Bolsa, mercados y cotizaciones

Estos son los 20 'zombies' que aún 'bailan' sobre el parqué español

  • Empresas que encadenan 3 años pagando un interés por su deuda mayor que su ebit
Las 20 empresas 'zombie' de la bolsa española
madrid

La era de los tipos de interés negativos en la zona euro está siendo un caldo de cultivo adecuado para la proliferación de las empresas zombies. Se conoce con este término a las empresas que tienen una situación de deuda insostenible, y que sobreviven gracias al crédito barato, como ocurre ahora, con el Banco Central Europeo (BCE) manteniendo los tipos de interés de referencia en el 0%, y la facilidad de depósito en el -0,5% para la banca de la región. Son muchos los analistas que llevan ya tiempo alertando del impacto negativo que tiene este tipo de política monetaria, que propicia la aparición de este tipo de compañías.

Hay que recordar que este año, con la caída de las rentabilidades de la deuda que ha tenido lugar en los mercados ante la nueva oleada de estímulos del BCE, ha habido incluso bonos corporativos en el mercado de la zona euro cuyas rentabilidades han caído por debajo de 0, sin tener siquiera la calificación de grado de inversión por parte de las agencias.

Los 'zombies' en España

Desde el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) definen a los zombies como "firmas que no son capaces de cubrir sus costes financieros con sus beneficios durante un periodo de tiempo extenso". Flossbach Von Storch concreta más a la hora de identificar a estas empresas y considera zombie a "las compañías que encadenan tres años consecutivos sin que su ebit no sea suficiente para cubrir los intereses que tienen que pagar por la deuda", una definición que ya publicaron a finales del año pasado.

Tomando esta definición como referencia, y usando los datos consolidados que recoge FactSet de las empresas de la bolsa española, al cierre de 2018 en el Índice General de la Bolsa de Madrid hay 20 firmas zombie, casi un 18% de las 113 compañías que conforman el parqué. Son Adolfo Domínguez, Service Point, Montebalito, Urbas Grupo Financiero, Pescanova, General de Alquiler de Maquinaria, Oryzon Genomics, Nueva Expresión Textil, Berkeley Energía, Sniace, Aedas Homes, Corporación Empresarial de Materiales de Construcción, Pharma Mar, Grupo Ezentis, Tubos Reunidos, Deoleo, Quabit Inmobiliaria, Duro Felguera, Abengoa y OHL, ordenados de menor a mayor diferencia entre los intereses pagados por la deuda, y su beneficio. Así, la situación de la constructora es la que peor se presenta, mientras que Adolfo Domínguez es la que más cerca estuvo en 2018 de volver a tener un resultado positivo entre su beneficio bruto y los intereses que paga por su deuda.

El temor a los zombies por parte de los inversores está justificado, según los expertos. Y es que estas empresas corren un riesgo importante, si no cambian sus dinámicas de tener un endeudamiento demasiado elevado para sus beneficios. Los expertos avisan de que, en el momento en el que los tipos de interés suban, aumenta la morosidad y se materializa el riesgo de quiebra.

Las políticas monetarias ultra expansivas "han dañado la competitividad natural de los mercados, conduciendo a la aparición de compañías zombies, que mantienen el suministro agregado de bienes y servicios en niveles elevados", explican desde Natixis IM. "Cualquier incremento significativo en los tipos de interés dispararía el coste del servicio de la deuda", avisa la compañía de gestión de activos francesa, lo que llevaría a "un incremento en la morosidad corporativa".

Eso sí, no sólo las empresas se exponen a los riesgos de los bajos tipos de interés: "No sólo las compañías se convierten en zombies", señalan desde Flossbach Von Storch, quienes añaden que "los individuos o los fondos de inversión también se ven amenazados por esta posibilidad, como cuando se endeudan para adquirir activos inmobiliarios con muy altas valoraciones", algo que recuerda a lo que ocurría antes de la crisis financiera global en nuestro país.

Con la llegada de Lagarde a la presidencia del BCE de momento no ha cambiado el posicionamiento del banco central, que ha empezado en noviembre con un nuevo programa de compras de deuda, y no hay perspectivas de subidas de tipos en el horizonte tras evaluar el mensaje de la presidenta del BCE en su primera reunión al frente de la institución. Desde Pimco señalan cómo "no esperamos cambios radicales en la política monetaria del BCE durante todo el año 2020, a menos que se produzca un holocausto zombie" o, por el contrario, "un milagro en la inflación".

Vértice 360º y Solaria vuelven a la vida en 2019...

No todas las compañías que se convierten en zombies perpetúan esta situación hasta desaparecer. Para algunas, tener que asumir pagos de intereses que superan su beneficio neto es una situación temporal que, maniobrando bien, termina por dejarse atrás. Este año, dos de las 19 compañías que, con los datos a cierre de 2017, estaban en esta situación, han conseguido el antídoto para revivir. Se trata de Vértice 360º y Solaria, dos empresas que parecen haber dejado lo peor atrás.

Vértice 360º consiguió, a cierre de 2018, que su beneficio operativo volviese a ser superior a los intereses que pagaba por su deuda. En concreto, logró una diferencia de 3,7 millones de euros, y la compañía consiguió alcanzar un beneficio neto de 1,8 millones de euros en el conjunto del ejercicio. La empresa ha presentado este año un nuevo plan de negocio en el que pretende, entre otras cosas, distribuir 15 títulos de estreno en 2020, y seguir a un ritmo de 16 al año hasta 2023, incluido. Bajo el paraguas de este plan estratégico la compañía calcula que ganará 3,1 millones de euros en 2019, 9 millones en 2020, 13,2 millones en 2021, 16,5 millones en 2022 y 20,6 millones en 2023. En la última presentación de resultados la empresa pareció querer dar carpetazo a su etapa como zombie y empezar a pensar en el futuro, ya que destacó que con el dinero de la última ampliación de capital, llevada a cabo en junio, de 12 millones de euros, la compañía ya tiene suficiente liquidez para hacer frente a toda su deuda financiera.

Solaria también ha dejado atrás su condición de zombie. Al cierre de 2017 las perspectivas no eran ya tan malas para la empresa, teniendo en cuenta que cerraba ese año consiguiendo que su diferencia entre pago de intereses y ebit fuese de -0,1 millones.

Se trata de una empresa dedicada a la fabricación, desarrollo y gestión de plantas de generación de energía fotovoltaica, un sector en auge durante los últimos meses, y que, desde IG, destacan que podría ser una de las compañías más beneficiadas de un gobierno basado en el acuerdo entre el Partido Socialista y Podemos: "Ambos partidos en su acuerdo hablan de una transición ecológica justa para luchar contra el cambio climático. De materializarse en políticas concretas, algunas firmas que podrían beneficiarse son Audax Renovables, Solaria, Solarpack", señalan.

La empresa española ha pasado por un buen año en bolsa, con una revalorización de sus acciones del 70%, una subida que no ha sido suficiente para que los analistas dejen de recomendar comprar sus acciones: de media, los 5 expertos que siguen a la empresa así lo hacen, y le otorgan un potencial alcista sus títulos de más del 16%. La empresa recibió un fuerte impulso en bolsa en octubre, cuando anunció que había recibido una respuesta positiva en el Informe de Viabilidad de Acceso de su mayor proyecto fotovoltaico, una planta en Guadalajara que por sí sóla cubre el 15% del objetivo de generación al que se ha comprometido la compañía hasta el año 2023.

Tras cerrar 2018 con un beneficio neto de 21,7 millones de euros, el consenso de mercado espera que las ganancias de la empresa de energía solar crezcan un 127% hasta el cierre de 2021, un año en el que los expertos esperan que gane 48 millones de euros. Los analistas esperan que Solaria cierre este año con un apalancamiento (deuda sobre ebitda) de 8,1 veces, que irá bajando paulatinamente, hasta cerrar 2021 en 6,4 veces.

...Ezentis, Pharma, Aedas, Berkeley y Pescanova sucumben

Hasta 5 compañías han ingresado este año en el grupo de firmas que llevan 3 ejercicios seguidos, como poco, pagando intereses por deuda por encima del beneficio operativo. Se trata de Aedas Homes, Pharma Mar, Grupo Ezentis, Berkeley Energía y Pescanova, ordenados de mayor a menor capitalización bursátil. Cabe destacar que, para las 3 primeras, que tienen al menos 2 analistas siguiéndolas, según FactSet, la recomendación de los expertos es de compra, especialmente clara en el caso de Aedas.

La socimi se ha visto afectada por el profit warning que ha llevado a cabo su competidora Neinor Homes este año, pero las perspectivas de los expertos apuntan a que los inversores habrían castigado en exceso a la empresa, a la que otorgan un potencial de casi el 50% en este momento. Este mismo mes la compañía ha publicado que, durante los primeros 11 meses del año ha vendido 1.540 casas, un 40% más que en el mismo periodo de 2018. Ese año la empresa consiguió salir de pérdidas y ganar 2 millones de euros durante el ejercicio, un beneficio que subirá, en opinión de los expertos, hasta los 49 millones este año y que seguirá incrementándose hasta alcanzar 116 millones en 2021.

PharmaMar también es una nueva incorporación a los zombies, con visos a dejar de serlo pronto. La buena recomendación que le dan los expertos ha demostrado ser acertada en 2019, un año en el que la compañía ha subido más del 191% en bolsa, la empresa más alcista de todo el Índice General de la Bolsa de Madrid, amparada por unos analistas que esperan que la empresa pase de perder 33 millones de euros este año, a ganar 74 el año que viene. Las noticias más recientes de la compañía justifican su último arreón en bolsa: ha anunciado el mayor acuerdo comercial de su historia, por el cual tendrá la licencia exclusiva para distribuir un medicamento en Estados Unidos, una operación por la que recibirá un pago inicial de 180 millones de euros, a los que se les podrían sumar 720 euros más si se cumplen ciertos objetivos.

Berkeley depende de las licencias que consiga para poder empezar a tener actividad en nuestro país

Ezentis también tiene recomendación de compra, por parte de los dos analistas que la siguen, quienes esperan que la empresa también pase de pérdidas a beneficios en 2019, de perder 12 millones el año pasado, a ganar 6 en 2019.

En cuanto a Berkeley, sus acciones parecen moverse en función de las expectativas que hay para que la empresa consiga licencias para abrir minas y explotar recursos naturales en España, como Uranio, para el que está intentando conseguir una licencia para un proyecto en Salamanca. El caso de la minera es algo peculiar, ya que no está basado en un exceso de apalancamiento: hasta 2018 no ha tenido que hacer frente a pago de intereses, al no estar endeudada, pero tenía resultados negativos al no tener actividad. Para la compañía, que empezó a cotizar en julio de 2018, todo parece depender de las licencias que consiga para poder empezar a tener actividad en nuestro país.

En cuanto a Pescanova, las acciones de la firma pierden más de un 27% en el ejercicio, una de las empresas más bajistas en 2019 de toda la bolsa española. La compañía ha anunciado este año un nuevo plan estratégico, con el objetivo de retomar su actividad comercial en Sudamérica. No tener seguimiento por parte de los analistas es un reflejo del riesgo que asume el inversor que entra en este tipo de compañías, para las que no hay estimaciones ni recomendación.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Y Naturgy, Ence, Sacyr.? O son cortos y bajistas los que se tiran como buitres?

Puntuación -1
#1
Malaga
A Favor
En Contra

Si esto fuese un país medio serio el pago de deuda sería deducible como en Estados Unidos... pero por eso ellos son potencia mundial y nosotros mierda.

Puntuación 1
#2