Bolsa, mercados y cotizaciones

Norsk Hydro y las grandes compañías mineras, optimistas por el compromiso de China con el crecimiento en 2020

  • La firma noruega podría beneficiarse de un aumento de la inversión china
  • Todavía conserva un consejo de comprar, pero está cerca de perderlo
  • El ebitda caerá un 22% este año, según el consenso del mercado
Fundición y modelado de aluminio en una planta de Norsk Hydro.

Fue el viernes pasado cuando se reunió el máximo organismo de decisión colectiva de China, el politburó que preside Xi Jinping, y en el que sus 25 miembros se comprometieron a "evitar los riesgos financieros sistémicos" en 2020 y a mantener el crecimiento en un "rango razonable", según informó la agencia estatal de noticias Xinhua. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

La economía china experimenta su menor crecimiento en décadas. Creció un 6% en el tercer trimestre del año y las primeras indicaciones apuntan a una mayor desaceleración en noviembre y en el próximo año, con un panorama que empeora en el ámbito del comercio, la confianza de los consumidores y los precios de fábrica, señalan desde Bloomberg.

Así, las grandes compañías mineras han cotizado este lunes con subidas la información que llegaba del centro neurálgico del poder en Pekín. Que China quiera hacer frente a la ralentización de su crecimiento con una mayor inversión, ha animado a los productores de metales, hierro, alumino y oro en el parqué.

Como es el caso de Norsk Hydro, el fabricante noruego de aluminio que extrae de las minas de bauxita en Brasil, donde está la planta de Alunorte, que produce la mayor cantidad de este metal fuera de China. Tras el embargo de la producción que sufrió esta planta por parte de las autoridades brasileñas desde finales de 2018, a causa de un vertido contaminante en el río Pará, se prevé que vuelva a funcionar a pleno rendimiento en el segundo semestre de 2020.

La acción ha repuntado un 21% desde el mínimo anual que registró en agosto

Norsk Hydro, que forma parte del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30, ha visto cómo su acción repuntaba por encima del 2% este lunes, en la que ha sido su mayor subida diaria desde el 4 de noviembre. De este modo, recupera el 4% del valor que perdió la semana pasada -su cuarta semana consecutiva de caídas-.

Tras un año en el que ha habido más meses negativos (siete) que positivos, los títulos de la compañía noruega acumulan ya tres meses seguidos al alza (septiembre, octubre y noviembre), lo que ha recortado algo las pérdidas anuales del 18%. La acción registró su mínimo anual en agosto, un nivel que no se veía desde 2016, y ha repuntado desde entonces un 21%, hasta la zona de las 32 coronas noruegas actuales. Su máximo anual lo marcó bien estrenado el año, el 16 de enero, en las 41,5 coronas.

Las subidas durante la sesión también se han visto en BHP, Rio Tinto, Anglo American, ArcelorMittal y SSAB, entre otros. Los economistas de Citi prevén que el crecimiento mundial será ligeramente mejor el año que viene de lo que lo ha sido este año, y que vendrá sobre todo de los países emergentes.

"La demanda de aluminio verá una recuperación modesta en 2020", escriben desde UBS

Norsk Hydro obtuvo un 20% de sus ingresos en Estados Unidos, como muestran los últimos datos recogidos por FactSet de diciembre de 2018. Un 56% procedía de Europa y casi un 12%, de la región de Asia-Pacífico. Entre sus mayores competidores en la producción de aluminio, se encuentran la firma canadiense Rio Tinto Alcan, la rusa Rusal y la estadounidense Alcoa.

Desde UBS opinan que la "debilidad de la demanda, el precio del aluminio y una inversión en capital elevada" limitarán los ascensos de la acción, por lo que decidieron a finales de la semana pasada abandonar la recomendación de comprar que le otorgaban al valor y que ahora pasa a ser de mantener.

"La demanda de aluminio verá una recuperación modesta en 2020", escribe el analista Daniel Major, del banco estadounidense, y estima que "se tardará tres o cuatro años en absorber los excedentes".

El consenso de analistas que sigue a Norsk Hydro muestra una recomendación general de comprar, pero que se acerca peligrosamente a mantener. No había estado tan cerca de perder el consejo favorable desde marzo de este año.

Las previsiones apuntan a una caída del beneficio operativo (ebitda) del 22% en 2019 con respecto al ejercicio anterior, frente al aumento del 33% que se esperaba para 2019 a comienzos de este año. No obstante, y según las previsiones actuales, se prevé que el beneficio bruto crezca un 40% entre 2018 y 2022, año este último en que podría superar los 2.000 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0