Finalmente, los parqués europeos han registrado ascensos que han ido desde los 2,5 puntos del Ibex, el Ftse Mib y el Cac, hasta los más de 6 que ha repuntado el Dax alemán desde el 1 de mayo.

La referencia del Viejo Continente, el EuroStoxx 50, ha remontado algo más de un 4,5% en este periodo. Al otro lado del Atlántico, la tecnología sigue imponiendo la ley del más fuerte y, a media sesión del viernes, acumulaba un ascenso mensual de más de un 8%, frente al 6% que cosechaba el S&P 500. En Europa, el único índice que ya ha recuperado la mitad de toda la caída es el Dax alemán.

El bando bajista fue el que tuvo el control durante la primera parte del mes, a tenor de una crisis sanitaria que no terminaba de controlarse y un nuevo aumento de las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos y China, que podía poner en peligro el acuerdo comercial logrado en enero.

Además, la división entre la Europa del norte y la del sur a raíz de las ayudas para la reconstrucción económica tampoco había sentado bien a los mercados, algo que ha sido parcialmente arreglado esta semana con el acuerdo de la Comisión Europea para crear un fondo de 750.000 millones que parece satisfacer a ambas partes y que "ayudará a evitar las divergencias en Europa que pondrían en peligro a la divisa comunitaria", argumentan desde la gestora Edmond de Rothschild.

"El reciente apoyo de Alemania, cuya influencia diplomática podría influir en estos países más reacios, explica el actual optimismo de los mercados", añaden.

Por el bando de los alcistas, la buena evolución de las investigaciones para desarrollar un tratamiento contra el coronavirus ha jaleado en las últimas dos semanas a las bolsas, primero con la vacuna de la estadounidense Moderna y posteriormente con su homóloga de CanSino en Pekín y la de Novavax esta misma semana.

Asimismo, la temporada de resultados del primer trimestre del año ha finalizado, dejando sorpresas positivas a ambos lados del Atlántico, cuyas compañías han conseguido mayoritariamente alcanzar las previsiones de los analistas, ya de por sí muy pesimistas, y que han dejado una caída del beneficio del 22% en Europa y de casi el 8% en Wall Street.

"Hay que tener en cuenta que el impacto del coronavirus solo tuvo reflejo en la última parte del trimestre", advierte Victoria Torre, de Singular Bank. "En este contexto, los inversores han prestado menos atención a los resultados en sí y se fijan más en las previsiones para los próximos meses, para los que ha habido cancelaciones de dividendo y de objetivos, debido a la impredicibilidad del contexto económico", añade Torre.

A nivel macro, lo más destacado de los últimos días ha sido la actualización de las peticiones de subsidio por desempleo, que ya superan las 40 millones y la contracción del PIB de un 5% en el primer trimestre en Estados Unidos.

La semana que viene habrá datos PMI de mayo y la reunión de tipos del BCE, en la que presumiblemente aprobarán un aumento del PEPP (Programa de Compra de Emergencia por la Pandemia).

El mejor mes para el crudo en 20 años

Hay que remontarse a marzo de 1999, hace ya 21 años, para encontrar un mes tan alcista en los precios del petróleo como este mes de mayo, en el que el crudo ha rebotado más de un 37% en el caso del Brent y un 77% en el del West Texas, que han vuelto a niveles de mediados de marzo gracias a la reactivación de la demanda mundial, el fin de la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia y los recortes productivos de los países ajenos a la OPEP.

En el mercado de deuda, mayo se ha saldado con compras de bonos periféricos y ventas del americano y alemán.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin