Bolsa, mercados y cotizaciones

Nutrien aprende a 'falar' portugués para ganar en Brasil

  • La compañía planea invertir entre 200 y 300 millones en Brasil en cinco años
  • EEUU y Canadá representan alrededor de un 75% de las ventas
  • Nutrien es el mayor exportador de potasa de Canadá
Planta de producción de Nutrien en América del Norte.

La compañía líder en la producción de un fertilizante como la potasa en Canadá busca crecimiento en Latinoamérica, después de conquistar el mercado norteamericano y tener por delante un aumento del beneficio del 30%. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30

¿Se acuerda de recitar la tabla periódica? Haga memoria, aunque no mucha, porque lo que nos interesa es el cuarto elemento de la primera columna, el potasio, de la especie de los alcalinos, cuyo símbolo químico es la K por su nombre latino -kalium- y cuya denominación es un derivado de la potasa, un tipo de sales minerales que se utilizan como fertilizante para que las plantas crezcan y las cosechas sean abundantes.

Canadá es el mayor productor mundial de potasa -junto a Rusia, Bielorrusia y China- y también posee más reservas que nadie: un 23% del total, según cifras correspondientes a 2017 del organismo Natural Resources Canada. ¿Y quién es el mayor productor canadiense de potasa? Hasta hace poco era The Mosaic Company, pero a principios de 2018 le quitó el puesto Nutrien, valor del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30, que surgió de la fusión de Agrium y Potash Corporation.

China e India han retrasado las importaciones por la acumulación de reservas

Los precios de la potasa cayeron en el tercer trimestre del año, por un lado, por las inundaciones que ha sufrido el campo en la región del Medio Oeste de Estados Unidos y, por otro lado, porque "los clientes en mercados extranjeros clave han echado mano de las reservas acumuladas durante la primera mitad de 2019, retrasando nuevos contratos anuales en China e India", según explican desde Nutrien.

La compañía ha rebajado sus previsiones de ganancias para este año, aunque confía en un 2020 con mayor demanda. Sin embargo, el beneficio operativo (ebitda) de Nutrien previsto para 2019 será un 9% más bajo de lo que se esperaba en enero, según el consenso del mercado que recoge FactSet. Se prevé que gane 3.718 millones de euros en el presente ejercicio y que entre 2018 y 2021 el beneficio bruto aumente un 33%.

Brasil es la gran apuesta de Nutrien: quiere liderar la distribución agrícola en el país

Además de Estados Unidos y Canadá, de donde procede casi el 75% de sus ingresos, la intención es que el crecimiento llegue de Argentina y Brasil. En el país que inventó el tango, la presencia de Nutrien es todavía tentativa. Quieren invertir en la producción de urea, por medio de su filial gaucha Profertil, que ha creado una compañía conjunta con YPF. El caso es que en Nutrien prefieren esperar a que los argentinos comiencen a bombear gas de los yacimientos de Vaca Muerta, porque necesitan el gas natural para producir la urea.

Entre tanto, Nutrien, que recibe una recomendación de comprar desde su creación, no pierde el tiempo en Brasil, su gran apuesta. Los planes de la firma canadiense pasan por convertirse en el líder de la distribución agrícola en la tierra de la samba, según reconoció el consejero delegado de la compañía, Chuck Magro, en declaraciones a Bloomberg.

Magro anda a la caza de empresas brasileñas a las que absorber y parece que planea invertir entre 200 y 300 millones de dólares anuales en Brasil en el próximo lustro -este año adquirió el productor local Agrichem-. En Nutrien prevén que las plantaciones de soja y maíz en el vergel brasileiro se van a incrementar. Y con ello, su potasa, su urea y sus fosfatos encontrarán más cultivos que abonar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.