Bolsa, mercados y cotizaciones

El 'baile corporativo' deja de crecer por primera vez desde el año 2012

  • La actividad en fusiones y adquisiciones también descenderá en 2020
  • Las operaciones caen por el conflicto comercial y la inestabilidad geopolítica

La actividad en materia de fusiones y adquisiciones se ha reavivado en las últimas semanas de la mano de BME. La opa de Six sobre la gestora de las bolsas en España, y el interés de otras compañías como Euronext, ha vuelto a resaltar para los inversores más domésticos el papel que el baile corporativo juega en el mundo de la inversión.

E igual ocurre a nivel internacional, donde la compra de Tiffany's por parte de LVMH, ha vuelto a poner de manifiesto que las adquisiciones siguen siendo una estrategia de crecimiento, cuanto menos importante, para las empresas en todo el mundo.

Muestra de ello son también los últimos anuncios por parte de Charles Schwab, que confirmó la compra de TD Ameritrade en un intercambio de acciones valorado en 26.000 millones de dólares, el de Novartis, que informó de la adquisición de The Medicines Company por un total de 9.700 millones de dólares, o los rumores que apuntan a que la francesa Kering, dueña de marcas como Gucci, se compre la italiana Moncler.

Sin embargo, esta agitación corporativa de última hora no sirve más que para maquillar los datos del conjunto del año, que tanto en España como a nivel global muestran una desaceleración en este sentido.

Según los datos de Bloomberg, internacionalmente este año tiene visos de ser el primero de los últimos siete en el que se reducirá el número de operaciones corporativas que se han registrado en el mercado. A falta de pocas semanas para que se cierre el ejercicio, este será el primer año desde 2012 en el que se produzca un decrecimiento de la actividad en lo que a número de operaciones se refiere. Mientras, el volumen también retrocederá este año por primera vez desde 2017.

Y eso es algo que se deja sentir en las cifras de las entidades más ligadas a este tipo de negocios, como los bancos que suelen asesorar y gestionar en las operaciones corporativas. "Las compañías financieras Wells Fargo y Citigroup presentaron beneficios por encima de lo esperado por los analistas, pero las ganancias del gigante Goldman Sachs cayeron un 26 por ciento durante el tercer trimestre del año, debido a la poca actividad en el sector de fusiones y adquisiciones", asegura Alexander Londoño, analista del bróker ActivTrades. Y así se espera que siga siendo en el futuro más inmediato según las perspectivas a nivel nacional e internacional.

Sin mejora el próximo año

Según aseguran desde Baker McKenzie, despacho de abogados especializado en este tipo de transacciones, la actividad de fusiones y adquisiciones descenderá ligeramente en España en 2020, pasando de 937 transacciones a 892, un descenso cercano al 5 por ciento según sus previsiones.

Un movimiento que va en línea con lo pronosticado en el informe Global Transaction Forecast, elaborado por la firma estadounidense en colaboración con Oxford Economics. "Es lógico que se modere la actividad vistos los conflictos comerciales y la inestabilidad geopolítica", aseguran Enrique Carretero y Javier Menor, quienes aluden a "contexto económico global tenso y desapacible".

En este sentido, desde la firma auguran que el cierre de operaciones a nivel global experimentará "una resaca continua en 2020, debido a la actual incertidumbre económica mundial y al riesgo de recesión global". "Y es que", concluyen desde la misma entidad, "no podemos escapar de los flujos y reflujos de los mercados y la interconexión existente entre las principales economías mundiales".

Pese a que los datos de Bloomberg reflejan un descenso acusado en los tres principales mercados agregados (Estados Unidos, Europa y Asia) en 2019 se han producido igualmente operaciones de gran tamaño.

Es el caso de la protagonizada por Raytheon y United Technologies en Estados Unidos, que puede alcanzar los 90.000 millones de dólares si finalmente acaba llegando a buen puerto. O la de Celgene, que en marzo se lanzó a adquirir Bristol Myers por más de 85.000 millones de dólares. Con un menor tamaño -algo más de 83.000 millones de dólares-, aunque también en el sector farmacéutico, se encuentra la que llevarán a cabo Allergan y Abbvie, que está previsto que se cierre en marzo de 2020.

Dentro de nuestras fronteras, además de la operación que se está gestando sobre BME, los últimos movimientos se están produciendo en el ámbito de las empresas de telecomunicaciones, con Telefónica planteando la posible venta de sus filiales salvo la de Brasil, y con Cellnex anunciando la compra de torres a Orange por 260 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0