Bolsa, mercados y cotizaciones

Guerra por BME: hay margen para que la oferta alcance los 43 euros

  • El valor de la firma superaría los 3.630 millones de euros
Foto: Efe.
Madrid

Si algo ha quedado claro en el mercado tras las últimas jornadas, es que el interés de Six y de Euronext en hacerse con BME es solo el principio de lo acabará siendo una guerra de OPAS. Una batalla de batallas que ha dado comienzo de manera oficial con una oferta (la de la firma suiza) sobre los títulos de la española que la valoran en 2.843 millones de euros –a razón de 34 euros por acción–, pero que puede acabar dando mucho de sí para los accionistas de la gestora de bolsa española. Sobre todo si se tiene en cuenta el contexto que rodea la operación y los múltiplos a los que cotizan los principales protagonistas del mercado.

El mejor ejemplo de ello es el que ofrece el principal actor del mercado en el Viejo Continente, la London Stock Exchange Group, que capitaliza cerca de 28.000 millones de euros y que cotiza, según las estimaciones del consenso de mercado recogido desde FacSet, a un EV/ebitda (el valor de la empresa, entendido como la suma de capitalización y su deuda, en relación con su beneficio bruto) de 19,4 veces.

Teniendo en cuenta dichos datos, una oferta por BME podría hacer alcanzar a sus títulos la cota de los 43,42 euros, algo que supondría valorar a la firma en 3.631 millones de euros, lo que aún daría un margen de movimiento a la acción de casi el 21% desde los niveles de cierre del martes.

Y esta cifra no es desdeñable si se tiene en cuenta el interés que ha ido suscitando con el paso de las horas la acción de BME. Así lo demuestran las informaciones que apuntan a que otros gestores de bolsa como Deutsche Boerse, que ofrece índices tales como el Dax alemán y que capitaliza más de 26.000 millones de euros, hayan mostrado su intención en pujar por la empresa dirigida por Javier Hernani.

La bolsa alemana, la quinta por capitalización del sector en el mundo, es la última a la que se le achaca interés en una operación que según alertan algunos analistas puede empezar a ser "cara". Y es que, desde el departamento de análisis de Deutsche Bank afirman que, dadas las cifras anunciadas el martes por SIX, una contraopa por parte de otras compañías como Euronext dejaría de ser interesante "financieramente hablando" aunque estratégicamente siguieran teniendo sentido. E igual opinan los analistas de Citi, quienes creen que "Euronext no tiene la potencia de fuego suficiente como para igualar la oferta de SIX en efectivo, por lo que tendría que emitir acciones y / o proceder con un intercambio de acciones".

En este sentido, solo las empresas con mayor músculo financiero estarían capacitadas para acometer una operación que supondría valorar a BME por encima de los 2.800 millones de euros. Y según la calificación crediticia otorgada por S&P, la nota de la bolsa alemana es ligeramente superior a la de la suiza.

De hecho, Deutsche Boerse cuenta con una caja superior a los 18.000 millones de euros, según los datos de cierre de 2018, la segunda más elevada de todas las empresas de este ámbito tras la de la bolsa de Hong Kong, que intentó hacerse con la bolsa de Londres, algo que cambiará de cara a 2019 según las estimaciones de los expertos.

Entre las firmas que no tienen caja en el sector, Euronext ofrece una capacidad de endeudamiento que alberga pocas sospechas. No en vano, su ratio de apalancamiento (la relación entre la deuda de una compañía y el beneficio bruto de la misma) es inferior a las 0,3 veces según los datos de recogidos desde FactSet a cierre de 2018. Por detrás de ella se situaría la británica London Stock Exchange, con una ratio de 0,6 veces.

El sector en cifras

Por beneficios, Deutsche Boerse también se colocaría como una de las grandes favoritas del mercado. No en vano, según los datos recogidos por el consenso de mercado, la teutona es la compañía que más incrementará sus ganancias de cara a 2019: un 22%, hasta superar los 1.000 millones de euros.

BME cotiza pegada al precio de la oferta de Six.

Esta cifra récord para la compañía tudesca, contrasta con el retroceso del 8% que se espera para los beneficios de BME este año. Asimismo, los números de la germana suponen superar el ritmo de crecimiento de sus competidores, Euronext y London Stock Exchange Group, que elevarán sus ganancias a un ritmo del 18%.

Por recomendación, en cambio, la situación es diferente. Deutsche Boerse se cuela entre las firmas que tienen un peor consejo entre las 10 más grandes del sector tras la australiana ASX y la propia BME, cuyo consejo de venta se mantiene invariable. Euronext, en cambio, disputa el puesto de firma con mejor consejo de compra a la estadounidense Intercontinental Exchange, una de las firmas de mayor capitalización del mundo con 46.600 millones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.